Cuatro grandes amenazas que pueden llevar a Estados Unidos a una nueva crisis económica

30/01/2015
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 19,25 EUR 1,42% Operar
MTS 21,20 EUR 0,78% Operar
MRL 11,71 EUR 0,64% Operar
BKT 7,75 EUR 0,52% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La economía de Estados Unidos lleva más de un lustro en tendencia alcista, lo que ha provocado que numerosos inversores hagan saltar la alarma ante la inminencia de una nueva crisis financiera. Esta crisis se apoya en los cada vez peores datos de la economía norteamericana y en cuatro factores calve que pueden resultar muy perjudiciales, como son el petróleo, la fortaleza del dólar, el estancamiento en los salarios y los problemas en el extranjero.“Las ganancias y la actividad económica se están debilitando, no se están fortaleciendo”, ha señalado en declaraciones a CNN Expansión el jefe de inversiones de Centre Asset Management, James Abate, quien ha añadido que las expectativas de crecimiento para su fondo de inversión, que mueve más de 8.000 millones de dólares, “se están deteriorando”.

1- El precio del petróleo

El precio del barril de crudo ha caído en los últimos meses desde los 100 dólares hasta rondar los 45 dólares, lo que se ha traducido en un arma de doble filo para la economía estadounidense. Por un lado está que se abarata la producción en determinadas industrias y que el precio de la gasolina es mucho más asequible para los ciudadanos.

Pero por otro lado, este descenso en los precios del petróleo puede conllevar una importante oleada de despidos en empresas petroleras y energéticas. Estas firmas han sido responsables de un 13% de las contrataciones que se han producido en Estados Unidos desde 2009, año en el que acabó la recesión, por lo que el impacto de estos despidos puede tener consecuencias muy negativas.

2- la fortaleza del dólar

El euro ha caído a mínimos de 11 años, lo que coloca al dólar en una situación fuerte en el cambio contra la moneda comunitaria. La ventaja de este descenso en el valor del euro se traduce en que resulta más barato viajar a Europa, pero aún así tiene consecuencias negativas en la economía.

Las empresas exportadoras han señalado que esperan una reducción en sus ventas ante la reducción de compras realizadas desde fuera del país, ya que estas operaciones ya no resultan tan baratas como podrían ser hace unos meses. De hecho, el valor de los títulos de Microsoft ha caído un 10% a pesar de que terminara el año presentando unos resultados positivos.

Estas compañías dan trabajo a miles de personas, por lo que la reducción en las ventas podría provocar una cantidad importante de despidos en empresas que tienen grandes mercados en Europa, como United Technologies o Procter & Gamble.



3- Estancamiento en los salarios

Los salarios han crecido en los últimos siete años un 1%, lo que a la larga provoca una pérdida en el poder adquisitivo de las familias, ya que los precios suben y siguen ganando prácticamente lo mismo. Este hecho hace que todas las miradas se centren en la Reserva Federal y en su reacción a este estancamiento.

Es importante que el consumo interno no decaiga y que se suba al tren de la recuperación, que empezó a coger impulso durante el año pasado. Para ello, la Fed tiene que tomar alguna decisión sobre los tipos de interés, algo que podría suceder el próximo miércoles.

Sin embargo, diferentes analistas han apuntado a que la Reserva Federal no subirá el precio del dinero hasta que los salarios registren un crecimiento de 3,5%, cuando en este momento el crecimiento se sitúa en el 1,7%.

4- Problemas en el extranjero

Los tres factores anteriores se suman a la inestabilidad fuera de las fronteras de Estados Unidos. Por un lado, China ha empezado a frenar el ritmo de crecimiento de la última década. Mientra, en el frente europeo, Suiza ha dado comienzo a una guerra de divisas y la Unión Europea trata de salvar a sus países miembro de la deflación.

A estos problemas se suma la incertidumbre sobre Grecia y su nuevo líder político, Alexis Tsipras, y el conflicto en Ucrania y la supuesta implicación de Rusia. Además, también sigue extendiéndose la inestabilidad en Oriente Próximo, en donde Estado Islámico ha abierto varios frentes bélicos en Siria e Irak.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados