Pérdidas para un Ibex en 8.600 puntos: Jim Cramer no se cree el rebote de Wall Street

25/01/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ITX 31,66 EUR 2,91% Operar
DIA 4,25 EUR 1,89% Operar
IAG 7,26 EUR 1,11% Operar
SGRE 11,15 EUR 1,09% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Pérdidas moderadas para el Ibex a media sesión, mientras Jim Cramer, el célebre analista, ha comentado que no se cree el rebote de Wall Street desde los mínimos del pasado miércoles, cuando el S&P 500 llegó a tocar un mínimo anual en 1.812 puntos.

 

En su opinión, ha comentado en CNBC, hay tres factores muy negativos para la renta variable americana: la fortaleza del dólar, la caída del dólar y los beneficios empresariales. La fortaleza del dólar es muy negativa para Cramer, según ha comentado en CNBC, porque afecta a los beneficios empresariales de las multinacionales americanas: "Ahora el dólar se ha convertido en un coste, como el trabajo, los intereses o los materiales".

En este sentido, los analistas de Goldman Sachs prevén que el euro pierda la paridad contra el dólar en un plazo de 12 meses. Estos expertos han vuelto a prever que la divisa europea caiga hasta 0,95 en su cruce contra la divisa americana, frente a su anterior previsión de la paridad en el plazo de un año. Goldman ha rebajado su previsión para el euro a 3, 6 y 12 meses, desde los anteriores 1,07, 105 y 1,00, hasta los actuales 1,04, 1,00 y 0,95, respectivamente. Para 2017, esperan ver a la divisa europea en 0,90.



EL SEGUNDO FACTOR NEGATIVO: EL PRECIO DEL PETRÓLEO

El segundo factor negativo para Cramer, también pese al rebote que ha registrado desde los mínimos de la semana pasada, es el precio del petróleo. El rebote del crudo WTI, de referencia en Estados Unidos, hasta 31 dólares, no significa nada para Cramer. El mercado sigue inundado de petróleo y no hay suficiente demanda para absorber la oferta.

Técnicamente, según José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, destaca que el crudo ha rebotado más del 10% desde los mínimos semanales. Sin embargo, añade que "se trata de un simple rebote dentro de unos niveles históricos de “sobreventa” y poco más. Las últimas caídas han sido de tal magnitud que sitúan la primera zona de resistencia bastante lejos de los precios actuales".



LOS RESULTADOS EMPRESARIALES, OTRO PROBLEMA PARA LAS BOLSAS

Por último, Cramer considera que los resultados empresariales lastrarán a las bolsas, porque muy pocas empresas se han beneficiado de la caída del petróleo. Además, muchas industrias como las de automóviles parecen haber tocado techo.

Por tanto, Cramer considera que la situación fundamentel para el mercado no ha mejorado. "Creo que hemos visto un rally de sobreventa que podría estar sembrando las semilas de su propia desaparición, ya que ha impulsado a las bolsas a niveles que no son justificables por fundamentales", ha dicho.

Por ello, su consejo es vender durante el rally actual y prepararse para más debilidad en el mercado de acciones, sobre todo si la Fed sigue insistiendo en elevar más los tipos de interés.

Análisis | China, siempre China

GOLDMAN PREVÉ MÁS PROBLEMAS EN CHINA EN LOS PRÓXIMOS AÑOS

Por su parte, los expertos de Goldman Sachs han comentado que la transición de China hacia un modelo económico centrado en el consumo interno mantendrá a los mercados emergentes bajo presión durante los próximos cinco años. El consejo de estos expertos a sus clientes es que "ajusten su exposición" a los activos de los mercados emergentes (EM).

"El país está intentando orientar su economía desde las exportaciones y la inversión hacia un modelo más equilibrado centrado en el consumo", han señalado desde Goldman en un informe titulado \'El gran dilema de China\', recogido por CNBC. "Una agenda de reformas tan compleja e interconectada nunca ha sido realizada a esta escala. La transición, si se consigue, no es probable que sea suave", han añadido.

En su opinión, esta transición provocará un aumento de la volatilidad no sólo en 2016, sino en los próximos cinco años. "Las economías desarrolladas no serán inmunes a la volatildad que emana desde China, pero los impactos directos e indirectos serán menos. No obstante, esperamos que los mercados desarrollados sobrerreaccionen, como lo hicieron en agosto de 2015 y lo han

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados