Francisca Serrano, autora de Hijo rico, hijo pobre: El dinero no es malo, aprendámoslo de una vez

16/02/2015
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 18,46 EUR 2,44% Operar
ABE 16,75 EUR 0,21% Operar
GRF 23,58 EUR 0,17% Operar
ELE 20,62 EUR 0,15% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

¿Educan igual los ricos a sus hijos que los pobres? No, claro que no. Pero ahora es posible. Francisca Serrano, trader de éxito y autora de varias publicaciones (Escuela de bolsa y Mueve tus ahorros y gánate un sueldo), vuelve a la carga con \'Hijo rico, hijo pobre\'. Un libro éste que se convertirá en una herramienta familiar que ayudará a niños y adultos a tener una buena educación financiera basada en el sentido común.

Una publicación orientada a los padres que valoran la educación, que quieren dar a sus hijos bases financieras sólidas para darles una ventaja temprana en la vida. Porque en la era de la hiper información, un buen contacto con el dinero es más importante que nunca. El inicio de la falta de educación financiera se halla en este libro, que como siempre todo lo recaudado con su venta irá destinado a la lucha contra el cáncer.

P. Al ver el título de su libro, "Hijo rico, hijo pobre", la relación con el escrito por Robert Kiyosaki, "Padre rico, padre pobre", es inmediata. ¿Qué le ha llevado a escribir este libro? ¿Por qué ese título?

Respuesta de Francisca Serrano. Los títulos no los ponemos los escritores. Los pone la editorial, pero aun así me siento muy honrada. Para mí Robert Kiyosaki es uno de mis mentores. Yo me agarro a la segunda visión que presenta este escritor, a la del padre rico, e intento a través de todo el libro dar parámetros de cómo pensar de forma distinta sobre el dinero. De hecho, hay personas que les toca la lotería y no son capaces de gestionarlo. Esto va mucho en la relación que tengamos con el dinero. La pregunta es: ¿cómo podemos tener una buena relación con el dinero? Evidentemente, desde pequeños. Aprendiendo a tenerla de las personas que tenemos en nuestro entorno. Aquí tenemos un hándicap: si tienes la suerte de caer en una familia que tiene buena relación con el dinero tú también la tendrás. Pero, ¿qué pasa si caes una familia que no la tiene? Pues que o tú tienes esa inquietud por aprender o te vas a encontrar en la misma línea que la mayoría del mundo. Con el libro trato de crear esa inquietud primero en los padres y, en segundo lugar, en los hijos.

P. Habla usted de la pirámide del éxito. ¿En qué consiste y cuáles son las recetas principales para llegar a la cúspide?

R. La pirámide del éxito es el camino que hay que seguir, los primeros pasos a seguir que tendrían que seguir tanto un adulto como un niño. Lo primero que tenemos que cambiar en la pirámide del éxito son nuestras creencias, la forma de ver el dinero; tenemos que tener un plan de acción con una meta clara; tenemos que empezar a ahorrar (el 10% mínimo de los ingresos); tenemos que olvidarnos de las deudas malas; también tenemos que educarnos financieramente; tenemos que aprender a invertir conociendo el interés compuesto y sabiendo que el tiempo juega a favor de los niños y en contra de los adultos. También tenemos que saber cómo generar ingresos pasivos, nuestro plan B. Por último, en la cúspide de la pirámide está el legado, que ojo no tiene porque ser tener muchos ceros en la cuenta. Cada uno tienes sus expectativas.

P. Profundizando en ese éxito, ¿cuáles son las creencias limitantes que no permiten el éxito en cualquier proyecto sea el que sea? ¿Por qué cree que es necesario que cualquier persona abandone su zona de confort?

R. Las creencias limitantes negativas vienen derivadas de ver muchas quejas con respecto al dinero. Por ejemplo, esos padres que llegan a fin de mes y no podía llegar y hablaba mal del dinero o de la gente que lo tenía. Esta creencia entra en la cabeza de los niños. Vinculas dinero a algo malo cuando en realidad el dinero no hace nada. No es ni bueno ni malo. Es el uso que las personas hacen de él. Las creencias vienen de la educación que nos han dado. Hay que cambiar el chip y empezar a ver el dinero de una forma positiva.

Con respecto a la zona de confort, “quien no arriesga no gana”. Si tú no intentas buscar nuevas vías, éstas no te van a venir a buscar a casa. Tienes que hacer algo,

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados