Al cierre: ante la era de la crisis del crecimiento... una estrategia y cinco normas, por Jim Jubak

09/07/2013
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 8,72 EUR 2,83% Operar
TRE 22,50 EUR 1,67% Operar
ANA 78,44 EUR 1,32% Operar
BKT 7,68 EUR 1,29% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 09 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Hoy por hoy, sea cual sea la región, la respuesta de la política económica o el propio sistema económico es que “el crecimiento es difícil de alcanzar”, recuerda el prestigioso analista Jim Jubak. En este sentido, explica que “los sistemas económicos basados en el control del Estado (como Rusia o China) han visto caer sus ratios de crecimiento; aquellos asentados sobre la creación de crédito para el consumidor (por ejemplo, Brasil) han tropezado y no parecen poder levantarse; mientras los sistemas cuyas esperanzas están puestas en el dinero barato de los bancos centrales (es el caso de Estados Unidos) no ven el crecimiento que debería ir de la mano de los billones de deuda que se han creado en los balances de las autoridades monetarias; por último, las economías, como la Zona Euro, que han combinado deuda barata con austeridad presupuestaria, no apuntan tampoco a historias de éxito”. Entonces, la gran cuestión que debemos plantearnos es ¿por qué?

En opinión de este excéntrico inversor, “si queremos saber dónde poner nuestro dinero en la próxima década, qué cantidad de riesgo podemos permitirnos y qué rentabilidad podemos esperar, debemos entender la razón que subyace tras la ralentización del crecimiento. Y voy más allá de este concepto para llamarlo: \'Crisis global de crecimiento\'”. Este experto dice tener “una explicación (…) pueden juzgar si tiene sentido o no para ustedes y si puede ayudarles como guía para sus decisiones: creo que la crisis global en el crecimiento se asienta sobre la base de décadas de muy muy malas decisiones a la hora de asignar el capital”. Y es que, afirma, “demasiado se ha ido a productos irónicamente improductivos”. Además, añade, la inundación de dinero barato por parte de los bancos centrales no ha hecho más que multiplicar los efectos negativos de esta mala asignación de activos “haciendo creer a todo el mundo que el dinero es realmente barato y abundante, justo cuando nos dirigimos a una era de capital escaso y caro; permitiendo a los gobiernos creer que podrían solucionar todos los problemas con dinero barato; y alentando a los países a retrasar decisiones e inversiones hasta casi el \'final del partido\'”.

Por tanto, si usted es un inversor con visión a largo plazo, este es el tiempo “de sobreponderar la economías que tienen las mejores oportunidades de escapar de la crisis (ya sea por inteligencia o suerte) y de infraponderar aquellas que muestran señales de profundizar en la misma, así como de adoptar estrategias de selección de acciones que nos ayuden a evitar lo peor de este \'bache\'”. Así, dentro del primer “equipo” Jubak incluye a México y Brasil, mientras que Rusia y la Unión Europea (UE) estánen el segundo; y el “grupo de \'cara o cruz\' lo formarían China y Estados Unidos”.

A algunos les puede parecer simple “casualidad” que las distintas economías se hayan puesto de acuerdo para debilitarse, no así a este analista: “Ante la crisis global de crecimiento que parece querer quedarse con nosotros por un tiempo, ¿cómo deben responder los inversores?". Cinco normas:. En primer lugar, tener claro que la inflación estará “amansada”; después, saber que la rentabilidad de nuestras inversiones será “modesta” (muy muy modesta en el caso de los bonos); asimismo, ser conscientes de que algunos países lucharán y fallarán a la hora de conseguir los retos de la era del bajo crecimiento económico (en el grupo de los que tienen mucho trabajo por hacer en este sentido están Rusia, Japón y la mayor parte de la Zona Euro; en el de los que superarán el promedio encontramos a Brasil, México, Noruega, Polonia, Canadá y Singapur; y de nuevo los que se la juegan a \'cara o cruz\' son China y Estados Unidos); finalmente, no olvidar que una economía a la deriva no lastra a todas las empresas y que un crecimiento débil también puede ser beneficioso para ciertas corporaciones (por ejemplo, las que ofrecen soluciones a las necesidades de los Gobiernos).

Puede que J

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados