leer cuentas banco

Cómo leer la cuenta de resultados de un banco (II)

25/07/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 22,66 EUR 1,41% Operar
TL5 9,55 EUR 0,48% Operar
COL 8,48 EUR 0,21% Operar
TRE 27,32 EUR 0,15% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redes Sociales

En esta segunda entrega sobre cómo leer la cuenta de resultados de un banco, pondremos el foco en los epígrafes que vienen después del margen bruto, ese ratio que mide una relación entre ingresos y costes, hasta llegar al resultado consolidado.

Cómo leer la cuenta de resultados de un banco (parte I)

Cojamos de nuevo la cuenta de resultados de Bankinter del año 2016 para completar el análisis. Recordemos que en positivo se reflejan los ingresos y ganancias y en negativo, los gastos y pérdidas.

Gastos de personal: Esta partida, como bien indica, recoge todas las retribuciones del personal en nómina, fijo o eventual,  generadas durante el año. Se incluyen las aportaciones a planes de pensiones y las remuneraciones basadas en instrumentos de capital propio. Por el contrario, la entidad se puede deducir los importes reintegrados por la Seguridad Social u otra entidad de previsión social por el personal enfermo.

Gastos de Administración/Amortización: Se refiere a los gastos generales tales como los costes de alquiler, la limpieza y los suministros… así como las amortizaciones, que consideran el deterioro gradual de los activos. Por ejemplo: la pérdida de valor del material informático o de aquellos inmuebles que sean propiedad de la entidad.

Resultado de explotación antes de deterioro: Es un escalón intermedio de la cuenta de resultados que se obtiene de restar al margen bruto los gastos de explotación (gastos generales, de personal y amortizaciones).

Resultado de explotación tras deterioro: Una de las partidas más importantes desde el comienzo de la crisis es la pérdida por deterioro de los activos financieros. Se computan las dotaciones requeridas por los créditos dudosos; es decir, la previsión de pérdidas que tendrá la entidad por los activos impagados. Esta partida es la que ha llevado a muchas entidades financieras a tener resultados negativos en los últimos dos años.

Esta partida se desglosa en función de los activos deteriorados en:

  • Inversiones crediticias: Incluye las pérdidas por deterioro de activos financieros incluidos en la categoría de inversiones crediticias.
  • Otros instrumentos financieros no valorados a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias: Incluye el deterioro de los activos financieros clasificados como inversiones a vencimiento, disponibles para la venta o valorados por su coste.

También se refleja el importe de las pérdidas por deterioro de activos no financieros, así como de los instrumentos de capital calificados como participaciones. Esta partida se desglosa en:

  • Fondo de comercio y otros activos intangibles.
  • Otros activos: Incluye las pérdidas por deterioro correspondientes a inmovilizado material, inversiones inmobiliarias, participaciones y resto de activos.

Ganancias/Pérdidas en baja de activos: Incluye las ganancias y pérdidas que se originan en la baja del balance de activos materiales, activos intangibles y participaciones que no se hayan clasificado como activos no corrientes en venta.

Resultado antes de impuestos: Una vez incorporadas todas las partidas anteriores se obtiene el resultado antes de impuestos sobre el que se aplica el impuesto sobre los beneficios.

Impuestos sobre beneficios: Para el análisis recaudatorio (ajustes sobre el resultado contable y liquidación, cálculo de tipo medio y tipo efectivo) es vital distinguir entre resultado contable positivo y base imponible positiva,  ya que el devengo del impuesto se produce sólo para empresas con base imponible positiva. Más información

Resultados consolidado: Se define como el resultado neto contable, una vez deducido el importe del impuesto societario pagado por la entidad. A partir de esta cifra el banco aplicará el pay-out o parte del beneficio que destina a pagar dividendos. El beneficio no distribuido quedará en la entidad como reservas legales, estatutarias o voluntarias, o como remanente. 

Noticia relacionada:

Cómo leer la cuenta de resultados de un banco (parte I)

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados