No hay que temer a los fantasmas

02/06/2011
Etiquetas Suscribirse
asm
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CIE 23,16 EUR 2,84% Operar
VIS 62,95 EUR 1,37% Operar
IAG 6,34 EUR 0,51% Operar
SGRE 9,77 EUR 0,35% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Los malos datos macro han regresado a las portadas y la crisis de deuda soberana en Europa no las abandona, con todo lo que ello implica para la sostenibilidad de la recuperación económica y para las posibilidades de ascenso en la renta variable, así que los "preocupados" inversores han preferido alejarse del riesgo y optan por las ventas a media mañana: CAC (-1,23%); DAX (-1,24%); FTSE (-0,91%); e Ibex35 (-0,55%; 10.278,50 puntos).



Sin embargo, el excéntrico y optimista analista de CNBC, Jim Cramer, hacía ayer una llamada a la calma y a atemperar el miedo, tras el sell-off que vivió la renta variable estadounidense, y es que, las malas noticias ya son viejas conocidas para todos nosotros. En este sentido, Jim Jubak, nos pide también que no tengamos miedo a los fantasmas, ya que ahora contamos con dos lecciones útiles para afrontar nuestros temores.



?Muchos inversores están preocupados porque el reciente pull back se convierta en un nuevo mercado bajista. (?) La renta variable es acosada constantemente por el espíritu del mercado bajista de 2000 y por la crisis financiera de 2008. Cada vez que el petróleo cae o la plata se precipita, puedo sentir cómo los dedos helados de 2008 recorren mi espalda y leo e-mails de miedo en mi correo?.



No obstante, añade este experto, ?el miedo no es malo. Recordar los periodos bajistas del pasado está bien?, y es que, en su opinión, ?el temor es tan esencial para los mercados financieros como la esperanza. Sin la última, nadie compraría nada, mientras que sin el primero todo el mundo compraría todo?. Así, afirma, ?en teoría, los inversores se mueven del pánico al miedo racional según la crisis se traslada también al \'espejo retrovisor\'. Eso sí, no debemos olvidar que lo reflejado en un espejo está más cerca de lo que parece?.



Pues bien, declara Jubak, ?se supone que debemos haber aprendido algo de la crisis, algo que hace que nos hará más difícil repetir nuestros errores en el futuro, algo que nos ayudará a no saltar ante cada alarma que suene en el mercado?. Pero, ¿qué es?



- LAS CRISIS LLEGAN PRECEDIDAS DE UNA SOBREVALORACIÓN

EXTREMA, incluso podríamos decir que es prácticamente un requisito previo. Evidentemente, advierte, la sobrevaloración es muy difícil de reconocer. Cuando estalló la burbuja de Internet todo el mundo parecía tener claro que iba a suceder, sin embargo, la crisis subprime nadie la vio venir, recuerda.



Entonces, ¿en qué grado de sobrevaloración estamos ahora? ?Depende del mercado que miremos, pero si usted está preocupado acerca de una burbuja convencional le puedo decir que el peligro es relativamente bajo. Los mercados emergentes, por ejemplo, tienen unos ratios precio/beneficio no muy altos, y modesto es también este ratio en el caso de los sectores estadounidenses que mejor se han comportado en 2010 y 2011.



La preocupación por los peligros de la Zona Euro parece más real, afirma. ?Grecia va camino de la bancarrota, a menos que reciba más dinero, y veo muy difícil que Portugal pueda evitar seguir sus pasos. Así, si quebrar es el final de su ruta, sus bonos están extremadamente sobrevalorados?. Por otra parte, no podemos olvidarnos de España. En su opinión, la caída de nuestro país es la última posibilidad, ?pero entiendo el miedo. Si España entra en crisis, todos los mecanismos implementados hasta ahora serán insuficientes?.



No obstante, Jubak considera que, en el peor de los supuestos posibles, la crisis de deuda soberana en Europa se limitará a algunos de los bancos del Viejo Continente. ?Sí, será un reto para el Banco Central Europeo (BCE), para el Fondo Monetario Internacional (FMI) y para las autoridades de la región, pero el problema parece estar limitado a dichas entidades y no parece implicar al sistema financiero internacional.



Asimismo, tampoco podemos dejar de lado todos aquellos activos cuya sobrevaloración es difícil de reconocer, como por ejemplo los bonos del Tesoro estadounidense o el mercado inmobiliario chino. Sin emba

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados