Al cierre: el desagradable trilema de Alemania, por Goldman Sachs. La cumbre se acerca

15/10/2012
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
DIA 0,90 EUR 5,36% Operar
ACX 11,72 EUR 2,81% Operar
COL 8,86 EUR 2,37% Operar
GRF 23,28 EUR 2,28% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 15 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- Hace un año, los analistas de Goldman Sachs advertían que la crisis del Euro planteaba para Alemania un “trilema” desagradable. Explican estos analistas al revisar de nuevo la situación del Viejo Continente, que “si las autoridades germanas quieren preservar el Euro tal y como lo conocemos, tendrán que aceptar, al menos temporalmente, tanto una ‘mutualización’ como una ‘monetización’ significativa de la deuda que han acumulado los países de la periferia. La negativa a aceptar estos dos caminos conducirían al Euro a la ruptura de una forma u otra”.

La ‘mutualización’, explican estos expertos, “implica la transferencia de este riesgo al balance presupuestario de Alemania y, por ende, al de sus contribuyentes. La expansión de los mecanismos de rescate europeos que se ha producido ha implicado un incremento de este fenómeno con respecto al año pasado”. Sin embargo, matiza la firma estadounidense, “los límites políticos a este proceso (como hemos podido ver con la reciente decisión judicial del Tribunal Constitucional germano de restringir el papel del ESM) están a punto de ser alcanzados, al menos mientras la periferia no demuestre más avances en sus procesos de ajuste”.

Mientras, continúan desde Goldman Sachs, “la ‘monetización’ implica la transferencia de los riesgos fiscales y soberanos al balance del Banco Central Europeo (BCE) y, por lo tanto, aunque de forma indirecta, a los contribuyentes alemanes (entre otros). El traspaso de los riesgos periféricos a la máxima autoridad monetaria de la Zona Euro a través de sus programas de compra de deuda (SMP) y de sus inyecciones de liquidez al sistema financiero (LTROs) ha sido extenso”, y seguirá siéndolo: “En ausencia de una resolución más fundamental de la crisis del Euro y con nuevas compras de bonos sobre la mesa, mediante el programa OMT, es probable que la ‘monetización’ siga adelante y sea cada vez mayor, mientras Alemania adopta una posición más reactiva que proactiva respeto al manejo de la crisis”.

Y es que, concluyen estos analistas, la república “capitaneada” por la canciller Angela Merkel ha optado por resolver su desagradable “trilema decidiendo no decidir. Con la incertidumbre que aún hoy (desde hace un año que elaboraron el primer análisis sobre el que se basa el actual) rodea a la capacidad de las autoridades europeas de implementar las reformas fiscales, estructurales e institucionales que hagan al Euro viable, las posibilidades de que Alemania opte por retrasar su decisión sobre cómo desentrañar su ‘trilema’ son altas. Por tanto, nuestro escenario base para Europa pasa por más movimientos para ‘salir al paso’ por parte del Viejo Continente, asociados a más ‘monetización’ vía BCE”.

Con Berlín decidida a no decidir; las autoridades europeas enfrentadas sobre la implementación de los acuerdos a los que llegaron en junio y cuyo fin era (y es) salvar al Euro (especialmente sobre la delicada cuestión de la nueva supervisión bancaria única); Atenas al límite de sus fuerzas (una vez más); y España en la cuerda floja (noviembre es la fecha que se maneja ahora para el “rescate total”); la renta variable del Viejo Continente ha optado por las compras. Con subidas del 0,60% de media cierran las Bolsas europeas la primera sesión de una semana que estará marcada por otra nueva cumbre europea, de la que de nuevo no se espera ninguna resolución.

Así, explican desde Link Securities, “como viene siendo habitual en la Zona Euro, los problemas no se afrontan ni se resuelven, los acuerdos no se respetan y cada Gobierno de la región mira siempre por sus propios intereses. Este es el principal motivo por el que los inversores creen cada vez menos en el potencial de esta región, y así lo demuestra el comportamiento de los últimos tres años de los mercados de deuda y de renta variable”. En este sentido, los expertos de UniCredit afirman tajantes que “el juego de la espera continuará y, aunque nos sigue gustando la periferia, somos conscien

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados