Cinco claves para entender las caídas de las bolsas y acostumbrarnos a la volatilidad

18/01/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 25,14 EUR 1,95% Operar
IDR 13,28 EUR 1,84% Operar
ACX 12,40 EUR 1,76% Operar
IAG 7,37 EUR 1,61% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El inicio de 2016 se les ha atragantado a los mercados. Difícilmente podíamos imaginarnos un comienzo de año con un desplome del 11% en el Ibex o, al otro lado del Atlántico, del 8% en el S&P 500. Los inversores tienen que lidiar ahora con estas correcciones y, según los expertos, con una volatilidad que ha vuelto al mercado para quedarse.

Las caídas del inicio de año han sido consecuencia de un cúmulo de factores que incluyen a China y al petróleo, y que aumentan las dudas en torno al crecimiento global, y los temores a que una normalización demasiado rápida y temprana de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed). “Estos elementos son tan solo un reflejo de la mayor profundidad de unos mercados financieros dependientes de la política, con el consiguiente aumento de riesgo de adoptar políticas erróneas en numerosos frentes”, opina Giordano Lombardo, director de inversiones de Pioneer Investment, que analiza en cinco claves las correcciones de la renta variable y la volatilidad del mercado.

1. ¿QUÉ HA PROVOCADO LAS CAÍDAS?

“La corrección que se está produciendo en el mercado es una combinación de distintos factores macroeconómicos y técnicos. Como ya sucedió el pasado verano, en los mercados financieros ha aumentado el escepticismo respecto a la capacidad de China para gestionar su transición económica y evitar simultáneamente experimentar una fuerte ralentización”, resume Lombardo. El experto cree, no obstante, que el exceso de capacidad de algunos sectores de la principal economía asiática “es positivo para la perspectiva a largo plazo del país en lo que se refiere a sostenibilidad del crecimiento”, aunque reconoce que “es negativo para los mercados emergentes, extremadamente dependientes de la demanda china de productos básicos”.

2. ¿AUMENTARÁ LA VOLATILIDAD?

Lombardo advierte que la volatilidad podría incluso seguir aumentando en las bolsas. “Los mercados financieros han aumentado gradualmente su vulnerabilidad y ya hemos podido ver muestras de esta fragilidad en 2015”, indica el director de inversiones de Pioneer Investment. “La volatilidad ha sido constante desde el verano. Los rendimientos de la deuda soberana de los principales países siguen siendo muy bajos y están manipulados por las actuaciones de los Bancos Centrales, mientras que la debilidad del ciclo de los productos básicos está pesando sobre algunos mercados emergentes y sobre el segmento de crédito (es decir, la energía)”, añade.

3. ¿HAY QUE SER CAUTOS DE CARA AL FUTURO?

“Todas las perspectivas económicas dependen mayoritariamente de la actuación política y están expuestas al riesgo de que se cometan errores políticas”, asegura Lombardo, que sí cree que hay que mantener la cautela. “Los bancos centrales han jugado un papel clave alimentando el mercado alcista de los activos de riesgo. Su papel seguirá siendo clave en 2016, aunque el margen para la intervención es menor que en 2015 prácticamente en todas partes y se están quedando sin munición”. Asimismo, cree que “existen importantes riesgos geopolíticos por todas partes, y a consecuencia de estas numerosas fuentes de incertidumbre, creemos que cada vez es mayor la probabilidad de que se produzca un riesgo de suceso extremo, sobre todo consecuencia de la adopción de políticas erróneas”, insiste.

4. MOTIVOS PARA EL OPTIMISMO

Pese al negro escenario que han dibujado las correcciones en las bolsas, “si analizamos las perspectivas económicas en general, podremos ver acontecimientos positivos en la mayoría de los países desarrollados”, argumenta el experto. La recuperación estadounidense “está bien encauzada” y en la zona euro “las reformas estructurales aplicadas deberían contribuir a que la economía sea menos vulnerable a los impactos externos”. Además, la política fiscal “es menos restrictiva en casi todo el mundo, lo que debería dar algo de oxígeno a la economía”. Por su parte, la política monetaria “sigue siendo flexible”. “Estos elementos deberían contribuir a una mayor resistencia de la eco

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados