La CNMC multa a ACS, FCC, Sacyr, Ferrovial y otras empresas con 98 millones por repartirse la gestió

26/01/2015
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TL5 9,36 EUR 2,80% Operar
MEL 11,71 EUR 2,45% Operar
MTS 24,55 EUR 2,33% Operar
AMS 62,10 EUR 1,97% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado a casi 40 empresas, entre ellas Urbaser (ACS), FCC, Valoriza (Sacyr) y Cespa (Ferrovial), con un total de 98,2 millones de euros por repartirse el mercado de gestión de residuos. La sanción también se dirige contra las asociaciones Aselip, Aceser y Arema.

La CNMC considera que entre el año 2000 y 2013 estas empresas llevaron a cabo de forma continuada en varias regiones españolas un reparto de las licitaciones públicas de la gestión de residuos industriales, recuperación de papel y cartón y en la actividad de saneamiento urbano, informa Efe.

Del total de la sanción, una de las mayores que ha impuesto el organismo, la mayor parte ha correspondido a ACS, que deberá pagar 23,28 millones a través de sus filiales Urbaser y Sertego. Le sigue FCC, con 16,88 millones; Valoriza, del grupo Sacyr, con 15,29 millones; Cespa, filial de Ferrovial, con 13,61 millones, y el grupo Saica, con 5,3 millones.

Entre estas empresas suman el 75% de la multa de 98,2 millones de euros. El importe total representa el 3% de la facturación anual del mercado afectado. La resolución tiene su origen en una inspección sobre la gestión de residuos en Baleares y es una de las más complejas que ha realizado el organismo debido a la cantidad de empresas implicadas, el volumen de la sanción, la extensión geográfica y la duración en el tiempo de las prácticas investigadas.

Según la CNMC, las empresas sancionadas se repartían las licitaciones presentando ofertas conjuntas bajo el modelo de UTE (unión temporal de empresas) o acordaban no concurrir a una parte de la licitación a cambio de la participación posterior en dichas actividades. También se dieron acuerdos para respetar a los clientes de sus competidores, mientras se repartían a los nuevos clientes.

El regulador también ha hallado intercambios de información comercial sensible, boicots a las licitaciones que no se ajustaban a los intereses de las empresas y utilización de las organizaciones sectoriales para coordinar las actuaciones y las recomendaciones colectivas.

Entre las licitaciones investigadas, destacan las convocadas por el Ayuntamiento de Madrid entre 2011 y 2013. Destaca el acuerdo de FCC, Cespa y Urbaser en el contrato de limpieza viaria y jardinería, de residuos urbanos de la periferia, o en el contrato de gestión de residuos industriales por 542 millones.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados