¿Bajada de impuestos? Extremadura abre la veda

14/06/2013

¿Bajada de impuestos? Extremadura abre la veda

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
BKIA 1,07 EUR 6,25% Operar
BKT 4,41 EUR 6,11% Operar
CABK 2,08 EUR 6,07% Operar
SAB 0,34 EUR 6,03% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

 

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago (PP), ha puesto esta semana sobre la mesa un tema tabú en estos tiempos de crisis económica generalizada que vivimos: la bajada de impuestos. El Parlamento extremeño acogió el anuncio de supresión de varias cargas fiscales, entre las que destaca el que grava la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en el tramo que es competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma, una medida de la que se beneficiará a 430.000 ciudadanos, lo que equivale al 90 por ciento de los extremeños.



Esta recorte en materia de impuestos bonificará a los contribuyentes con rentas inferiores a los 24.000 euros y supondrá un ahorro anual para el ciudadano de 23,35 euros (10 millones de euros en total), cifra meramente simbólica pero que ha traído consigo un terremoto político en todas las autonomías.


No en vano, al descenso del IRPF se suman otros para incentivar el consumo y la actividad empresarial: en el canon regional de saneamiento (impuesto creado recientemente y que ahora descenderá un 30  por ciento), deducción del 20 por ciento en el tramo autonómico del IRPF por inversiones empresariales, reducción del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y bajada de los tipos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos  Documentados y Exenciones. En total, otros 12 millones de euros que también dejarán de ingresar las arcas extremeñas.


Como cabía esperar, las reacciones políticas no se han hecho esperar. Mientras que el propio Monago  reconocía abiertamente que su medida “no es un acto de rebelión” y aclaraba que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “está totalmente de acuerdo porque se basa en la estabilidad de las cuentas”, otros líderes regionales mostraban su rechazo a la medida argumentando que Extremadura puede tomar estas medidas fiscales tras beneficiarse de las ayudas que le corresponden como compensación establecida en el Modelo de Financiación interautonómico. No es de extrañar que desde Cataluña o Baleares se alce la voz y se ponga este acto como un ejemplo de la inviabilidad de este sistema de reparto que, según destacados dirigentes, perjudica gravemente a quienes más aportan.


Lo cierto es que Extremadura es una de las pocas autonomías que puede presumir que haber hecho sus deberes. El nivel de déficit bajó a los parámetros establecidos por el Gobierno central para las autonomías y tras un duro ajuste en los últimos años, José Antonio Monago ha dado un primer paso y, de camino, un toque de atención al Palacio de la Moncloa: se puede hacer política también con reducción de impuestos. Y ése es el camino que quieren seguir otras comunidades, como Madrid o Cantabria, que reconocen su intención de tomar medidas de este tipo en cuanto las condiciones mejoren.


 

Mientras tanto, el ejecutivo de Mariano Rajoy tiene sus miras puestas en la actualización de las previsiones de crecimiento por parte de la Unión Europea. Así lo reconoció el ministro de Economía, Cristóbal Montoro, en un clima de tensión ante la previsible recesión que echaría por tierra los durísimos ajustes realizados por la Administración central en los últimos años para reducir el déficit en torno al 12 por ciento. 


Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados