Nervios en las bolsas europeas tras el 'flash crash' de la libra

07/10/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 8,72 EUR 2,83% Operar
TRE 22,50 EUR 1,67% Operar
ANA 78,44 EUR 1,32% Operar
BKT 7,68 EUR 1,29% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Los futuros apuntan a descensos de los principales índices europeos en la apertura tras una noche “de infarto” provocada por un 'flash crash' en la libra del 6%. La divisa británica aún corrige un punto porcentual frente al euro y al dólar. Más allá de las divisas, las bolsas están pendientes del Informe de Empleo de Estados Unidos. En España el Ibex 35 arranca desde los 8.757,4 puntos.

Los 'traders' han vivido una noche larga. Y los inversores europeos se despiertan en el Viejo Continente con la noticia del 'flash crash' que ha llegado a tumbar la divisa británica un 6%. La debacle se ha producido poco antes de la apertura del Nikkei, cuando una combinación entre titulares sobre el Brexit, ansiedad entre los operadores y “fat fingers” -como se conoce a los errores de los brokers en la jerga del mercado- ha dejado precios por debajo de los 1,12 dólares en algunas plataformas de trading.

El error ha durado cosa de unos segundos y la divisa británica en seguida ha remontado hasta los 1,2500 dólares, pero se mantiene por debajo de este importante nivel de soporte antes de la apertura de la sesión europea. “Oficialmente la excusa es que han fallado los algoritmos”, explica el equipo de analistas de Rabobank y añade: “Una explicación que es la nueva y tecnológica versión de ‘fat fingers”.

Este brusco movimiento se ha disipado sólo parcialmente, ya que las bolsas europeas abren con la libra cediendo en torno al 1% frente al euro y al dólar. La divisa británica continúa con su corrección mientras los inversores temen un 'Brexit duro' con un impacto que no esté aún totalmente descontado por el mercado.

Todos estos ingredientes han provocado un sesgo negativo en la cotización de los mercados asiáticos, donde mientras esperan al Informe de Empleo de la economía norteamericana los índices más importantes han cerrado con leves caídas. En las operaciones electrónicas del mercado de materias primas de Nueva York (Nymex, por sus siglas en inglés) el petróleo cotiza casi plano, con el Brent en los 52 dólares.

TODOS PENDIENTES DEL INFORME DE EMPLEO

A las 14:30 el Departamento de Trabajo de Estados Unidos publica el Informe de Empleo, con los puestos de trabajo creados durante el mes de septiembre en la primera economía mundial. "Con las peticiones iniciales de subsidios de desempleo semanales en sus niveles más bajos desde 1973, la posibilidad de que la economía estadounidense haya generado muchos nuevos empleos en septiembre y que baje la tasa de desempleo es elevada", opinan los expertos de Link Securities.

El consenso del mercado espera que se sitúe en 291.900 nuevos empleos. "De ser así, las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) suba sus tipos de interés oficiales antes de que termine el ejercicio se elevarían mucho, lo que creemos que generaría algunas tensiones en los mercados de bonos, divisas y renta variable, y no sólo en los estadounidenses –los mercados emergentes son muy sensibles a este tema-", agrega el análisis de Link Securities.

RECUPERACIÓN DE LA BANCA

El selectivo cerró ayer en negativo, con una caída del 0,24%, en su octava jornada consecutiva ya de movimientos inferiores al punto porcentual. La mayoría, de hecho, por debajo del 0,3%, ya sea para subir o para caer. En las dos últimas jornadas, el Ibex ha recibido el apoyo de la banca, insuficiente para acelerar y salir del entorno de los 8.700 puntos.

Las entidades financieras de la Eurozona recuperan los últimos días parte del terreno perdido con el rebote de Deutsche Bank, que preocupa por su maltrecha salud, la multa astronómica a la que se enfrenta en Estados Unidos y su riesgo sistémico. Aunque ayer finalmente cedió un 0,29%, su repunte en el parqué de Fráncfort permite un respiro a la banca española, castigada como el resto de competidores de la zona euro por la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE). Una política que no se revertirá pronto. Al menos no el programa de compra de activos, que según las actas publicadas este jue

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados