Droblo, autor de Especulando con la crisis: Estoy convencido que estamos en una burbuja de tipos

27/01/2015
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SGRE 11,60 EUR 3,99% Operar
VIS 55,03 EUR 2,94% Operar
MAP 2,69 EUR 1,47% Operar
BKT 7,97 EUR 0,75% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Bajo el seudónimo de \'Droblo\' opera uno de los analistas y traders más reconocidos en el mundo bursátil. Con una dilatada experiencia financiera antes de pasar por el fuego de la bolsa se atreve con su primer libro \'Especulando con la crisis\', una obra en la que repasa desde la crisis de deuda europea a las soluciones que necesita España, pasando por sus mejores consejos para inversores particulares.Pregunta. ¿Qué valoración hace usted de la crisis? ¿Cree usted que ésta es diferente o responde a los mismos parámetros que otras anteriores?

Respuesta de Droblo. Mala, claro. La que empezó a finales de 2007 en los EUA es bastante típica (sobrevaloración de activos+crisis financiera), aunque por su virulencia sólo es comparable a la de 1929 pero por ejemplo la crisis de la Zona Euro sí encuentro que es original. Nunca varias entidades políticas diferentes sin unión política ni fiscal ni bancaria y con tantas diferencias entre ellas se atrevieron a usar una misma moneda y una política monetaria común y eso provocó que un miembro que apenas suponía el 3% del PIB total hiciera temblar toda la Unión si bien las causas de aquello –descuadre de las cuentas públicas por un lado y error en la medición de los riesgos por otro- no suponen ninguna novedad.





P. A grandes rasgos, ¿qué hemos aprendido de la crisis y a qué no hemos puesto remedio para evitar la siguiente?



P. Centrándonos en nuestro país, ¿España está saliendo de ella tal y como asegura el Gobierno de Mariano Rajoy?

R. Primero tendríamos que especificar qué entendemos por crisis pero es evidente que estamos mejor que hace un año y que dos y que la tendencia es buena. El problema es que estamos muy por debajo de nuestro potencial y que, en general, hemos retrocedido muchos años. No creo que desde la postguerra española haya habido, como ocurre ahora, una generación que le dijera a la anterior que lo que le deja es peor. Y me temo es algo que pueda ser común a muchas economías de Occidente.

P. Una de las consecuencias más serias de la crisis para nuestro país ha sido el empleo, ¿qué necesita el mercado laboral para experimentar un cambio de calado?

R. La clave está en crear empleo y para ello en un mundo globalizado hay que ofrecer valor añadido. Intentar ser competitivos con bajos salarios no creo sea el camino ya que siempre nos vencerán en ese aspecto los países en vías de desarrollo, hay que mirar más por la calidad del producto. De todos modos, se le da demasiada importancia al gobierno de turno en la creación de empleo, los que cambiaron la tendencia del paro en España en el peor momento fueron los empresarios turísticos y los que se orientaron a la exportación y lo hicieron con muy poca ayuda gubernamental y contra adversidad tales como una factura energética cara.



Cualquier crash que pueda haber en los mercados va a influir en la economía. Debería ser al revés –que los mercados se movieran por datos o por expectativas de la evolución económica- pero no tengo nada claro que con el exceso de política monetaria que existe, eso vaya a ocurrir. Por eso, riesgos económicos graves –como la deflación- e incluso geopolíticos –como la guerra de Ucrania o una posible ola de atentados yihadistas en Occidente- son quizás menos peligrosos que la extrema complacencia con la que el sistema financiero está manejando sus inversiones.

No obstante, a los inversores individuales les diría que esta situación de euforia, con todo lo peligrosa que es, podría alargarse mucho tiempo y por muchos argumentos que uno tenga, debe extremar sus precauciones pero no debe posicionarse contra ella. Si algo he aprendido de tantos años trabajando en el mundo financiero es que para obtener beneficios económicos es más importante estar a favor de la tendencia que tener razón. Y eso que la situación actual me recuerda a la de finales de 2007 cuando la burbuja inmobiliaria norteamericana ya hacía más de un año que había estallado y aún así, el S&P 500 obvió todos los problemas y marcó máximos

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados