Fiscalidad alquiler viviendas 2015: qué cambia y qué sigue igual

26/06/2014
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 37,36 EUR 2,75% Operar
ELE 23,67 EUR 1,11% Operar
MTS 14,93 EUR 1,00% Operar
AENA 164,20 EUR 0,77% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

6521.hand_2D00_101003_5F00_640

La reciente política fiscal tenía como objetivo favorecer el mercado de alquiler de viviendas, tanto desde el punto de vista del casero como del inquilino. Los motivos eran varios y se entrecruzaban imperativos derivados de la crisis económica. 

Por una parte parecía conveniente vitalizar un mercado que ha tenido poco desarrollo y prestigio en España en las últimas décadas, ya que la mayoría de los españoles han preferido en la historia reciente del país ser propietarios a inquilinos. La tasa de alquileres en España se calcula que está en el entorno del 18% cuando la media europea es del 38%, más del doble. 

Un comentario muy común que se hacía hasta hace pocos años era que " con lo que tengo que pagar de alquiler (o lo que me va a costar un alquiler), casi la hipoteca y la casa es mía y, así, no le regalo dinero a nadie". Se entendía, en muchas ocasiones, que pagar un alquiler era "tirar el dinero". De esta forma el mercado de alquiler quedaba, en la práctica, reducido a personas que necesitasen una casa de forma provisional, estudiantes o empleados de empresas que hubiesen sido trasladados temporalmente a otra ciudad.

Con la llegada de la crisis, las necesidades cambiaron. El paro y la consiguiente dificultad para obtener préstamos hipotecarios, el enorme parque de viviendas vacías, se calcula que más de un millón, y sus dificultades para venderlas, hanconvertido al alquiler en una opción no solo razonable sino, en ocasiones, enla única posible.

Deducciones con fecha de caducidad

Actualmente, el inquilino puede deducirse el 10,05% de lo que paga de alquiler si su base imponible en el IRPF es inferior a los 24.107,20 euros anuales y hasta un máximo de 9.040 euros anuales. Para la aplicación de esta deducción no se tiene en cuanta ninguna otra consideración de edad o de otro tipo. La deducción es estatal y compatible con otras específicas que apliquen las Comunidades Autónomas.

El tratamiento fiscal de los alquileres que recibe el propietario permite que una reducción del 60% con carácter general y de un 100% si el inquilino es menor de 35 años.

Este régimen, el actualmente vigente, se mantiene para los firmados y declarados antes del 1 de enero de 2015 pero cambia para los nuevos contratos que se firmen a partir de esta fecha.

Cambios con la nueva reforma fiscal

El texto del anteproyecto de Ley del IRPF,actualmente sometido a información pública, lo dice expresamente, "al igual que cuando se suprimió la deducción por inversión en vivienda, se articula un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015, de manera que la supresión sólo afectará a nuevos alquileres".

 "Se suprime la deducción por alquiler, homogenizando el tratamiento fiscal de la vivienda habitual entre alquiler y propiedad", añade el texto.

¿Cómo queda la nueva regulación que, repetimos, se aplicará a los contratos que se firmen a partir de 2015?

El propietario podrá reducirse el 50% de los alquileres independientemente de la edad de los inquilinos. Se produce pues un aumento de la carga fiscal de los propietarios que, como hemos dicho, podían reducir sus ingresos un 60%, o un 100% si el inquilino tenía menos de 30 años,o 35 años en algunos casos.Al inquilino también se le agrava la carga fiscal ya que pierden las deducciones que hasta ahora pueden aplicarse.

Habrá que ver cómo afecta la fiscalidad al mercado de alquiler, si se verán afectadas las expectativas que tenía el sector de que se aumentase en 500.000 la oferta de viviendas en alquiler.

Desde luego uno de los efectos puede ser una reducción de esa oferta pero, en la práctica, podrían ser insignificantes mientras la demanda de compra de viviendas siga siendo escuálida, siempre es preferible para el propietario ganar menos por alquiler que no ganar nada y soportar los gastos que implica la propiedad de una vivienda, IBI, comunidad,etc.

Una opinión que comparten casi todos los expertos en la materia es que la nueva regulación fiscal empujará hacia la economía sumergida el mercado de alquiler de viviendas ya que el inquilino va a carecer de incentivos para declarar el alquiler y el propietario no va a tener otro que no sea su moral cívica.

Por la parte del inquilino, la demanda es relativamente inelástica ya que el que no tenga una vivienda necesitará una para vivir. No obstante el colectivo que se puede ver muy afectado por la eliminación de la deducción por alquiler será el de los más jóvenes, tanto estudiantes como los que se quieran emancipar de sus familias, lo que dificultará los estudios universitarios y alcanzar la mayoría de edad real a laque todos aspiramos.

¿Buscas casa? Consulta las viviendas que Bankinter pone a tu disposición

¡Síguenos en Redes Sociales!

7024.FB5270.TW

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados