Italia puede obtener lo que no desea... y España seguir mejorando.

04/03/2013
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENC 3,74 EUR 3,72% Operar
MTS 16,10 EUR 3,40% Operar
ITX 28,92 EUR 3,14% Operar
MEL 7,80 EUR 2,77% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

3583.2634517514_5F00_cc1f6640e0Bersani, líder del centroizquierda, ha lanzado un ultimátum a Grillo para formar un gobierno de transición o “de lo contrario, todos a casa”. Eso significaría convocar nuevas elecciones, justo lo que Napolitano, el Presidente de la República, y la CE quieren evitar a toda costa. Teniendo en cuenta que quien recibe el ultimátum es un individuo que se hace llamar Pepito Grillo (esa es la traducción de Beppe Grillo), que es payaso profesional (lo expreso con todo el respeto a tan honorable profesión) y que ha recibido tantos votos de descontentos que se ha aupado como fuerza política más votada, el acuerdo no sólo no parece probable, sino que cualquier desenlace puede resultar absolutamente imprevisible.

Curiosamente cuando peor parece la situación es cuando el ingenio italiano desborda y sorprende. Esperemos que así sea porque no encuentro ningún racional que pueda deshacer este nudo gordiano… salvo actuar como Alejandro Magno en la acrópolis de Gordion cuando, sencillamente, cortó con su espada el nudo atado al carro y, cumpliéndose la leyenda, se le abrieron a continuación las puertas de Asia. ¿Quién puede ahora cortar este nudo gordiano en lugar de entretenerse en intentar deshacerlo?. Quien lo haga accederá al gobierno de Italia. Lamentablemente, la única alternativa que queda es Berlusconi. ¿Puede cortar con su espada este enredo y cerrar un acuerdo de gobierno provisional contra natura con Bersani?. Grillo dirige el partido más votado pero no puede gobernar porque considera una traición a su electorado cualquier pacto. Bersani es la segunda fuerza más votada y está dispuesto al pacto, pero nadie quiere pactar con él. Y Berlusconi ha dado de nuevo la sorpresa, siendo capaz de convertirse en la fuerza que decida quién y cómo gobierna Italia. ¿Qué sería menos malo, un pacto con Berlusconi o la convocatoria de elecciones?

Siendo malas cualquiera de las alternativas, la situación no hace sino favorecer el posicionamiento relativo de España, como dijimos nada más conocer el desenlace electoral: hoy el diferencial España  - Italia se reduce a 24 p.b., viene de 85/100 p.b. y defiendo que, salvo que alguien corte este nudo gordiano  italiano, se convertirá en cero.

Valentina_A via Compfight cc

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados