Exámenes de este curso para la banca europea: calidad de activos, exposición a deuda, capital...

22/08/2013
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 8,72 EUR 2,83% Operar
TRE 22,50 EUR 1,67% Operar
ANA 78,44 EUR 1,32% Operar
BKT 7,68 EUR 1,29% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 22 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Los bancos europeos, españoles incluidos, iniciarán el curso 2013-2014 sin fechas concretas para sus exámenes. “Con el mecanismo de supervisión único (SSM por sus siglas en inglés) sin crear, la fecha más cercana posible para los tests de estrés en Europa será el tercer trimestre de 2014”, apuntan los expertos de HSBC, que recuerdan que el Parlamento Europeo votará sobre la regulación del mecanismo de supervisión único entre el 9 y el 12 de septiembre, por lo que su materialización se podría producir a finales de septiembre o comienzos de octubre. “El Banco Central Europeo (BCE), sin embargo, no se ocupará de manera oficial de la supervisión hasta un año después, en septiembre u octubre de 2014”, explican en HSBC. El BCE vigilará unas 130 instituciones financieras, lo que equivale a un 85% de los activos bancarios de la Zona Euro.



LA PRIMERA FECHA IMPORTANTE SERÁ EL 29 DE NOVIEMBRE



Este es el día que HSBC marca en el calendario. Aunque los bancos españoles tienen que comunicar antes al Banco de España el impacto de la reclasificación de las refinanciaciones, los expertos de la firma británica ofrecen una visión más global y recuerdan que ese día vence el plazo otorgado a todos los bancos europeos para presentar los planes que han diseñado con el fin de cumplir con los requisitos de capital que imponen las regulaciones CRR y CRDA de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés). Deben remitirlos a sus supervisores nacionales.



“La fecha es importante porque el BCE sabrá entonces qué necesidades de capital tienen las entidades antes de que se publiquen los resultados de sus tests de estrés, y esos planes de recapitalización serán probablemente una guía para dichos exámenes”, explican en HSBC, que matizan sin embargo que solo los bancos cuyos planes sean inviables, “si los hubiera”, deben publicar los detalles.



Por otra parte, la EBA debe hacer públicas también las exposiciones de los bancos a la deuda soberana y a los créditos morosos en esta segunda parte del año, lo que en sí mismo no es un test de estrés, pero servirá de base antes de que se conozcan las revisiones de la calidad de los activos que hace el BCE. En este sentido, HSBC distingue entre esas revisiones del BCE y los tests de estrés de la EBA: “Están interconectadas, pero van separadas”.



Aún no se sabe si el BCE publicará las revisiones de la calidad de los activos de los bancos que se harán entre el primer y segundo trimestre del año que viene. “Este ejercicio será probablemente similar al que han hecho en Italia o a la revisión de las refinanciaciones de España. El BCE aún no ha determinado cómo enfocará estas revisiones, pues será una labor del SSM. La EBA se limitará a homogeneizar las definiciones de “calidad de activos” en Europa, mientras que el BCE irá más allá y espera establecer estándares de provisiones, de estimaciones de pérdidas y tasación de colaterales.



En el caso de la EBA, cuyo análisis se limita a entre 65 ó 70 bancos frente a los 130 del BCE, oficialmente sus resultados estarán listos “en algún momento de 2014”, y HSBC detalla algo más: será en el tercer trimestre del año que viene.



“Aun si los datos banco a banco de la revisión de la calidad de los activos realizada por el BCE no se publican, podemos esperar que la entidad monetaria europea suministre detalles que permitan restaurar la confianza en el sector”, confían en HSBC. En el banco británico se agarran al clásico “esta vez será diferente”, después de que en los anteriores tests de estrés muchas entidades financieras europeas necesitaran ayudas después de aprobar. “La combinación de una revisión de la calidad de los activos por parte del BCE y unas simulaciones suficientemente duras de la EBA, junto con planes de recapitalización creíbles por parte de los bancos, debería aliviar las preocupaciones que despierta la salud de las entidades europeas”, concluyen.



M.G.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados