EuroYen 2014 y 2015: el yen seguirá depreciándose

02/07/2014
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENC 3,74 EUR 3,72% Operar
MTS 16,10 EUR 3,40% Operar
ITX 28,92 EUR 3,14% Operar
MEL 7,80 EUR 2,77% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

 

 

 

 

El yen debería seguir depreciándose durante este año y el próximo, si bien es probable que el ritmo sea algo más lento.  Establecemos el mismo rango estimado para  ambos periodos en 140/150.

Las principales causas que incidirán en la menor depreciación son, en nuestra opinión, la combinación de los siguientes factores:  

(i) Las expectativas de estímulos adicionales por parte del BoJ, que favorecerían la depreciación del yen, se van reduciendo al tiempo que se aproxima al cumplimiento del objetivo de inflación. El IPC de mayo repuntó hasta +3,4% (a/a) por lo que parece bastante probable que logren la estabilidad de precios en torno a +2% en 2015, agotando el principal argumento para justifcar una política monetaria todavía más laxa.

(ii) Al mismo tiempo, el BCE ha puesto en marcha un paquete de medidas para frenar el riesgo de deflación y debilitar el euro, lo que debería presionar a la baja el cruce euroyen.

(iii) Conflictos de índole geopolítico, como el de Ucrania y Rusia o el más reciente en Irak, generan tensiones apreciatorias para el yen por su condición de activo refugio. No obstante, el efecto de este tipo de eventos tiende a ser, cada vez más limitado: alcance doméstico y menor duración.

Dicho esto, el yen sigue siendo pieza clave para la recuperación del país (por la importancia de las exportaciones), por lo tanto su depreciación es condicion casi necesaria para ello. En nuestra opinión, la economia japonesa seguirá debilitándose por los siguientes motivos:

(i) la falta de reformas estructurales,

(ii) el debilitamiento del consumo durante los próximos meses por el incremento del IVA previsto para oct´15

(iii) el deterioro de las exportaciones por la menor demanda desde China y EE.UU.

En definitiva, si la economía japonesa no logra retomar impulso vía reformas estructurales tendrá que hacerlo a través del sector exterior (depreciando el yen). En este sentido, no es descartable que el BoJ vuelva a actuar presionado por Abe (ya lo hizo cuando llegó al poder) para que adopte medidas extraordinarias que debiliten con mayor contundencia el yen y refloten la economía. No obstante, en nuestra opinión, no sería en el corto plazo. Por lo tanto, el yen seguirá depreciándose, pero lo hará algo más despacio de lo deseado e inicialmente estimado.

 

 

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

¡Síguenos en Redes Sociales!

7024.FB5270.TW

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados