Desbandada en la deuda griega: las rentabilidades de los bonos a corto plazo se disparan

05/02/2015
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ACX 11,04 EUR 3,66% Operar
MTS 22,48 EUR 2,48% Operar
DIA 5,61 EUR 2,32% Operar
ACS 32,48 EUR 2,28% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de no aceptar la deuda griega como colateral en sus operaciones ordinarias ha pasado una dura factura a la deuda pública griega. La rentabilidad del bono a diez años heleno ha superado el 10%, tras finalizar la jornada del miércoles en el 9,793%. El bono a cinco años ha subido hasta casi el 13%.La oleada de ventas se centra, no obstante, en la deuda helena a más corto plazo. La rentabilidad exigida al bono griego a tres años supera el 18%, cerca del nivel del 20% que llegó a rozar en jornadas anteriores. Por su parte, la prima de riesgo de Grecia, que había conseguido mantenerse por debajo del nivel psicológico de los 1.000 puntos, ha subido esta mañana hasta los 1.038 enteros.

El BCE anunció el miércoles que dejará de aceptar deuda griega a partir del miércoles 11 de febrero, de manera que los bancos griegos se verán obligados a acudir al ELA (liquidez de emergencia del BCE) a partir de ese momento y conviene recordar que la autorización para que un banco central de un estado miembro entregue ELA a sus bancos la otorga (o no) el propio banco central del Viejo Continente. Además, la "Troika" (Fondo Monetario Internacional, BCE y Comisión Europea) rechaza el canje de bonos propuesto.

Según los expertos de Bankinter, "el BCE presiona de forma alineada con la Troika para que Grecia y su sistema financiero sean conscientes de que sólo pueden (Estado y bancos) conseguir financiación de la Zona Euro y del BCE porque el país tiene ahora cerrados los mercados de capitales".

La clave para la permanencia de Grecia en el euro la tiene, en la práctica, el BCE porque si los bancos se quedan sin liquidez necesitarán acudir al ELA y, en el hipotético caso de que el la autoridad que preside Mario Draghi se la negase, Grecia tendría que emitir su propia moneda para tender a los bancos, lo que automáticamente forzaría su salida del euro.

¿Sucederá eso? Bankinter sostiene que "es altamente improbable, ya que expulsar a un miembro del euro implicaría aceptar el fracaso de un proyecto político que va más allá de una divisa única y pondría de manifiesto que el euro y el proyecto político no son sólidos, por lo que una especulación lo suficientemente fuerte podría terminar expulsando a otros estados miembros en situación de debilidad".

En consecuencia, el desenlace más probable es un acuerdo de extensión del pago de la deuda a plazos muy largos, probablemente sin intereses, de la mano de un nuevo programa para reconducir la economía griega menos severo que el actual. Pero este proceso no será rápido, sino que exigirá meses, de manera que probablemente los bancos griegos sobrevivirán con el ELA durante ese tiempo.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados