Grecia saldrá del euro para adoptar el dólar, ¿es eso posible?

12/02/2015
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 25,14 EUR 1,95% Operar
IDR 13,28 EUR 1,84% Operar
ACX 12,40 EUR 1,76% Operar
IAG 7,37 EUR 1,61% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Aunque de inicio está afirmación nos pueda arrancar una sonora exclamación de sorpresa, es una teoría que va cogiendo fuerza en los mercados financieros y que se ha visto respaldada, en las últimas horas, por medios de prestigio de EEUU.

Varias tribunas financieras consideran esta hipotética solución como factible. De hecho, en Market Watch, el editor Shawn Langlois bromeaba con la idea de que esta salida a la crisis griega aliviaría toda un área de preocupación para los inversores, que se quedarían sólo con la cuestión de la caída de los precios del crudo como principal temor.

El más firme defensor de la propuesta de que Grecia se decantaría por la divisa de EEUU antes que por restaurar el dracma es Charles Hugh Smith, autor de libros como Survival+: Structuring Prosperity for Yourself and the Nation. Este autor, habitual de AOL, Washington Post y Seeking Alpha afirma que “ya que adoptar un nuevo dracma es problemático, la solución más obvia -al menos para mí- es que Grecia siga el ejemplo de otros países con monedas en crisis y adopte el dólar como moneda nacional”.

Desde su blog en el Washington Post ha seguido defendiendo esta solución y se ha posiciona como un firme convencido de que el ‘Grexit’ se presenta como el desenlace más viable ya que “los griegos tienen una simple decisión: ‘hacer lo que sea necesario’ para seguir en el euro, lo que significa vivir en la austeridad durante las próximas décadas, o dejar el euro”. Para este autor es tan simple como pensar en que “si no hay euro” no hay condena “a la austeridad".

DRACMA VINCULADO AL DÓLAR

Alternativamente, este autor se hace eco de otra opción que también va tomando fuerza: que Grecia acabe optando por un dracma con un tipo de cambio fijo con el dólar, en el momento en que deje la Unión Monetaria Europea. Para Charles Hugh Smith, de esta manera “se establecería una muy necesitada estabilidad en la economía del país”, pero debería ser un tipo de cambio “lo suficientemente bajo como para que el mercado no forzara al banco central de la nación a defenderlo, como ya pasó en el contagio de la crisis de finales de los 90 en Asia”.

Como consejo, apunta que “la nación que establece el cambio de tipo fijo también debe evitar el sobreendeudamiento, en esencia el enloquecer con la estabilidad que da esta política monetaria, que es lo que descarriló el cambio fijo con el dólar de la Argentina en la década de 2000”.

Eso sí, alerta este experto que “a pesar de la propaganda en los medios financieros ‘mainstream’ que promocionan la idea que ‘Grecia no importa ya’, la realidad conlleva un riesgo mucho mayor del temido efecto dominó en la Zona Euro”.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados