Inversor profesional vs. Inversor particular: sus consejos para ganar dinero

12/02/2015
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 11,19 EUR 2,38% Operar
CLNX 20,57 EUR 1,26% Operar
IDR 11,69 EUR 1,04% Operar
TEF 8,61 EUR 0,95% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Bolsamanía ha entrevistado a dos inversores de muy diferente perfil para tratar de conocer cuáles son las técnicas que emplean para ganar dinero en bolsa. Se trata de Borja Muñoz, day trader y autor del día “Day trading en una semana”, y de Mateo García, un inversor particular. Ambos se han presentado a responder nuestras preguntas.

Pregunta. ¿Podría ofrecernos una breve descripción de su perfil inversor?

Borja Muñoz. Soy un day trader, es decir, pongo en riesgo mi patrimonio varias veces al día entrando y saliendo al mercado. Busco movimientos abruptos y verticales en mis posiciones con el fin de obtener beneficios de una manera rápida. Soy autor del libro “Day trading en una semana” que aborda su 4ª edición y profesor colaborador en ESADE Business School y CEF. He fundado Goodtrading donde muestro, a través de formación privada, qué hacer y no hacer para especular con tu dinero.

Mateo García. Soy un inversor aficionado. En un momento dado tenía unos ahorros a los que quería sacar alguna rentabilidad, y vi que operar en bolsa era lo que más oportunidades ofrecía aunque fuera asumiendo cierto riesgo. No pongo en renta variable más del 30-40% del disponible, y como mucho he llegado a tener en cartera 6 ó 7 valores. Hay temporadas en que realizo muchas operaciones y otras en que solo sigo el mercado de reojo. La mayoría de operaciones que hago son a corto plazo, 1 ó 2 semanas; las que ha habido de largo plazo han sido por quedarme “pillado” en algún valor.

P. ¿En qué ha basado su operativa en el último mes, es decir, dónde ha invertido, cómo, en base a qué...?

B.M. Opero la apertura del futuro del mini S&P500 desde hace más de seis años. Desde entonces no he fallado ninguna semana a mi cita con Chicago, ahora bien, este mes también he cerrado posiciones, todas en corto, tanto en el petróleo como en el euro-dolar, activos que han sufrido una gran volatilidad, brindándonos grandes oportunidades tanto para los intradía como los swing traders. Vivo en la incertidumbre, procuro no predecir, nadie sabe lo que pasará. Leo el gráfico, me hago una idea de la lucha entre oferta y demanda y me posiciono del lado del más fuerte, del que está ganando, del que tenga más probabilidades de vencer. Busco el instante más favorable, con la más alta probabilidad a mi favor. Poco más, como ve, poco glamour.

M.G. Normalmente compro valores alcistas que estén corrigiendo o valores que han tenido fuertes caídas esperando un rebote. Opero sobre todo en Ibex, puntualmente DAX, CAC, y NASDAQ. Me baso en entrar a lo que considero “buen” precio, asumo que el valor puede bajar más, pero que tenga muchas probabilidades de que, antes o después, vuelva a ese precio y lo supere. También tengo en cuenta análisis técnico, noticias, previsiones y opiniones de algunos analistas que, con el tiempo, he visto que atinan.

P. ¿Cómo le ha ido en el último mes en los mercados, ha ganado dinero o ha sido un mes complicado?

B.M. Mis resultados, aun siendo buenos, no evidencian la cantidad de oportunidades que dio el mercado en el último mes. La alta volatilidad precisa de un mayor control sobre los stops y no siempre es fácil. Mi track record para todos los activos operados refleja un total de 37 trades con balance positivo de un +2,87% respecto al capital inicial. Sabor agridulce pero positivo siempre que no se pierda.

M.G. Desde que comenzó 2015 los resultados están siendo muy positivos, he sacado alrededor de un 20% de rentabilidad a la cartera, en parte gracias a la subida de Abengoa después del batacazo.

P. ¿Cómo enfrenta los próximos meses?

B.M. Estamos viviendo un magnifico momento, lleno de volatilidad en los mercados, nerviosismo, agitación política, incertidumbre, cambios de gobierno, rupturas de máximos y mínimos históricos en índices y divisas, en definitiva, una coyuntura que resulta un caladero que debemos explotar. Como trader eres un mercenario que debe acudir allí donde se produzcan los conflictos más intensos. Soy un especulador y no obtengo lau

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados