generaciones trabajo

Cuatro generaciones en el mismo centro de trabajo

30/09/2015

La empresa actual se ve obligada a organizar equipos con trabajadores de diferentes edades

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENG 21,09 EUR 3,74% Operar
MRL 12,58 EUR 3,11% Operar
NTGY 24,20 EUR 2,11% Operar
IDR 8,00 EUR 1,59% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redes Sociales

Una  generación  está constituida por personas que en sus años de formación han vivido unas mismas circunstancias que las hace partícipes de ciertas actitudes vitales y valores.

Desde mediados del s. XX se han producido en EE.UU. rápidos saltos generacionales provocados por intensos cambios sociales que se han extendido al resto mundo.

Una consecuencia de esta concatenación acelerada de generaciones es que hoy, por primera vez en la historia, cuatro generaciones trabajan juntas en las empresas y, además, mientras una está saliendo por la puerta, la generación silenciosa, otra está entrando por ella, la generación Z. 

Cada  una de estas generaciones tiene sus rasgos de comportamiento en el trabajo:  

  1. La generación silenciosa  nació de 1925 a 1945 (entre la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial y ha vivido el auge económico posterior a la guerra), tiene en general un gran sentido familiar, es muy disciplinada, trabaja con firmeza y  permanece en la misma empresa durante tiempo. Esta generación está desapareciendo.
  2. La del babyboom nació de 1946 a 1964 (después de la Segunda Guerra Mundial), creció en años de bonanza económica, con la televisión, y fue  adolescente en los años 60 y 70 con los movimientos antiautoritarios. En el trabajo es idealista, competitiva y con sentido del deber. Todavía constituye la mayoría de los empleados de las empresas, pero cada vez trabaja en más estrecha colaboración con la generación siguiente.
  3. La generación X nació de 1965 a 1980 (durante y después de la guerra de Vietnam), padeció una alta tasa de divorcios de sus padres y, mientras estos trabajaban, se convirtió en niño “con llave”. Creció en el inicio de la revolución tecnológica. En el trabajo es individualista y cambia fácilmente de una empresa a otra.
  4. La del milenio o generación Y nació de1981 a 2000 (durante una recesión seguida de prosperidad, en una sociedad en pleno cambio tecnológico y llena de incertidumbre), y creció escéptica respecto a la  autoridad. En el trabajo quiere colaborar “para el bien común” y está muy familiarizada con  la tecnología.
  5. La generación Z nació después de 2000 (durante la gestión y el estallido de la crisis de 2007), todavía está estudiando pero ya le preocupa su bienestar económico. Aún está preparándose para trabajar pero ya se muestra competitiva y realista, con gran capacidad para  utilizar la tecnología y muy dispuesta a abrir negocios. 

La empresa actual se ve obligada a organizar equipos con trabajadores de diferentes edades, con frecuentes relevos generacionales y que deben estar al día de los incesantes cambios tecnológicos.

El primer paso para que equipos de trabajo tan dinámicos funcionen sin fricciones es que sus responsables conozcan las fortalezas y debilidades de cada generación y saquen de cada una de ellas lo mejor para el trabajo en colaboración.

Cuatro generaciones en el lugar de trabajo

El estudio “Cuatro generaciones en el lugar de trabajo”  muestra cómo las empresas están tratando de dar cabida a cuatro generaciones en  compañías de varios países. 

La investigación descubre la dificultad de este reto. La mitad de los trabajadores encuestados considera que su empresa no sabe dar respuesta adecuada a cada una de las generaciones.

El 65% de los encuestados está de acuerdo que hay diferencias fundamentales en cómo actúan los empleados de cada generación. Por ejemplo, la preferencia por la comunicación cara a cara en el trabajo respecto a la mantenida a distancia va descendiendo de generación en generación, el 77% de los Baby Boomers la prefiere frente al 58% de la generación Z. Otro ejemplo, el 73% de la generación Z cree que su futuro empleador atenderá sus necesidades, frente a sólo el 48% de las otras generaciones.

Pero lo más interesante del estudio es que descubre un nuevo desafío al que pronto  tendrán que responder  los directivos de las empresas. Más de un tercio de los empleados temen la llegada de la generación Z porque la consideran más preparada para la próxima ola de innovaciones tecnológicas que alterará el mundo del trabajo.

Y, sin embargo, la mayoría de los trabajadores de todas las edades, un 88%, creen que tener una fuerza de trabajo de distintas generaciones es un gran activo para las empresas. 

Una dirección que comprenda y armonice todas las generaciones

El estudio destaca la necesidad imperiosa de establecer ambientes que fomenten un trabajo grato y productivo para todas  las generaciones que participen en los equipos de las empresas.

Para ello los directivos tienen que renunciar  a un único estilo de organizar a sus subordinados y conocer las características de cada una de estas generaciones. Si sus empleados abarcan cuatro décadas de edad y tienen experiencias laborales que van de treinta años a tres años, tendrán que acostumbrarse a utilizar varios estilos de gestión para dirigirlos.

En el próximo futuro las empresas más exitosas con sus empleados serán aquellas que sepan involucrar por igual a los trabajadores de todas las generaciones, desde las más experimentadas hasta la más jóvenes e impetuosas. 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados