Miguel Martín (AEB): Las entidades que han fracasado deberían desaparecer

09/07/2013
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TRE 22,16 EUR 3,99% Operar
DIA 0,69 EUR 2,37% Operar
MEL 8,50 EUR 1,86% Operar
IBE 6,70 EUR 1,36% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 09 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- La crisis que se inició en 2007 tiene una naturaleza totalmente distinta a las anteriores. Esta es la principal razón que explicaría, en opinión de Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), por qué no han funcionado los instrumentos que se crearon en crisis anteriores. "Ahora, la crisis ha demostrado tener un origen macroeconómico, ha demostrado ser una crisis de un conjunto de bancos y ha demostrado la interconexión que existe entre la economía real y la economía financiera".



Para Martín la crisis actual ha puesto de manifiesto tres riesgos: el riesgo de apalancamiento, el problema de liquidez y el problema de opacidad del sistema bancario "en la sombra". Tres riesgos que la reforma debe evitar. Si en su momento no se evitó, dice este directivo, fue porque imperó el criterio de que es muy difícil darse cuenta de la creación de una burbuja y contenerla. "Greenspan decía que es mejor dejar que estalle y que recojamos los cascotes, que es precisamente lo que estamos haciendo ahora, al tiempo que intentamos crear un nuevo marco regulatorio para evitar crisis futuras. Si no tenemos más crisis en los próximos 70-80 años, diremos que hemos tenido éxito". También ha afirmado que las entidades que fracasan deberían liquidarse. "El capitalismo no puede vivir si las entidades que fracasan se mantienen en el sistema".



El responsable de la AEB cree, no obstante, que ante una crisis hay tres enfoques a tener en cuenta: el preventivo, el correctivo y el prohibitivo. En este sentido, en el plano correctivo hemos sido testigos de la invención de tres instrumentos: el fondo de garantía de depósitos; el nuevo papel del Banco Central Europeo (BCE) y la supervisión y regulación bancaria.



Martín ha explicado que Europa necesita un mercado financiero integrado, algo incompatible con un mercado financiero estable y con un mercado supervisado a nivel nacional. "Si queremos que sea integrado y estable, está claro que no podrá ser supervisado a nivel nacional, y al revés. Hay que unificar entonces cómo se realiza la supervisión". Hablando del caso español, ha matizado que nosotros debemos escoger entre una posición pasiva, asumiendo lo que va a suceder, o más activa, viendo con claridad cuáles son nuestros intereses. Nuestras ventajas a nivel comparativo pasan por una banca comercial eficiente (modelo que hay que defender), un nivel de apalancamiento más reducido que el europeo, un nivel de financiación vía depósitos más alto que la media europea y una gran transparencia.



"Lo que ha hecho España en el último año ha sido algo de gran valor, pues se han resuelto parte de las dificultades, pero todavía queda que la economía empiece a activarse y que terminemos de reestructurar el sistema". Para él, una parte importante pasaría por la desaparición de las entidades que han fracasado.



S.B.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados