El IPC de la zona euro demuestra que el BCE se quedó corto en diciembre y tiene que hacer más

05/01/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 25,14 EUR 1,95% Operar
IDR 13,28 EUR 1,84% Operar
ACX 12,40 EUR 1,76% Operar
IAG 7,37 EUR 1,61% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Los datos de IPC de la zona euro han sido más débiles de lo esperado en diciembre y apoyan la opinión de aquellos expertos que creen que el Banco Central Europeo (BCE) tendría que hacer más de lo que ha hecho hasta ahora para apoyar la recuperación económica.

"(...) En última instancia, se necesitará una acción política del BCE más audaz para llevar la inflación a su objetivo. El IPC armonizado se mantuvo sin cambios en el 0,2%, más débil que la previsión del consenso, que preveía un pequeño aumento del 0,3%. El desglose confirma que la inflación de la energía se elevó del -7,3% al -5,9% pero esto fue contrarrestado por caídas en los alimentos y en el alcohol. La tasa subyacente (excluyendo energía, alimentos, alcohol y tabaco) se mantuvo sin cambios en apenas el 0,9%", explican los expertos de Capital Bolsa.

Añaden estos analistas que es cierto que la debilidad de la inflación de los alimentos puede haber sido una respuesta temporal a un clima demasiado cálido y que, con la inflación de la energía incrementándose aún más, ven la tasa global en constante aumento hasta alrededor del 1% en los próximos seis meses o menos. Sin embargo, añaden estos analistas que, con una lenta expansión del PIB, la capacidad de reserva económica seguirá ejerciendo presión a la baja sobre la inflación subyacente. Hay que tener en cuenta además que, la aún elevada tasa de desempleo, ha mantenido un crecimiento salarial muy tenue.

"En definitiva, seguimos pensando que el BCE ha sido demasiado \'tímido\' en diciembre y creemos que se verá obligado a acelerar su ritmo de compras de activos en poco tiempo, tal vez en el segundo trimestre", señalan desde Capital Economics.



LA GRAN DECEPCIÓN

La reunión del BCE de diciembre supuso una gran decepción para el mercado y para unos inversores que esperaban que el organismo hiciera mucho más de lo que anunció finalmente. Draghi no comunicó un incremento de la cantidad mensual destinada a la compra de activos (60.000 millones de euros) aunque es cierto que sí anunció una rebaja de 10 puntos básicos en la tasa de facilidad de depósito y que el programa de compra de activos se extenderá hasta marzo de 2017, como mínimo.

"Mucho ruido y pocas nueces", decían los expertos el día después de la reunión que tuvo lugar el 3 de diciembre porque precisamente se esperaba mucho de este encuentro y esas expectativas se vieron decepcionadas. De hecho, puede que asistiéramos a la primera vez, desde que Draghi llegó a lo más alto del BCE, en la que las palabras del italiano, lejos de animar a las bolsas (como suele ser lo habitual) las llevaron a recortar con mucha fuerza.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados