¿Excusa o filtración interesada? La historia de la circular griega que sacudió el mercado

16/05/2014
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
AENA 150,45 EUR 3,26% Operar
ACS 37,83 EUR 2,80% Operar
TL5 6,67 EUR 2,40% Operar
MEL 9,70 EUR 2,37% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

¿Excusa? ¿Filtración interesada? ¿Error? Es difícil determinar si las bolsas se mueven al son de hechos reales o si son las filtraciones interesadas de los grandes inversores las que determinan su comportamiento. De hecho, el famoso dicho anglosajón ”no news, good news” ("la ausencia de noticias es una buena noticia"), ha sido versionado en la bolsa en muchas ocasiones desde que estallara la crisis financiera en 2008 con un aparentemente ilógico “bad news, good news”. El argumento, que las malas noticias económicas propiciarían más estímulos por parte de las autoridades.



Este es un ejemplo de que no es precisamente la lógica la que impera en un mundo como la bolsa, sino los intereses, de ahí que cualquier noticia, llegue de donde llegue, deba ponerse en cuarentena. Ayer por la tarde saltaba la noticia de que el Gobierno de Grecia iba a establecer un impuesto con carácter retroactivo para los inversores extranjeros en deuda helena.



La información salía de donde suele salir la inmensa mayoría de las noticias, de una gran agencia, de Reuters, que citaba a “algunos traders” que habían visto la circular. Al menos a ella es a la que se citaba como fuente primera. Pero, ¿de dónde salió la información realmente? En el desmentido que tuvo que hacer el Gobierno de Grecia y que publicó la propia agencia se explica que la copia del documento que desató la polémica había sido publicado por la web de la bolsa alemana (Deutsche Börse) y su última actualización se había producido el cinco de mayo.



Atenas tuvo que explicar, como publicó Reuters, que el documento al que se había hecho referencia se limitaba a aclarar que el impuesto del 33% fijado a empresas extranjeras y del 20% a tenedores de deuda individuales no residentes había quedado abolido a comienzos de este año. “No hay impuesto para las ganancias propiciadas por los bonos griegos a inversores extranjeros a partir del 1 de enero de 2014 (…) Por tanto, las informaciones que hacen referencia a impuesto retroactivo o a la intención de imponerlo son completamente falsas”.



The Wall Street Journal explicaba después que la circular que desató el pánico en el mercado de deuda periférica y, como consecuencia, en las bolsas, había sido publicada el 25 de abril, “pero sólo llamó la atención de los inversores el miércoles”.



La información más reciente en Internet en la que se hace referencia a ese impuesto sobre las ganancias de la deuda griega, y que ayer se linkaba para explicar esta información -por ejemplo, los influyentes ZeroEdge ponían un link a esta página- procede de la web de PriceWaterhouseCooper en Suiza, donde Maria Widrig Giallouraki, gestora senior de impuestos sobre Sociedades, especializada en asesoría fiscal internacional a empresas, explicaba que “recientemente”, el Ministerio de Finanzas de Grecia emitió una circular (Circular POL 1117/25.04.2014) -como se observa, con fecha 24 de abril- sobre las ganancias obtenidas por inversores extranjeros con la deuda griega. Resume Widrig dicha circular, en cuyo primer punto queda claro que el impuesto se limita a las ganancias obtenidas entre el 29 de febrero de 2012 y el 31 de diciembre de 2013, y que es responsabilidad de esos inversores abonar el impuesto en los dos meses siguientes, es decir, con fecha límite el 25 de junio de 2014.



Tras el resumen de dicha circular, la asesora de PwC advierte que “dada la brevedad del plazo que impone la circular y las potenciales multas e intereses que se aplicarán en caso de no pagar, son necesarias acciones inmediatas por parte de los beneficiarios extranjeros. Considerando además las incertidumbres que aún existen especialmente en conexión con la implementación parcial de nuevas directrices, se debe recurrir al asesoramiento especializado. PwC puede apoyar el asesoramiento en referencia a un análisis detallado de la exposición y el procedimiento, así como servir de representante fiscal en Grecia”.



Esta era la advertencia “bienintencionada” de PwC hacia sus clientes

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados