Christine Lagarde: Previsiones sobre la economía mundial en 2015

03/10/2014
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENG 20,70 EUR 1,17% Operar
REE 18,20 EUR 1,03% Operar
TEF 7,15 EUR 0,72% Operar
NTGY 24,12 EUR 0,58% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

0458.cl

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicará el próximo martes las previsiones actualizadas de la economía mundial para 2015. Su Directora General, Christine Lagarde, ha anticipado las líneas generales de dicho informe.

Según Lagarde la economía mundial es más débil de lo que el FMI había pronosticado hace seis meses. Para 2015 prevé un repunte moderado y se han revisado a la baja las perspectivas de crecimiento potencial.

Entre las economías avanzadas, el repunte más fuerte será el de Estados Unidos y el del Reino Unido. El de Japón será moderado, y el más débil será el de la zona del euro, dentro de la que existen disparidades.

Las economías de mercados emergentes han generado más del 80% del crecimiento mundial. El pronóstico es que, lideradas por China seguirán contribuyendo a alimentar la actividad mundial. Sin embargo, su crecimiento probablemente sea también más lento que antes.

En el caso de los países en desarrollo de bajo ingreso, incluidos los de África subsahariana, las perspectivas económicas están mejorando, y se  prevé  que el crecimiento se acelerará hasta superar el 6% del año pasado.

En Oriente Medio las perspectivas están empañadas por transiciones económicas difíciles y por intensas luchas sociales y políticas.

 Los peligros que acechan a la economía mundial son

- que la baja tasa de crecimiento se prolongue durante mucho tiempo. Si la gente guarda la expectativa de que el potencial de crecimiento será más bajo mañana, reducirá la inversión y el consumo hoy. Así ocurre en la zona del euro.

- la normalización asincrónica de la política monetaria de las economías avanzadas y los posibles efectos de contagio a otros países del mundo y los efectos de rebote, que se transmiten a través de las tasas de interés y las fluctuaciones cambiarias,

- la posibilidad de excesos en el sector financiero, especialmente en las economías avanzadas,

- la migración de nuevos riesgos de mercado y de liquidez hacia un mundo financiero “paralelo”. Se trata de un sector no bancario menos regulado, que está creciendo con rapidez en algunos países.

 Para hacer frente a esta situación hay que

equilibrar mejor el conjunto de herramientas de política, recurriendo tanto a la demanda como a la oferta en la economía,

- la política monetaria no es suficiente. Cuanto más se prolonguen las políticas monetarias laxas, mayor es el riesgo de que se produzcan excesos financieros,

- cuando el repliegue de la expansión monetaria sea inminente, como en Estados Unidos, la necesidad de vigilar y gestionar las implicaciones en otras partes del mundo es importante,

es fundamental que los países que puedan verse más afectados por la normalización monetaria —en especial los mercados emergentes— adopten medidas macroprudenciales adecuadas que puedan ayudar a impedir excesos financieros y a proteger la estabilidad del sistema financiero, como los coeficientes de liquidez mínima.

Para apoyar la política monetaria y promover el crecimiento se deben de aplicar

Políticas fiscales en pro del crecimiento y en pro del empleo.

- reformas que permitan hacer frente a la evasión tributaria,

- apoyar un gasto público más eficiente,

- reducir la carga fiscal de los trabajadores, reduciendo, por ejemplo, los impuestos sobre la nómina,

- la reforma de los subsidios a la energía, que se estiman en 2 billones de dólares al año.

Reformas estructurales

En la actualidad aún hay más de 200 millones de personas desempleadas en todo el mundo, y 75 millones son jóvenes y la renta de la mayoría de las personas se han estancando o reducido en los últimos años.

- Para impulsar el consumo y la inversión se necesita un crecimiento más robusto del empleo y los salarios,

- con políticas activas en el mercado de trabajo que estén bien concebidas y con programas de capacitación que estimulen la demanda de trabajadores, en especial jóvenes,

- la apertura de los mercados de productos y servicios también puede afianzar los avances derivados de las reformas del mercado de trabajo.

 La inversión pública en infraestructura

La crisis ha hecho gran mella en el crecimiento y la inversión, que siguen estando muy por debajo de sus niveles tendenciales a largo plazo. En los países del G-20 la inversión está un 20% por debajo de lo que debería ser.

En las economías avanzadas, los activos de capital —aeropuertos, electricidad, redes de Internet— se han visto consumidos por recortes constantes que han eliminado un cuarto de la inversión pública: de alrededor de 4% del PIB en los años ochenta a 3% en la actualidad.  A escala mundial, algunas estimaciones sitúan el gasto en infraestructura necesario para los próximos 15 años en 6 billones de dólares.

 

Intervención de Christine Lagarde completa

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

7510.facebook    6012.twitter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados