Bruselas está lista para liquidar los bancos en quiebra, algo que despierta temor en Alemania

09/07/2013
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 8,72 EUR 2,83% Operar
TRE 22,50 EUR 1,67% Operar
ANA 78,44 EUR 1,32% Operar
BKT 7,68 EUR 1,29% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El plan de Bruselas de contar con una autoridad única que pueda colgar el cartel de “cerrado” en problemas pretende incluir a las 6.400 entidades bancarias presentes en la Zona Euro, algo que dejaría a los contribuyentes alemanes atrapados indirectamente ante posibles quiebras de bancos en otros países de la Zona Euro.

Según declaraciones para Financial Times de fuentes que han tenido acceso al borrador final de la Comisión Europea, Bruselas propondrá adjudicarse la facultad de echar el cierre de entidades en quiebra pertenecientes a la unión bancaria del Viejo Continente, incluso en contra del país de origen del banco.

Subraya el diario británico que todas las instituciones incluidas bajo la unión bancaria, desde las financieras locales de Austria e Italia hasta grandes bancos globales como BNP Paribas o Deutsche Bank podrían ser liquidados a través del, en teoría serían liquidados a través del régimen central de la comisión. Esta nueva disposición ha provocado que los bancos alemanes estén sumamente preocupados ante el temor de tener que “pagar” por las quiebras de entidades periféricas de la Zona Euro.

Cabe destacar que la nueva propuesta realizada por Michel Barnier, comisario europeo de Mercado Interior, establece un sistema único de liquidación de bancos en lugar del sistema de doble nivel desarrollado y anunciado hasta ahora, el cual establece que los bancos de mayor tamaño de balance (más de 30.000 millones) serían competencia directamente del Banco Central Europeo (BCE), mientras que el resto permanecerían bajo la competencia de cada Estado miembro.

Parece ser que el texto ha llegado hasta la canciller Angela Merkel quien abiertamente ha cuestionado la legalidad de este procedimiento, a menos que se modifiquen los tratados de la Unión Europea. La polémica está servida y es que podríamos ver nuevas “peleas” tal y como ya se produjeran el pasado año sobre el mandato de supervisión del BCE y sus límites. El Gobierno de Merkel pretende que este proceso se ponga en marcha de forma más gradual y en dos etapas que concluya con la modificación de los tratados; si bien Barnier mañana recomendará un sistema unificado y no la estructura de dos niveles para la supervisión de la unión bancaria, donde las autoridades nacionales son las primeras responsables de vigilar los bancos más pequeños.

Destaca Financial Times que como los bancos pequeños tienen mayores probabilidades de que sean cerrados a través de procesos de insolvencia, la propuesta estará centrado en las entidades que presentan un riesgo sistémico. En la práctica, esto se traduce en que Alemania, España o Italia requerirán permiso de Bruselas para poner bajo resolución una entidad no supervisada por el BCE.

La resolución de Barnier también tendrá implicaciones sobre la financiación del mecanismo. Tanto las entidades pequeñas como las de mayor tamaño incluidas en la unión bancaria realizarán aportaciones a un fondo común. Dichas aportaciones estarán fijados de acuerdo a su perfil de riesgo. Un nuevo matiz, ya que en anteriores borradores incluían darle al fondo la facultad de endeudarse en el mercado, usando los “activos de las entidades de la Zona Euro” como garantía.

Al respecto los expertos de Bankinter señalan que: “Esta amplitud de competencias tendría implicaciones sobre el mecanismo de financiación del fondo de resolución bancaria: tanto bancos grandes como pequeños contribuirían al mismo, de manera que, indirectamente afectaría al conjunto del sistema financiero europeo”.

Para estos analistas, “los costes de resolución de un banco que no alcanzasen a cubrirse con las quitas a acreedores (accionistas, bonistas, etc.) serían asumidos de forma compartida por todos los bancos de la Zona Euro… lo que al final llevaría a que, indirectamente, los bancos de unos Estados miembros pagasen por las liquidación de bancos de otros Estados miembros”.

Además, la firma sostiene que “la diferencia clave de esta nueva propuesta es el alcance de la competencia de l

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados