A grandes males grandes remedios: las empresas sostenibles

01/09/2015

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

6036.rsc

Si toda la población actual viviese como los europeos se necesitarían tres planetas para mantenernos y si viviese como los estadounidenses se necesitarían cinco, el problema es que solo tenemos un Planeta.

Cuando las necesidades que se ha creado la humanidad superan la capacidad de renovación de la corteza terrestre estamos ante un problema de la mayor gravedad y las vicisitudes que estamos empezando a vivir no solo  pondrán a prueba a las personas sino también a las empresas.

Aquellas empresas que están reaccionando a estas alteraciones no están  empeñadas en conseguir consumidores e inversores a cualquier precio y con rapidez y, en cambio, en sus objetivos han incorporado consideraciones sociales y medioambientales.

Al frente de estas empresas están empresarios profundamente innovadores a quienes se llama empresarios responsables.

El año 2015 ha sido el año de las empresas sostenibles y de los empresarios responsables. En él se han realizado multitud de encuentros sobre el tema y uno de los últimos será la Conferencia Internacional del Desarrollo Sostenible y las Empresas Multinacionales (MESD'15), que se celebrará en Lisboa y en la que se discutirán las nuevas estrategias de  las empresas multinacionales para mejorar su negocio sostenible.

La amplitud de objetivos de las grandes empresas sostenibles

Estamos adentrándonos en un tiempo de grandes desafíos y a la vez oportunidades sin precedentes para las empresas capaces de enfrentarse a ellos.

La mentalidad empresarial de beneficios a corto plazo, “lo mejor es lo más rápido”, empieza a fallar y su fracaso se refleja en problemas como la recesión económica. La solución de estos problemas requerirá una transformación sostenible de la sociedad y sus empresas son un factor clave para lograrlo.

El naciente pero imparable cambio hacia la sostenibilidad favorecerá a aquellas empresas que comprendan las nuevas reglas del juego, para las que el enfoque sostenible de sus negocios resultará enormemente rentable incluso en áreas hasta ahora inexploradas. 

Sin embargo, un enfoque sostenible de la empresa es insuficiente. ¿Cómo una empresa puede hacer frente a los problemas de sostenibilidad de sus mercancías si no sabe cómo son las que le están suministrando? ¿Cómo una empresa puede tener una estrategia sostenible si no tiene datos sobre el modo como ella interactúa con sus clientes y proveedores? ¿Cómo una empresa puede mitigar el riesgo si no sabe cuáles son sus riesgos realmente?, y ¿cómo puede fomentar la confianza y la transparencia dentro de su propia cadena de suministro si sus procesos no son compatibles con los de sus proveedores?

La claridad de objetivos de un enfoque sostenible tiene que ir unido a flujos de información transparente, a bucles de retroalimentación, y al fomento del aprendizaje y cambio de las empresas a todos los niveles.

Aquellas empresas que empiezan a entender la necesidad de una estrategia para el éxito a largo plazo en un planeta finito, desarrollan ineludiblemente la creatividad y la innovación en todos los niveles de su producción y ello les permite identificar soluciones para el nuevo mercado, muchas veces con productos, tecnologías y soluciones de negocio ya existentes que transforman en productos y servicios que ofrecer a la nueva demanda.

Y las empresas en la vanguardia de este cambio hacia la sostenibilidad aumentarán no solo su valor, sino que atraerán la fidelidad de sus empleados, de sus consumidores y de sus inversores. Mientras, las empresas ajenas a los nuevos tiempos perderán cuota de mercado.

La creatividad de las grandes empresas sostenibles      

Las empresas sostenibles no son una utopía. Las de origen estadounidense, sueco o neozelandés aceptaron hace tiempo el reto y hoy este cambio se está extendiendo a empresas de todos los sectores económicos y zonas del planeta.

Por ejemplo, Google se ha empeñado en hacernos conscientes del efecto de los alimentos en nuestra salud, en la agricultura y en el clima. Este enfoque ya ha dado un fruto inesperado, la empresa ha llegado a acuerdo con los agricultores locales del norte de California. Que una empresa tan influyente a nivel global se plantee los objetivos de enseñar a comer e impulsar la agricultura ecológica indica que algo importante está cambiando en las multinacionales.

A medida que las grandes empresas empiezan a dar respuestas sostenibles, su prestigio aumenta porque su actuación favorece a todos.

 

6153.bankinter_2D00_ir_2D00_portada

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

7711.facebook7585.caja-tw

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados