Big Data por una sociedad mejor ¿para qué sirve?

12/08/2015
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ANA 92,75 EUR 1,26% Operar
IBE 10,70 EUR 0,99% Operar
CLNX 56,38 EUR 0,97% Operar
ELE 23,68 EUR 0,72% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

4745.tecnologia

Cada vez más equipos científicos ven con claridad que pueden emplear Big Data, especialmente de la telefonía móvil, para conocer patrones de nuestra conducta en tiempo real y con ellos predecir y resolver las necesidades más básicas de la sociedad. Por ejemplo, si se conoce con detalle los resultados de los tratamientos de nuestras enfermedades, nuestro gasto energético, nuestra movilidad o nuestro consumo, se tienen una base firme para crear sistemas de salud, de energía, de transporte o financiero mucho más eficientes que los actuales.

Este nuevo punto de vista de la aplicación de Big Data se facilita enormemente en sendas iniciativas legales en EE.UU. y la Unión Europea que van a permitir que las personas puedan decidir si comparten o no sus datos.

La revista Forbes, haciéndose eco de este giro en la investigación de Big Data, publicó recientemente un artículo que plantea qué puede decirnos Big Data sobre nuestra conducta “¿Qué nos puede contar el Big Data acerca del comportamiento humano?”

¿Qué puede decirnos Big Data de nuestra conducta social y para qué?

Las personas se relacionan o buscan todo tipo de información a través de dispositivos informáticos, de los que el móvil, por ser es el más utilizado, se ha convertido en la mayor fuente de datos del mundo.

Si se nos dice que a través de los móviles se puede saber en cada momento dónde estamos, qué hacemos, con qué o con quién pasamos el tiempo, nos asustamos. Si se nos dice que a partir de ellos se pueden conocer los patrones con los que interactuamos con los demás y con ello averiguar a quién vamos a votar y cómo vamos a reaccionar ante determinadas situaciones, nos horrorizamos. Estas afirmaciones parecen indicarnos que nos estamos introduciendo en tiempos en que otros tienen el poder de manipularnos en un grado que hasta ahora desconocíamos.

Pero nada tiene que ser lo que parece. Los investigadores de Big Data tienen un enfoque opuesto. La enorme acumulación de datos en tiempo real puede mejorar radicalmente el mundo si la provisión de datos se hace de manera transparente y las personas de modo consciente eligen compartirlos para mejorar la vida común.

Recogiendo así los datos de nuestros móviles ya es posible, por ejemplo, hacer investigaciones muy valiosas en el sistema de la salud pública para conocer las consecuencias de los tratamientos actuales en la mejora o no de las distintas enfermedades; las posibles intervenciones para frenar el calentamiento global se empiezan a afinar con la posibilidad de saber los patrones de conducta de las personas en las ciudades, lo que permite diseñar intervenciones para que sean más humanas y consuman menos energía, menos agua, tengan mejor transporte y gestionen mejor sus residuos.

Por otro lado estamos pasando de entender las relaciones sociales y las transacciones en los mercados como medias estadísticas a la comprensión de qué interacciones individuales hacen posibles esas relaciones.

El cambio de enfoque del estudio de Big Data para el bien público.

Los especialistas de Big Data están comprendiendo que es necesario un cambio de enfoque de su estudio. Dejar de tratar de interpretar cantidades ingentes de datos según modelos matemáticos, para emplearlos en lo que realmente importa, entender cómo las personas, conectadas entre sí a través de distintas tecnologías, crean sus organizaciones, sus infraestructuras, sus empresas, sus mercados, sus finanzas, sus gobiernos.

El reto de esta nueva visión de Big Data es que los fenómenos sociales son el resultado de millones de pequeñas transacciones entre particulares. Y los investigadores de Big Data tienen que hallar, entre enormes cantidades de datos, el patrón de esas transacciones individuales que es el responsable de, por ejemplo, el despilfarro energético de una ciudad, o de un sistema de salud ineficiente o de una burbuja financiera.

¿Qué objetivo persigue?

El objetivo es conocer estos micro-patrones y cómo van cambiando, ya que los detalles de la conducta de la mayoría de las persona son los que determinan el resultado de cómo es una sociedad. Entender la sociedad humana a una escala tan fina sólo es posible con la magnitud de datos que hoy se recogen y en tiempo real.

¿Qué principal problema tiene?

Queda muy claro que uno de los grandes problemas que entraña este cambio de punto de vista del estudio de Big Data es asegurar la privacidad de todos los datos que no queramos compartir, lo que implica que la propiedad de nuestros datos es nuestra.

6153.bankinter_2D00_ir_2D00_portada

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 

0131.0336.articulos.PNG_2D00_550x0

6052.Top-rese_F100_as-BKT

4263.8877.maria_2D00_dolores_2D00_dancausa_2D00_pedro_2D00_guerrero_2D00_2015.jpg_2D00_550x0
3348.cara-a-cara
0638.50-bk

Top reseñas para entender la economía

Top 50 de empresas con mejor reputación

Gay de Liébana vs Bernaldo de Quirós Bankinter cumple 50 años pensando diferente

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

7711.facebook7585.caja-tw

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados