Aniversario de Draghi y dudas en Japón

29/07/2013
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 8,72 EUR 2,83% Operar
TRE 22,50 EUR 1,67% Operar
ANA 78,44 EUR 1,32% Operar
BKT 7,68 EUR 1,29% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

“Algunos buenos datos económicos (subida del PIB por encima de lo previsto en Inglaterra y Corea, subida del índice IFO de confianza empresarial alemana...), algunos buenos resultados empresariales y la estrategia de \'estabilidad prefabricada\' de los Bancos Centrales a la que aludíamos la semana pasada, han conseguido, una semana más, que los mercados financieros avancen hacia el fin de julio con pequeños movimientos laterales, tras las fuertes sacudidas de junio.



Las Bolsas americanas han logrado mantener sus máximos históricos de todos los tiempos, con el Nasdaq y el Dow Jones subiendo ligeramente (Nasdaq +0,7% Dow +0,3%) y con el S&P 500 casi plano en la semana. En las plazas europeas hemos visto como nuestro Ibex 35 ha sido la estrella de la semana, al subir más de un 5% ayudado por Telefónica y por los Bancos, seguido de cerca por las Bolsas portuguesa (+4,3%) y griega (+3,4%) y algo más de lejos por la italiana ( Mib +1,8%) y la francesa (Cac +1,1%). De nuevo el Dax alemán ha funcionado mal, cayendo un 1% en la semana.



Pero la sorpresa ha venido de Japón, ya que le triunfo de Shinzo Abe en las elecciones del pasado domingo parecía garantizar una subida del Nikkei, y sin embargo la realidad ha sido que el Nikkei ha caído un 3,15% en la semana, siendo el tercer peor índice del mundo. Una caída que pone en cuestión la agresiva estrategia de QE "cualitativa" puesta en marcha por el Banco de Japón el pasado 4 de abril.



Así, en el aniversario de las famosas palabras de Draghi en Londres vemos como la política del "whatever it takes" ha funcionado bien en la zona euro, donde las turbulencias de hace un año por estas fechas parecen ya cosa del pasado, pero sin embargo esa misma filosofía de la inyección monetaria sin límites y "as long as needed" hace aguas en Japón, ya que justo después del triunfo de Abe el pasado domingo ha subido el yen, ha bajado el Nikkei y, eso sí, la inflación ha subido un 0,4% en junio, pero por la subida de costes energéticos de importación y no por la reactivación de la economía.



Para explicar por qué lo que funciona en la Zona Euro aparentemente sin embargo no funciona en Japón podríamos dar varias razones. La primera es que lo que quiso Draghi fue estabilizar los mercados, y lo consiguió, ya que los banqueros centrales tienen muchas armas para estabilizar. Pero lo que quiere el Banco de Japón es generar crecimiento en una economía como la japonesa largamente estancada y eso es mucho más difícil, tal vez imposible, para un banquero central. De hecho, la Zona Euro sigue en recesión un año después de las palabras de Draghi. La estabilización se puede prefabricar, el crecimiento no. Una segunda razón podría ser que el BCE lleva aun poco tiempo practicando políticas monetarias no convencionales y por eso sus anuncios tienen efecto, en tanto que Japón lleva ya bastante tiempo inyectando dinero, bien es verdad que con menor intensidad que la desplegada a partir del 4 de abril, y por eso esas inyecciones han ido perdiendo efectividad. Una tercera reflexión es que la Zona Euro y sus países miembros han hecho, aunque sea de forma muy limitada, algunas reformas y ajustes, y eso es lo que permite la eficacia de las acciones de apoyo del BCE. En Japón las reformas estructurales de Abe están todavía por verse.



La consecuencia de todo lo anterior para la zona euro es que hay que ir mucho más allá con las reformas y con los ajustes, en lugar de fiar todo a la acción del BCE. La lección interesante para Europa es que solo se vuelve al crecimiento con reformas profundas y con limpieza previa de la parte de la deuda acumulada que es impagable. Si no se va por esta vía los problemas, como ha dicho Jürgen Stark, el antiguo miembro del Consejo del BCE, vendrán en el otoño, tras las elecciones alemanas. Y serán problemas gruesos.



En todo caso, como decíamos al principio, los mercados, a punto de finalizar julio, dan señales de gran tranquilidad, apoyados en buenos resultados empresariales (con alguna

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados