BCE y QE: ¿Qué podría ocurrir en función de lo que anuncie Draghi?

22/01/2015
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TRE 26,34 EUR 2,97% Operar
MTS 25,70 EUR 2,21% Operar
IDR 13,50 EUR 1,58% Operar
IBE 6,75 EUR 0,75% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Consideramos que el Banco Central Europeo (BCE) anunciará la puesta en marcha de un programa de compra de bonos por un importe aproximado de 500.000 millones de euros en la reunión de hoy, jueves 22 de enero, cuyo impacto a medio y largo plazo en el mercado será positivo.

Sin embargo, la oposición de Alemania a un programa de compra de bonos que suponga la asunción de un riesgo de impago por parte del BCE limitará el margen de actuación de Draghi a un Quantitative Easing (QE) implementado por los bancos centrales nacionales.

La no mutulización del riesgo y el hecho de que el QE esté en buena medida descontado por el rally previo de las bolsas europeas, los bonos y la depreciación del euro provocarán que el impacto inmediato en el mercado sea limitado y que exista un riesgo de decepción si el QE se aplaza o carece de la dimensión y el formato adecuado.

¿Qué lleva al BCE a poner en marcha el programa de compra de bonos?

La debilidad del ciclo económico hace necesario que el BCE adopte medidas adicionales de política monetaria expansiva. Las principales cifras que sostienen esta perspectiva son:

- La inflación ha descendido hasta -0,2% debido a la caída del precio del crudo y la débil demanda. Además, la inflación subyacente se ha ralentizado hasta +0,7% y las expectativas de inflación se encuentran en niveles muy alejados del objetivo de la política monetaria del BCE.

- Nuestras estimaciones contemplan un crecimiento del PIB de +1,0% en 2015, un nivel insuficiente para reducir con rapidez el elevado nivel de desempleo.

- La política monetaria puesta en marcha hasta ahora parece agotada. El crecimiento no ha repuntado de forma significativa a pesar de que el tipo de interés de referencia está en el mínimo histórico de 0,05%. Asimismo, la financiación a largo plazo solicitada por las entidades financieras en los TLTROs ascendió a 252.000 millones de euros (52% del máximo), por lo que el repunte de la demanda de crédito será moderado en 2015.

- El éxito de los programas de expansión cuantitativa puestos en marcha tanto por el BoE como por la Fed en términos de crecimiento y creación de empleo deberían llevar al BCE a replicar esta estrategia.

Ver informe completo (pdf)

¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué implicaciones tendrá sobre la economía?

Uno de los objetivos clave de la inyección de liquidez en la economía a través del programa de compra de bonos es minimizar el riesgo de deflación.

Adicionalmente, el programa de compra de deuda tanto soberana como corporativa debería contribuir a reducir la rentabilidad de estos bonos y, con ello, un recorte de los costes de financiación en el conjunto de la UEM. Sin embargo, la incógnita que se plantea es la efectividad de esta medida, una vez que los costes de financiación de la mayoría de los estados de la UEM se han reducido sustancialmente.

Desde que en el verano de 2012 Mario Draghi afirmó que haría todo que fuera necesario para salvar el euro, el BCE ha conseguido en buena medida los efectos de un Quantitative Easing, sin ni siquiera haber puesto en marcha dicho programa.

En consecuencia, la intención del BCE con la probable puesta en marcha del QE es, en nuestra opinión, situar las rentabilidades de los bonos en niveles tan reducidos que obliguen a los inversores a buscar otras alternativas en busca de una rentabilidad aceptable, que básicamente se traducen en inversión en bolsa y, en el caso de las entidades financieras, los préstamos a la inversión empresarial para que el crecimiento económico se reactive.

Impacto sobre el mercado

En nuestra opinión, la puesta en marcha de un Quantitative Easing será positiva en el medio y largo plazo y reforzará la estrategia centrada en renta variable que publicamos en diciembre de 2014. La expectativa de una rentabilidad prácticamente inexistente en la deuda con alta calidad crediticia provocará que las oportunidades se centren en las bolsas. No obstante, en el rabioso corto plazo, el impacto de la reunión del BCE dependerá de la puesta en marcha o no del QE de forma inmediata y del formato que tenga.

El flujo de noticias y declaraciones de diferentes miembros del Consejo de Gobierno del BCE apuntan a que se anunciará el QE y el mercado lo ha venido descontando en las últimas jornadas (la TIR del Bund permanece por debajo de 0,50% y el euro se ha depreciado más de un 4% hasta 1,156$ y el Eurostoxx-50 ha repuntado +5,8% en las últimas 5 jornadas). En consecuencia, existe margen para la decepción en el caso de que el BCE aplace la puesta en marcha del QE o éste tenga una dimensión insuficiente. Hemos acotado el impacto inmediato en el mercado en 3 escenarios con diferentes probabilidades.

 

Ver informe completo (pdf)

 

 

6153.bankinter_2D00_ir_2D 00_portada

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 

                              

¡Síguenos en Redes Sociales!

7510.facebook6012.twitter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados