Gay de liebana

¿Quién es José María Gay de Liébana?

10/12/2015

José María Gay de Liébana es profesor Titular de Economía Financiera y Contabilidad Universidad de Barcelona

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ELE 23,14 EUR 0,92% Operar
ANA 98,06 EUR 0,10% Operar
ITX 26,27 EUR -0,08% Operar
FER 20,56 EUR -0,24% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redes Sociales

¿A qué se dedica José María Gay de Liébana?

José María Gay de Liébana es profesor Titular de Economía Financiera y Contabilidad Universidad de Barcelona. Doctor en Ciencias Económicas y Doctor en Derecho, es Académico Numerario de la Reial Acadèmia de Doctors. Profesor Titular de Economía Financiera y Contabilidad en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, adscrito al Departamento de Contabilidad. Es Miembro de Honor del Consejo Superior Europeo de Doctores y Doctores Honoris Causa.

¿Qué ha estudiado José María Gay de Liébana?

José María Gay de Liébana también es perito y profesor mercantil, Diplomado en Ciencias Empresariales, Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Licenciado en Economía y Licenciado en Derecho. Censor Jurado de Cuentas y Auditor, es miembro de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF). Está en posesión de los títulos de Diplomado en Estudios de Dirección de Empresas -Especialidad Económico-Financiera por la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas de Barcelona (ESADE) y MBA, y Máster Universitario en Negocios Internacionales.

¿Qué premios ha recibido José María Gay de Liébana?

En 2013, José María Gay de Liébana fue distinguido con el Premio Economía 2012 concedido por la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera en España (ACPE). En 2014, José María Gay de Liébana se le concede la Mención Especial del Jurado de la XX Edición de los Premios Ones Mediterrània, otorgada por Mare Terra Fundación Mediterrània y el Ayuntamiento de Tarragona. Economista, colegiado en el Colegio de Economistas de Cataluña, preside la Comisión de Economía y Finanzas del Deporte. Abogado, colegiado en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

Miembro de Honor, y de Mérito, de la Asociación Profesional de Técnicos Tributarios de Cataluña y Baleares. Asociado de Honor de la Asociación Profesional de Asesores Fiscales de la Comunidad Valenciana. Miembro de Honor de la Asociación Profesional de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales de Andalucía.

Vocal de la Comisión de Principios Contables en España de la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA). Forma parte del Consejo Asesor de la Asociación Catalana de Contabilidad y Administración – Associació Catalana de Comptabilitat i Administració (ACCID).

Miembro de la Asociación Española de Profesores Universitarios de Contabilidad (ASEPUC). Profesor Invitado y conferenciante en varias Universidades españolas y europeas. Colabora con distintos medios de comunicación – prensa, radio y televisión - en temas económicos y también deportivos.

Podría decirse que las dos grandes pasiones de este doctor en Ciencias Económicas y Derecho que ejerce de profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Barcelona son la economía, cómo no, y el fútbol –es hincha del Espanyol–. Sobre ambos diserta haciendo símiles y comparaciones, ha escrito infinidad de artículos y participado en incontables charlas y siempre sin sucumbir a lo políticamente correcto. “Si las estadísticas del fútbol están para romperse, las previsiones económicas están para incumplirse”, afirma.

José María Gay de Liébana es, quizá, uno de los economistas más mediáticos del momento, invitado habitual de los platós de televisión y colaborador habitual de numerosos diarios. Ha sido popularmente bautizado como “el catedrático del sentido común o el economista indignado”. De hecho, en 2007 ya alzó la voz avisando sobre el excesivo endeudamiento y el déficit en España. Quien rebusque en la hemeroteca encontrará en Expansión un artículo en el que decía para quien quisiera escucharle que “ese año [2007] habíamos cenado langosta, pero el siguiente cenaríamos sardinas de lata”. Y así fue.

Asegura que los fundamentos de la economía son tres conceptos que a él le costaron mucho entender en su época de estudiante de contabilidad: activo, pasivo y capital. Sobre ellos ha ido construyendo un discurso para explicar los tres grandes temas del panorama actual: crisis, déficit y endeudamiento. De hecho, éste fue el título de su discurso como académico numerario de la Reial Acadèmia de Doctorsel 20 de marzo de 2014.

Siguiendo el axioma de aquellos barros estos lodos, Gay de Liébana se ha caracterizado por hacer un análisis contundente sobre los orígenes de una crisis que empezó a calificarse de sobresalto y ha terminado siendo sistémica. “Tenemos que aprender las lecciones de una crisis de deuda marcada por el cortoplacismo” o “No hay que gastar más de lo que se ingresa o ingresar más de lo que se gasta y gastar con mesura” son algunos de sus mantras con vistas a objetivos mayores de regeneración moral y catarsis social.

Duda y déficit públicos

Autor de España se escribe con E de endeudamiento, publicado en 2012, disecciona punto por punto todas las aristas de la deuda española, muestra en qué nos hemos endeudado más y dibuja el cuadro de lo que será la economía española en los próximos años. “Hemos visto inmobiliarias en las que el 55% de sus ingresos se destina a cubrir gastos financieros. Eso, como yo les digo a mis alumnos, es inviable. Han sido años de pelotazos, de operaciones corporativas sin ton ni son, de endeudamiento de las familias. En conclusión, el disparate de las finanzas”, decía entonces.

Dos años después, la resaca continuaba. Sin ambages, el año pasado, Gay de Liébana era tajante al afirmar que “España no podrá pagar tamaña deuda pública. No tenemos capacidad financiera y funcionamos a golpe de refinanciación”. Con cotas de la duda pública entonces en el 94% del PIB plantea como balón de oxígeno “la posibilidad de que parte de la deuda pública que supere el 60% del PIB se reestructure como deuda perpetua con el FMI y el BCE como garantes”.

Sobre este punto, ha sido especialmente crítico con el Gobierno, independientemente del color de turno, al plantear cuestiones; cómo el coste de las grandes infraestructuras varadas (aeropuertos vacíos). “¿Cuánto cuesta la industria política de España?”, suele preguntarse en alto. Critica que los responsables políticos no han hecho nada por adelgazar las cifras de gasto público del Estado. “No hay política de austeridad y si un crecimiento de los ingresos tributarios. La presión fiscal directa es insoportable para los ciudadanos, hay una detestable burocracia e inflación legislativa y una plaga de corrupción. Esto explica el auge de la economía sumergida”, sentencia.

En esta misma línea, y a tenor del cuadro clínico del país –elevado paro, un modelo económico incapaz de crear empleo y un consumo privado en atonía sin síntomas de recuperación–, ha llegado a asegurar que "España está condenada a una situación de bancarrota en los próximos años".

Hoy, en 2015, Gay de Liébana se siente un poco más optimista al considerar que “ya hemos tocado fondo, lo hicimos el año pasado, ya partir de ese momento vamos caminando por el fondo y vamos creciendo mínimamente. Ahora, ¿cuál va a ser nuestra capacidad de emergencia?”. Él mismo se responde: reindustrializar el país. “Tenemos que pensar en la nueva industria, en el nuevo mundo, o sea una cultura audiovisual, una cultura tecnológica. Tenemos un sector que apenas representa un 2% del PIB, que en España no gusta y que es el sector de la alimentación, toda la industria alimentaria española es muy fuerte. Tenemos que ir en esa línea, vía sector alimentario, tecnológico, sector farmacéutico, que también es un sector bueno, sector químico, sector de los bienes de equipo”, reflexionaba recientemente en una entrevista.

Fractura social

Gay de Liébana ha alzado la voz por la factura social que esta crisis ha costado a las familias y hogares en forma de paro, “una parte estructural”, aumento de la pobreza y jóvenes sin futuro abocados a emigrar en busca de oportunidades. “Nuestros contrato social con los jóvenes se está incumpliendo”, sostiene. Este escenario social, con pérdida de población, bajos salarios y caída de cotizantes le ha llevado a poner el foco en otra cuestión: la sostenibilidad de las pensiones. Su receta: una reforma en profundidad de la Seguridad Social y una reducción de impuestos para incentivarla actividad económica del tejido empresarial.

Ver cara a cara entre José María O’Kean y José María Gay de Liébana

Ver cara a cara de los economistas José María Gay de Liébana y Lorenzo Bernaldo de Quirós

 

Ver otros cara a cara de Bankinter:

Debate Bankinter: Carlos Rodríguez Braun y José María Gay de Liébana

Debate Bankinter: Cara a cara entre José María O’Kean y José María Gay de Liébana

Debate Bankinter: Cara a cara entre José María O’Kean y Josu Ugarte

Debate Bankinter: Cara a cara de los economistas José María Gay de Liébana y Lorenzo Bernaldo de Quirós

Debate Bankinter: Cara a cara del ex ministro Manuel Pimentel y el economista José Carlos Díez

Debate Bankinter: Cara a cara de los economistas Daniel Lacalle y José Carlos Díez

Publicidad

Destacados