10 cosas que debes saber sobre los planes de pensiones antes de los 35 años

26/10/2016

Tras analizar el problema económico de las pensiones en España ¿ha llegado el momento de ser previsor y ahorrar?

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 36,47 EUR 2,50% Operar
GRF 28,84 EUR 0,70% Operar
ELE 23,07 EUR 0,44% Operar
TL5 6,02 EUR 0,27% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

Es probable que si tienes menos de 35 años, la jubilación sea algo tan lejano que ni siquiera pienses en ella. Sin embargo, deberías… ya que el sistema público está pensado para que los cotizantes actuales soporten las pensiones de los actuales pensionistas y actualmente en España no llegamos ni a dos afiliados a la Seguridad Social (1,88) por cada jubilado que cobra una pensión pública. Además, todo apunta a que este ratio empeorará por un simple efecto demográfico.

Y es que en España, independientemente de lo que hayas pagado -o estés pagando- a lo largo de tu vida laboral, nadie garantiza que vayas a poder cobrar una pensión cuando llegue el momento. Esto se debe a que lo que ahora estás pagando, sirve para pagar a los actuales jubilados igual que hicieron ellos en su día con los de entonces. Por eso, si ya te parece difícil pagar las pensiones actuales, imagina hacerlo dentro de unos años teniendo en cuenta que las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) dicen que a partir del año 2046 habrá más más jubilados que trabajadores.

Aunque ya se han tomado medidas de carácter técnico para reformar el sistema público de pensiones, dichas reformas aún no se han implantado en su totalidad y sus efectos no se comenzarán a ver hasta el año 2019, cuando entre en vigor del factor de sostenibilidad, y en especial a partir del 2027 cuando acabe su periodo de implantación. El factor de sostenibilidad conjuga la esperanza de vida del pensionista y la situación de las arcas públicas para calcular las pensiones. Esto es algo que, según los expertos, provocará reducciones de los importes de las pensiones públicas que cobrarán las próximas generaciones cuando se jubilen.

Tras analizar el problema económico de las pensiones en España, la pregunta que debemos hacernos es: ¿ha llegado el momento de ser previsor y ahorrar para completar la pensión?. A continuación te ofrecemos 10 puntos que deberías conocer sobre los planes de pensiones cuanto antes:

1. Empieza a ahorrar cuanto antes:

Como la finalidad de un plan de pensiones es complementar la pensión pública de jubilación de forma privada y voluntaria para tener autonomía financiera, cuanto antes se empiece, menor será el esfuerzo ahorrador a realizar.

De hecho, una persona que comience a ahorrar a los 30 años, la modesta cantidad de 50 euros al mes acumulará más del doble cuando tenga 65 años que alguien que espere a los 45 años para comenzar a ahorrar si simplemente consigue un 3% de revalorización anual. Así que el consejo es empezar antes de los 30 años.

Aportar 50 euros mensuales

Aportaciones totales

Capital acumulado 65 años

Desde los 30 años

21.000€

16.122€

Desde los 45 años

12.000€

36.277€

*Simulación realizada con una tasa de rentabilidad del 3%.

2. Hay que ir reduciendo el riesgo del plan de pensiones a medida que pasan los años

Ante la pregunta de qué plan de pensiones elijo no hay una respuesta válida para todos. Hay productos más o menos adecuados a las características personales, económicas y al perfil de riesgo de cada persona y tu plan debe adecuarse a ellas. Una vez dicho esto, conviene recordar que en el muy largo plazo –más de 20 años– es recomendable asumir algo más de riesgo para que a medida que se acerque la fecha de jubilación, reduzcamos la exposición al riesgo. Planes de pensiones que invierten en renta variable son considerados más arriesgados y los planes de pensiones de carácter conservador invierten en renta fija, monetarios, garantizados, etc.

3. ¿Qué figuras existen en un plan de pensiones?

Las figuras que participan en la contratación y gestión de un plan de pensiones son las siguientes:

  • Partícipe: las personas físicas en cuyo interés se crea el plan de pensiones, con independencia de que realicen o no aportaciones.
  • Beneficiarios: En caso de jubilación, invalidez o dependencia del partícipe, el  beneficiario de un plan de pensiones es el propio partícipe, en el resto de casos, son los beneficiarios designados por él, o en su defecto los herederos legales del mismo.
  • Promotor: Es la entidad que promueve la creación del plan de pensiones. En los planes de pensiones individuales son las entidades financieras mientras que en los planes de empleo es la empresa.
  • Sociedad gestora: Es la entidad mercantil encargada de la administración y gestión de fondos de pensiones.
  • Sociedad depositaria: La entidad depositaria es una entidad financiera cuya misión es la custodia y depósito de los valores mobiliarios y demás activos financieros integrados en los fondos de pensiones.

4. ¿Qué supuestos cubre el plan de pensiones?

El más obvio es el de la jubilación pero no es el único. También cubre en caso de incapacidad –total, absoluta o gran invalidez–, dependencia –dependencia severa o gran dependencia– y fallecimiento. En los tres primeros supuestos, el beneficiario del plan coincide con el partícipe –la persona que realiza las aportaciones al plan–. Si hablamos de  fallecimiento, será beneficiario la  persona que el partícipe haya designado como tal.

5. Los planes de pensiones no son líquidos

Con carácter general, solamente se puede recuperar el dinero acumulado en los mismos en caso de que se produzca alguna de las contingencias previstas (jubilación, invalidez, dependencia o fallecimiento). Existen otros supuestos en los que los partícipes pueden rescatar sus planes de pensiones como son: una enfermedad grave, el paro tras haber agotado la prestación pública de desempleo, una ejecución hipotecaria sobre la vivienda habitual y el rescate del patrimonio asociado a las aportaciones con más de 10 años de antigüedad (a partir de 2025).

6. Puedes tener varios planes de pensiones

Una misma persona puede contratar varios planes de pensiones a la vez. Es frecuente que se tenga un plan de pensiones de empleo, al que su empresa contribuye, y otro individual, en el que es el propio partícipe el que hace las aportaciones. Es conveniente recordar que se puede traspasar el patrimonio de un plan a otro sin coste alguno y sin tener que tributar a Hacienda.

7. Tiene ventajas fiscales y es uno de sus mayores atractivos:

(i) reducen la base imponible del IRPF: en la práctica, este beneficio fiscal será mayor cuanto más elevado sea el nivel de renta del partícipe y el importe de la aportación realizada. Así mismo, dependerá de la Comunidad Autónoma en la que se resida, puesto que ésta define el tipo marginal aplicable.

(ii) aplaza la tributación hasta la fecha de inicio de cobro

(iii) vincula la tributación, a partir de la fecha de jubilación, a las cuantías efectivamente cobradas anualmente –éstas se incluirán dentro de la base imponible general–.

Actualmente, el conjunto de las aportaciones anuales máximas realizadas a los sistemas de previsión social que puedan dar derecho a reducir la base imponible general no podrá exceder de la menor de las dos cantidades siguientes: 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo. Desde enero de 2015, la aportación máxima con derecho a deducción en la base imponible por las aportaciones a sistemas de previsión social complementarias a favor del cónyuge pasa de 2.000 a 2.500 euros –ojo, los rendimientos netos del trabajo o actividades económicas de la pareja tienen que ser inferiores a 8.000 euros–.

Pero no solo hay que tener en cuenta las ventajas fiscales en el momento de las aportaciones, sino que es muy importante tener en cuenta la fiscalidad cuando se realice el rescate. Si quieres ampliar esta información consulta el siguiente artículo: ¿Cómo tributan los planes de pensiones en el momento del rescate?.

8. Superar los límites puede acarrear sanciones

Ninguna gestora debe permitir que las aportaciones excedan los límites financieros –las aportaciones anuales máximas–. Sin embargo, cuando se contrata varios planes de pensiones, esto se puede producir. Los excesos pueden ser retirados  antes del 30 de junio del año siguiente sin que se aplique una sanción. El incumplimiento de los límites es sancionable con una multa del 50% aplicado sobre el exceso.

Podemos también sobrepasar el límite porcentual –el 30% de los rendimientos de trabajo– siempre que sea sin exceder el límite financiero (8.000 euros).

9. Los gastos

Empezamos por comisión de gestión, que es la que cobra la entidad gestora por administrar y gestionar  el fondo de pensiones. Ésta no puede  superar el 1,5% anual sobre el valor de la  cuenta de posición. Luego está la comisión de depositaría, que es la que cobra la entidad depositaria por custodiar el patrimonio. Esta comisión no  puede superar el 0,25% anual sobre el valor de  la cuenta de posición. En las comisiones de gestión que se aplican en función de los resultados, el tope será el 1,25% anual sobre el patrimonio más el 9% del resultado obtenido. Y las entidades depositarias podrán percibir comisiones por la liquidación de operaciones de inversión de los fondos de pensiones.

Para atraer clientes o conseguir que los actuales aporten más dinero a sus planes, las gestoras de planes de pensiones tiran de bonificaciones y regalos. Coincidiendo con los últimos meses de año, animan a los ahorradores a alcanzar el máximo de aportación deducible fiscalmente (8.000 euros), con la promesa de un premio que va del 1,5% al 5% en función de la entidad y, sobre todo, del compromiso de permanencia.

10. El pago

Llegado el momento de cobrar el plan, las prestaciones son dinerarias y pueden ser en  forma de:

  • capital (en un pago único)
  • renta (se percibe de dos o más pagos sucesivos con periodicidad regular, incluyendo al menos un pago en cada anualidad)
  • prestaciones mixtas (combinan capital y rentas)
  • libres, sin periodicidad regular

La opción de renta, a su vez, puede ser vitalicia (pagos durante el resto de la vida del beneficiario) o temporal (pagos periódicos durante un tiempo determinado). 

Conocer los planes de pensiones Bankinter

Planes de pensiones

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados