Agenda semanal: Sin obstáculos aparentes, excepto el mal de altura

09/06/2014

Agenda semanal: Sin obstáculos aparentes, excepto el mal de altura

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
FER 17,56 EUR 2,63% Operar
ANA 72,62 EUR 1,51% Operar
SGRE 9,53 EUR 1,43% Operar
TEF 7,04 EUR 1,32% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

7180.Agenda-del-dia

Las decisiones adoptadas por el BCE en la reunión del pasado jueves 6 de junio fueron el principal factor de impulso para el mercado durante la semana pasada, en la que las bolsas tuvieron una evolución claramente alcista. El BCE estaba obligado a actuar, no sólo por la reducida inflación y el lento crecimiento económico en la UEM, sino también porque Draghi se había comprometido personalmente en las semanas anteriores, al declarar que había llegado el momento de actuar para hacer frente al riesgo de deflación y la débil demanda de crédito.

Ver informe semanal completo

La rebaja del tipo de intervención hasta 0,15%, del tipo de depósito hasta situarlo en terreno negativo (-0,10%) y el anuncio de medidas adicionales de estímulo tuvieron una acogida muy favorable en el mercado, de forma que los principales índices bursátiles repuntaron notablemente: el Eurostoxx-50 y el Ibex-35 se revalorizaron +1,5% y +2,5% respectivamente, el S&P500 marcó un nuevo máximo histórico (1.949) e incluso el Nikkei ha recuperado impulso (+3,0%), animado por la decisión del fondo de pensiones de Japón de reposicionar su cartera hacia bolsas.

Además, la política monetaria más expansiva por parte del BCE mantuvo los principales bonos soberanos muy soportados y fue un catalizador para la deuda periférica, de forma que la TIR (rentabilidad) del bono español a 10 años se redujo hasta 2,63% (ahora 2,70%).

Esta semana

Tras el rally bursátil provocado, en primer lugar, por la expectativa de que el BCE actuara y, posteriormente, por las contundentes medidas adoptadas, la cuestión clave es determinar si el mercado va mantener esta tendencia alcista en las próximas jornadas. Durante esta semana, consideramos que las bolsas evolucionarán de forma moderadamente positiva, con avances más modestos que en jornadas anteriores, ya que las bolsas carecerán de referencias relevantes y enfrentan resistencias técnicas, sobre todo el S&P 500 (1.950 puntos). 

En el frente macroeconómico no se publicarán datos que puedan influir significativamente sobre el mercado, con la excepción de las Ventas Minoristas en EE.UU. (jueves), que deberían mostrar un saldo más que aceptable y las cifras de Producción Industrial y Ventas Minoristas en China (viernes) que podrían mostrar una leve mejora. 

En ausencia de nuevos catalizadores y teniendo en cuenta que las bolsas enfrentan resistencias técnicas, es probable que éstas se tomen un respiro, consoliden niveles y que incluso pueda producirse una toma de beneficios en alguna jornada de forma puntual. Pero la tendencia seguirá siendo alcista, aunque los avances sean más lentos. el refuerzo adoptado por el BCE es muy sólido y mejora la perspectiva del mercado no sólo inmediata, sino también de medio plazo. 

Si elevamos la perspectiva hacia el medio plazo, las medidas anunciadas por el BCE marcan un antes y un después en su política monetaria y tendrán un impacto favorable sobre la economía y el mercado en el medio plazo. Porque no se trata sólo de las medidas, sino de la actitud, mucho más proactiva que antes, demostrada con hechos, sobre todo. Además, el BCE ha anunciado que está preparando la puesta en marcha de un Quantitative Easing destinado a la compra de titulizaciones de préstamos a empresas, con el objetivo de dinamizar la financiación y la demanda de crédito. Puede que no llegue a necesitar aplicarlo.

Es cierto que estas medidas no surtirán efecto de forma inmediata por 2 razones: en primer lugar, porque los TLTROs se realizarán en los meses de septiembre y diciembre, y en segundo lugar porque la prioridad de los bancos será aprobar los exámenes del BCE en términos de la evaluación de la calidad de los activos (AQR) y superar los stress tests de noviembre, antes de aumentar de forma notable su cartera crediticia. 

Pero lo verdaderamente relevante es que el BCE está creando el escenario propicio para que se reactive la demanda de crédito, el crecimiento económico gane inercia y se reduzca el riesgo de deflación en la Eurozona. El único inconveniente es que, de momento, el euro no se ha depreciado, que era el objetivo más inmediato

Estamos en un contexto de mercado positivo, definido por 2 factores clave: 

(i) El ciclo global está en una fase de clara recuperación liderada por EE.UU. 

(ii) La Eurozona cuenta con el apoyo inequívoco del BCE, que está mostrando una gran determinación a la hora de proporcionar estímulos al crecimiento. Los factores de incertidumbre (estrategia de salida de la Fed, conflicto Rusia- Ucrania, etc.) van perdiendo relevancia progresivamente y la actividad de fusiones y adquisiciones continúa dinamizándose. 

En consecuencia, creemos que el principal riesgo en este momento es estar fuera del mercado y no aprovechar un escenario que continúa siendo favorable en el medio plazo para las bolsas de las economías más desarrolladas, antes que las emergentes.

Ver informe semanal completo

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

7510.facebook    6012.twitter

 


 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados