Los analistas valoran la reforma energética: creíble para el déficit, lastre para el sector

15/07/2013
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TRE 23,82 EUR 4,80% Operar
ELE 20,16 EUR -0,20% Operar
AENA 139,60 EUR -0,29% Operar
IBE 6,57 EUR -0,45% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 15 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- “La reforma ya está aquí”. Así presentan los analistas de Bankinter su análisis sobre la nueva normativa energética que el viernes aprobaba el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que, como primera consecuencia, trajo consigo un desplome para las compañías del sector. Valores que, como no podría ser de otra forma, hoy rebotan, especialmente REE (+2,11%; 39,1500 euros), que se coloca como mejor título del Ibex 35 a estas horas. No obstante, los descensos previos hacen saltar las alarmas para José María Rodríguez, analista de Bolsamanía: “Ahora me pregunto, tras la caída de las utilities, qué sector podría liderar los rebotes (si los hubiera)” en el selectivo español. “Un Ibex sin bancos y sin eléctricas es imposible que suba por lo que, o mucho cambian las cosas, o me temo que seguiremos mostrando más debilidad que el resto de bolsas europeas”. De hecho, Acciona es ahora el peor valor del índice, se deja un 2,99% (hasta los 36,8150 euros); seguida de Gas Natural (-0,94%; 14,2000 euros).



No sólo estos expertos han “analizado” la regulación que trata de atajar un déficit de tarifa que actualmente asciende a unos 4.500 millones de euros anuales (lo que arroja un total de 26.062 millones de euros a mayo de 2013), también se han pronunciado UBS, Credit Suisse, JP Morgan y Ahorro Corporación Financiera (ACF), de momento. Pero antes de abordar sus “explicaciones” abordemos el Real Decreto 9/2013. Establece que el desequilibrio tarifario sea asumido principalmente por las compañías (2.700 millones frente a los 2.100 millones; esta cantidad se repartirá al 50% entre el Régimen Ordinario y el Especial), mientras que Estado y consumidores se reparten 900 millones cada uno; el primero vía Presupuestos Generales y los segundos a través de un incremento de peajes (el recibo de la luz subirá un 3,2% a partir de agosto).



“La reforma contempla cambios normativos para que el sistema sea flexible y se adapte a las circunstancias para evitar así nuevos desequilibrios en el futuro”, explican desde Bankinter. Mientras que ACF destaca los siguientes detalles: Remuneración al régimen especial en función del bono a 10 años +300 puntos básicos para la vida del proyecto revisable cada seis años; retribución al Transporte y la Distribución también en función del bono a 10 años y un diferencial de +200 puntos básicos a partir de 2014; amplía el límite de avales de la Administración por importe de 4.000 millones para que puedan ser titulizados por el FADE (Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico); recoge el 50% del extracoste de las extrapeninsulares vía Presupuestos (los 900 millones que “pone” el Estado); reduce los pagos por capacidad variando el incentivo de la inversión hasta los 10.000 euros por megawatio (MW) y año; modifica la asunción del coste del bono social; revisa los peajes de acceso; y reduce los impuestos al carbón desde los 0,65 euros por gigajulio hasta los 0,15 para usos profesionales.



Con todo, el impacto en las compañías se reparte a partes iguales entre las eléctricas tradicionales y las renovables. Así, REE ya lo ha cifrado en 100 millones de euros, esto es, un 8% de su EBITDA y un 25% del beneficio neto ajustado. Este recorte se debe a la “menor retribución al transporte”. Así, Bankinter calcula que otros 800 millones por la distribución se los repartirán Endesa e Iberdrola; mientras que los 450 millones restantes, “por menores pagos en concepto de capacidad”, afectarán principalmente a los ciclos combinados, por lo que Gas Natural será de las más perjudicadas. “En cuanto a las renovables, verán un cambio sustancial en el modelo de cobro de subvenciones, lo que seguramente dé lugar a una batalla legal”, concluyen.



UBS define esta nueva normativa -“peor de lo esperado”- como un “cambio radical”. Reconoce que podría eliminar el déficit de tarifa, pero lo hará a un “alto coste”. Así, sus primeras estimaciones pasan por una reducción de entre el 5% y el 10% en las ganancias de las compañ

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados