Seguro de protección de pagos

30/12/2013

Seguro de protección de pagos

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SGRE 15,21 EUR 3,08% Operar
ACX 7,86 EUR 0,92% Operar
CIE 22,56 EUR 0,71% Operar
AENA 175,00 EUR 0,52% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Un seguro de protección de pagos es un seguro que va ligado a operaciones financieras de gran envergadura como un préstamo hipotecario pero que también podemos contratar en otro tipo de operaciones para obtener una mayor tranquilidad. Los seguros de protección de pagos cuentan con una serie de características que conviene tener en cuenta como, por ejemplo, los elementos a los que se hace referencia en el contrato. Vamos a verlos con más detalle.

 

En el contrato del Seguro de Protección de Pagos encontramos la figura del tomador, que es la persona que contrata el seguro, la figura del asegurado, que es la persona que se beneficia del seguro; y el beneficiario que es la persona que recibe el beneficio pactado en el seguro.

 

Otros elementos que aparecen en el contrato  son:

 

boton Capital asegurado: Se trata de la totalidad de cuotas del préstamo o de la cantidad de capital que se asegura en este contrato.

 

boton Hechos asegurados: Se trata de las situaciones frente a las que nos cubre el seguro que pueden ser el desempleo o situaciones de incapacidad temporal, por ejemplo.

 

boton Prima: Se trata de la cantidad que se paga por el seguro.

 

boton Periodo de carencia: Se trata de un periodo de tiempo en el que el seguro aún no se encuentra vigente o no tendría ningún efecto de producirse algún siniestro.

 

boton Fanquicia: Se trata de una cantidad económica que corre a cargo del asegurado cuando se solicita la activación del seguro. Podríamos poner como ejemplo la franquicia de los seguros del automóvil. Si ésta está establecida, por ejemplo, en 300€ esto significa que al comunicar un siniestro, si la reparación total de nuestro vehículo cuesta 3.000€, nosotros pagamos los 300€ iniciales pactados como y el resto del capital corre a cargo da la propia aseguradora.

 

Un dato importante a tener en cuenta es que en el contrato suele haber un apartado de “exclusiones” que hace referencia a las situaciones especiales que NO cubre el seguro y que conviene leer muy detenidamente para no caer en confusiones.

 

Para no fallar en la contratación de nuestro seguro de protección de pagos conviene tener en cuenta los siguientes consejos:

 

boton Comparar entre todas las ofertas disponibles.

boton Leer completamente el contrato del seguro antes de firmarlo.

boton Consultar detenidamente los periodos de carencia.

boton Consultar las condiciones de renovación para evitar sorpresas.

boton Tener claro el periodo de vigencia del seguro.

boton No olvidarnos de renovar el pago de la póliza.

boton Estudiar detenidamente las franquicias y asegurarnos de contar con el importe de la misma en caso de necesitar hacer uso del seguro.

 

El Seguro de Protección de Pagos es un producto muy útil que nos puede beneficiar mucho en caso de vernos en una situación comprometida con el pago de nuestra hipoteca. El truco para sacarle el mayor partido reside, básicamente, en tomarnos un tiempo prudencial para analizar toda la oferta disponible y encontrar el que mejores condiciones nos ofrezca. ¿Con qué compañía has pactado tu seguro de protección de pagos? ¿Qué ventajas te ofrece? 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados