Wall Street se desploma en el peor inicio de año del S&P 500 desde 2001

05/01/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SGRE 11,54 EUR 3,50% Operar
VIS 55,24 EUR 3,33% Operar
CLNX 21,60 EUR 0,77% Operar
MAP 2,67 EUR 0,60% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La Bolsa de Nueva York ha iniciado el año 2016 con pánico y caídas de más del 1% en el S&P 500 y el Dow Jones y de más del 2% en el Nasdaq. Una ola de ventas que se produce por el miedo al petróleo, a China y a la escalada de tensión en Oriente Medio, después de que Irán y Arabia Saudí hayan roto relaciones diplomáticas.

Al cierre, el Dow Jones se desploma un 1,58%, el S&P 500 pierde un 1,53% y el Nasdaq, el peor parado, retrocede un 2,08%. En el último tramo de cotización, Wall Street ha remontado y ha aliviado sus caídas, que han llegado a ser de más de dos puntos. El Dow Jones, de hecho, iba camino de cerrar su peor jornada inaugural de año desde 1932, aunque al final ha sido la peor desde 2008. Para el S&P 500 y para el Nasdaq la sesión de este lunes ha supuesto el peor inicio de año desde 2001.

Los inversores han tenido que empezar la jornada con una serie de referencias que han llegado desde el extranjero y, todas ellas, negativas para la renta variable. Una de ellas ha sido China, donde el Shanghai Composite ha caído un 6,86% después de que se haya publicado un decepcionante dato de PMI Manufacturero, que reflejó una bajada hasta 48,2 puntos desde 48,6. El consenso de analistas esperaba un incremento hasta la cifra de 49. Para colmo, este lunes entraban en vigor los nuevos mecanismos del Ejecutivo para contener las grandes fluctuaciones de las bolsas, que congelan la cotización de un valor determinado durante 30 minutos si llega a ganar o perder un 5% en la sesión.

"Hay sobrerreacción a las noticias que llegan desde China. El petróleo todavía tiene posibilidades de recuperarse", opina Robert Pavlik, estratega jefe de mercado de Boston Private Wealth, que en declaraciones a CNBC trata de restar importancia a la jornada bajista del mercado norteamericano.



TENSIÓN EN ORIENTE MEDIO Y VOLATILIDAD DEL PETRÓLEO

El otro acicate para el mercado estadounidense ha sido la tensión geopolítica, después de que durante el fin de semana Arabia Saudí rompiera relaciones diplomáticas con Irán, como respuesta a un ataque a la embajada saudí en Teherán. Durante el sábado se sucedieron protestas a lo largo de Irán contra la ejecución del clérigo Nimr Baquir al Nimr, opositor al Gobierno de Arabia Saudí. Otros países como Bahréin o Sudán también han roto su relación con el estado persa, mientras que Emiratos Árabes Unidos la ha reducido.

Hay que tener en cuenta que Arabia Saudí e Irán son las dos principales economías del mundo árabe pero también son dos países con mayoría suní y chií respectivamente, con lo que aumenta la brecha entre las dos principales ramas del Islam. Asimismo, esto podría suponer un nuevo capítulo en la división interna que surgió durante 2015 en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ante la estrategia saudí de bombear petróleo para ganar cuota de producción, pese al hundimiento de los precios por el exceso de oferta, y el objetivo de Irán de exportar a corto plazo 500.000 barriles diarios cuando se levanten las sanciones internacionales.

Las tensiones en Oriente Medio habían disparado al petróleo más de un 3% en los primeros compases de cotización del mercado de materias primas de Nueva York. Sin embargo, una estimación de un aumento de las reservas de petróleo por parte de las empresas estadounidenses llevada a cabo por la firma de investigación de mercados Gescape ha provocado un giro brusco en el crudo que acaba con leves caídas una jornada de mucha volatilidad. El exceso de oferta ha vuelto a dominar, finalmente, el sentimiento de los inversores de materias primas.

ECONOMÍA

Los datos macro conocidos en China no son los únicos que han perjudicado a la Bolsa de Nueva York. El dato ISM manufacturero se queda en 48,2 puntos en diciembre, ocho décimas por debajo de la previsión de los analistas y en su peor dato desde noviembre de 2009. La estadística refleja así un descenso en la actividad manufacturera por segundo mes consecutivo al situarse en una cifra inferior a 50.

Casi

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados