NFC: ¿Evolución o revolución?

16/05/2011

NFC: ¿Evolución o revolución?

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
DIA 0,73 EUR 10,30% Operar
ITX 24,36 EUR 1,20% Operar
IBE 6,30 EUR 0,80% Operar
BKIA 2,85 EUR 0,49% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

En los últimos quince años hemos visto cómo, progresivamente, el teléfono móvil ha añadido a sus funciones básicas de “voz y mensajes de texto” otras muchas que han permitido al usuario mejorar el acceso a sus servicios, hacer un mejor uso de su tiempo.

8712.NFC_2D00_-Evoluci_F300_n-o-revoluci_F300_n

En algunos casos el teléfono móvil ofrece un canal adicional de acceso a servicios que ya existían previamente, mientras que en otros el móvil ofrece posibilidades que antes simplemente no estaban.

Nos podemos preguntar: ¿Cuántas veces al mes operamos con nuestro banco a través del móvil? ¿Cuantas canciones descargamos en el móvil en una semana? ¿Cada cuánto tiempo sincronizamos nuestra agenda de contactos? ¿Cuántas veces utilizamos el GPS de nuestro teléfono para encontrar la ruta óptima? Parece evidente que no todas las funciones del móvil generan en el usuario la misma recurrencia ni tienen para este la misma relevancia.

El sistema NFC (Near Field Communications) funciona bajo el principio de “tocar con el móvil para obtener un servicio de proximidad” y está diseñado para mejorar la experiencia de usuario, con especial foco en determinados servicios de muy alta recurrencia o de gran relevancia para el cliente.

Por ello es lógico que las iniciativas más frecuentes de proyectos relacionados con “acceso a servicios de proximidad a través del móvil” estén centradas en el segmento de los medios de pago y en el entorno del transporte público.

Un usuario puede pagar con su tarjeta financiera en el móvil bajo el principio de “tocar para obtener el servicio”, realizando sus operaciones con mayor rapidez. El móvil ofrece la capacidad de diseñar productos con pantalla y teclado, con muchas más posibilidades de interacción con el usuario, y de configuración del servicio por parte de este, que las obtenidas utilizando otras soluciones de proximidad.

Algunas experiencias realizadas hasta la fecha muestran que los pagos a través del móvil inducen al usuario a una mayor utilización de su tarjeta financiera, en comparación con las soluciones clásicas de tarjeta plástica.

Asimismo, el usuario cíclico de transporte público realiza 2, 4, 6… trayectos al día, por lo que mejorar en cada una de esas interacciones supone un paso significativo en la percepción del servicio.

Pero NFC es mucho más.

Permite llevar en un solo dispositivo la tarjeta de control de acceso de la empresa o la llave de la habitación, una variedad de tarjetas de crédito o de títulos de transporte, la tarjeta de embarque de un vuelo o la reserva de un hotel, obtener información de proximidad de un museo o del metro, intercambiar información persona-persona o entrar al cine…

Y ofrece mecanismos para que el usuario pueda descargarse sus servicios en el móvil de forma electrónica, en movilidad o en su casa, sin tener que esperar colas innecesarias en el lugar de recarga.

NFC es por tanto una “herramienta” que ayuda al usuario a hacer una gestión integral de múltiples servicios ciudadano.

Pero estas soluciones de proximidad, y las capacidades de gestión remota de todo el ciclo de vida de los servicios, implican la creación de un “ecosistema” complejo abierto a la colaboración entre operadoras de telecomunicaciones, bancos, cadenas de hoteles, compañías aéreas, distribuidores, “terceros de confianza” y proveedores de servicios en general. El cambio de mentalidad va a ser algo progresivo, pero ya se están dando pasos importantes.

Como actividades pioneras en la paulatina adopción de servicios basados en NFC destacamos algunas, aunque en los últimos meses han aparecido numerosas otras iniciativas en nuestro país.

Ejemplo uno: la Empresa Municipal de Transportes de Madrid.

Ejemplo dos: Distrito C de Telefónica.

 

En resumen:

  • NFC ofrece al usuario mayor facilidad en la utilización y gestión de una gran variedad de servicios, con una comodidad no existente hasta la fecha;
  • y ofrece a las operadoras de telecomunicaciones y los proveedores de servicios, de una multiplicidad de sectores, oportunidades de negocio sin precedentes;
  • moviliza a algunas entidades hacia una oferta convergente de servicios y ofrece a otras un canal de relación con el cliente no existente previamente;
  • es un primer paso hacia el paradigma del “Internet de las cosas”, que sin duda reutilizará parte del ecosistema NFC.

Near Field Communications: ¿Evolución o revolución?

 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados