Agenda semanal: "Rebote poco consistente y escasa profundidad del mercado"

27/10/2014
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ELE 22,54 EUR 2,78% Operar
COL 8,05 EUR 2,68% Operar
MRL 7,54 EUR 2,10% Operar
AENA 121,00 EUR 1,94% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

2526.Agenda-del-dia

Esta semana digeriremos los resultados de los test de estrés a los bancos (los problemas son de perfil bajo) y el desenlace de las elecciones en Brasil (continuidad de Rousseff, lo que anticipa una fuerte caída para el Bovespa esta tarde), además de la abundante macro que se publicará y que no ofrece un aspecto particularmente malo. Lo de Brasil es malo y lo del test de estrés más bien bueno, aunque selectivamente, dependiendo qué país y qué banco. Para mí lo más importante de esta semana son 2 cosas, aparte de los stress test y Brasil: algo más de inflación en la UEM (ALE publica el jueves y la UEM el viernes), lo cual es bueno porque aleja el temor a la deflación, y la posibilidad de que la Fed adopte el miércoles un enfoque más suave, más dovish. Es la oportunidad para comprobar si el ala más “dovish” refuerza sus posiciones, retrasando el final del “tapering” (es decir, no retirando los 15.000 millones de dólares de estímulos mensuales que aún conserva).

Este es el único cambio que cabe esperar, si alguno, ya que el contenido del mensaje parece más probable que permanezca inalterado (y, en particular, la expresión: “…appropriate to maintain the current target range for the federal funds rate for a considerable time after the asset purchase program ends…”). Si retrasara el final del “tapering” transmitiría un mensaje de cambio muy potente con respecto a tipos, en el sentido de que en absoluto debería entenderse como temprana la primera subida. Es probable una deriva progresiva hacia esta nueva visión sobre tipos, pero es igualmente probable que la Fed sepa encontrar este miércoles un mecanismo alternativo para transmitirlo sin necesidad de retrasar el “tapering”, algo sobre lo cual muy probablemente no dispone de un consenso suficiente en su Consejo. Puede modificar alguna otra parte del mensaje, adoptando un perfil bajo con respecto a este cambio de perspectiva para dejarse todas las opciones abiertas. Pero lo realmente importante es que encuentre la forma de indicar que subirá tipos más tarde de lo que hoy se descuenta, ya sea manteniendo los 15.000M$ o alterando alguna parte del mensaje. Esperar ambas cosas parece poco realista. Esta es la clave de la semana. Si la Fed actuase como si nada hubiera cambiado, el mercado lo acusaría, sin duda. Algo tiene que “entregar” después de lo sucedido estas últimas semanas. Tengamos presente que en las actuales circunstancias, con las herramientas convencionales de política monetaria agotadas, los bancos centrales han pasado a representar un papel de “estabilizadores del mercado” cada vez que éste tiene un traspiés, así que algo tiene que “entregar” la Fed. De lo contrario, las bolsas se tambalearán de nuevo.

Como referencias también importantes, pero más de segunda línea en este contexto, el jueves se publican los PIBs 3T americano (a/a +3,0% vs +4,6%) y español (a/a +1,6% vs +1,2%), mientras que el viernes el Paro (repetir en 11,5%) y la inflación en la Eurozona (+0,4% vs +0,3%), aparte de la reunión del BoJ. Como se puede observar, el tono no parece malo en lo objetivo: la Fed puede ofrecer una visión más suave sobre los tipos y, tanto en el conjunto de la Eurozona como en Alemania, la inflación podría repuntar ligeramente, reduciéndose así el temor a la deflación, al menos por unas semanas. El impacto de los test de estrés será positivo en el corto plazo, con rebotes de los bancos que más riesgo presentaban de suspender, pero que finalmente han aprobado: B. Popular, B.Sabadell, DB, Commerzbank, SocGen…

Elevando la perspectiva, el siguiente evento relevante serán las ventas en centros comerciales/minoristas a partir del Día de Acción de Gracias en EE.UU., que este año cae el 20 de noviembre. Hasta entonces deberíamos tener algo de tranquilidad… lo cual no tiene por qué significar que el mercado rebotará, sino más bien que se estabilizará y la volatilidad se reducirá. Resulta preocupante la escasa profundidad del mercado, de manera que cuando se producen caídas, éstas resultan más bruscas de lo normal. Por eso, la situación parece cogida con alfileres a corto plazo. Esperar algo mejor que la estabilización de las bolsas en las próximas 4/6 semanas sería un exceso de optimismo, pero ojalá suceda.

 

Ver agenda semanal completa (pdf)

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

 

 

6153.bankinter_2D00_ir_2D00_portada

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 

5 artículos que te pueden interesar: 

¿Cómo invertir como un millonario?

¿Por qué es momento de invertir en estas 20 compañías españolas?

Debate Bankinter: Cara a cara de los economistas Daniel Lacalle y José Carlos Díez

¿Dónde van las personas que deciden emigrar?

Así se reparte y repartirá la tarta de los pagos por móvil (gráficos)

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

7510.facebook    6012.twitter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados