¿Cambiará el Gobierno sus criticadas propuestas de indemnización por despido?

25/07/2014

¿Cambiará el Gobierno sus criticadas propuestas de indemnización por despido?

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENC 3,86 EUR 3,43% Operar
AMS 77,70 EUR 2,78% Operar
MAS 19,23 EUR 2,45% Operar
MRL 13,02 EUR 2,28% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

3343.man_2D00_76196_5F00_640

Es muy probable que el Consejo de Ministros del próximo viernes rectifique la norma que grava las indemnizaciones por despido que recientemente aprobó y que entró en vigor de forma fulminante el día 20 de junio.

Hasta ese día, las indemnizaciones que percibían los trabajadores que eran despidos estaban exentas si no sobrepasaban los límites de 45 y 33 días por año, dependiendo de las fechas de antigüedad del contrato y de otras circunstancias, y con un máximo de 42 mensualidades por año.

La reciente reforma fiscal cambió radicalmente el panorama y lo hizo con efectos inmediatos.

Los nuevos parámetros para la exención fiscal se fijaron en 2.000 euros por año trabajado con independencia de la edad del trabajador, su antigüedad, sus cargas familiares o cualquier otra consideración.

Las críticas de los agentes sociales a esa medida no se hicieron esperar. Unos argumentaban que las indemnizaciones eran las reservas que el trabajador despedido tenía para subsistir mientras encontraba otro trabajo. En las actuales condiciones del mercado laboral, en que los casos de parados de larga duración, los que llevan más de un año, son el 62% del total de los 6 millones de parados y en que uno de cada cinco desempleados está en esa situación desde hace más de tres años (datos de la Encuesta de Población Activa que realiza el Instituto Nacional de Estadística), la nueva fiscalidad de las indemnizaciones podía poner en mas aprietos las condiciones de vida de muchas familias.

Otras voces han resaltado que el gravar las indemnizaciones dificulta las reestructuraciones pacificas que muchas empresas necesitan para ser competitivas. Cuando a los empleados se les enfrenta a la necesidad de ser despedidos obviamente serán más proclives a aceptar la propuesta que se les hace si tienen un "colchón" suficiente para vivir mientras encuentran otro trabajo o, en el caso de las personas mayores con más dificultades para encontrar otro trabajo, para enlazar la fecha del despido con la de una próxima jubilación.

El Gobierno ha argumentado que con la nueva fiscalidad lo que trataba de evitarse es que las indemnizaciones excesivas quedaran exentas de tributar y que el grueso de las indemnizaciones seguirían quedando exentas con la reforma aprobada (no pagarían aquellas indemnizaciones de trabajadores que ganasen menos de 20.000 euros por año, lo que supone, según el Gobierno, el 80% de los casos).

Ante el aluvión de críticas a esta reforma el Gobierno reaccionó convocado a los agentes sociales, sindicatos y patronales, y prometió que elevará los mínimos exentos aunque no concretó cuáles serán los nuevos mínimos, pero admitió que habrá una ponderación por edad, es decir que los trabajadores mayores que sean despedidos tendrán una exención más alta.

Si todo trascurre como está previsto el próximo viernes el Consejo de Ministros aprobará la nueva tabla de exenciones para las indemnizaciones por despido.

Muchas de las personas que ya hayan sido despedidas entre el día 20 de junio y la fecha de promulgación de la nueva norma se preguntarán qué pasa con ellos. Entendemos que se les aplicará la nueva norma que se promulgue en la declaración que hagan del IRPF el año que viene, que será la correspondiente a las rentas percibidas en 2014, pero lo que aún no está claro qué pasa con las retenciones que les hayan hecho de acuerdo con la norma que entró en vigor el 20 de junio. Esas retenciones habrán sido mayores que las que corresponderá aplicar a partir del momento en que se eleven los mínimos exentos.

Los fiscalistas opinan que ese exceso de retenciones se recuperará en el momento de la próxima declaración del IRPF y, si ese fuera el único concepto por el que tuviesen que tributar, el resultado de la declaración sería muy probablemente a devolver.  Pero hasta entonces Hacienda ya se ha cobrado en exceso.

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

7024.FB5270.TW

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados