Degroof Petercam: En renta fija la inversión sostenible ayuda a evitar los riesgos

26/12/2016
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 11,43 EUR 4,57% Operar
CLNX 20,92 EUR 3,00% Operar
TRE 24,44 EUR 2,24% Operar
TL5 9,10 EUR 1,60% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Los criterios de sostenibilidad e inversión responsable no están reñidos con la rentabilidad. Esta es la premisa que trata de demostrar el fondo Petercam L Bonds Emerging Markets Sustainable, un producto de deuda emergente que descarta comprar bonos de países considerados “no libres”. Y esto no impide al vehículo de Defroof Petercam sumar un 13% de rentabilidad en 2016 y batir, por tercer año consecutivo, tanto al promedio de la categoría como al índice de referencia.

El producto administra 430 millones de euros según las estadísticas de Morningstar, firma que le otorga cinco estrellas, la máxima calificación en función de su rentabilidad y riesgo. Sus gestores, Thierry Larose y Carl Vermassen, defienden en una entrevista con 'Bolsamanía' que la cobertura de inversión socialmente responsable (ISR) “ayuda a evitar riesgos de cola y a encontrar más pruebas de que un buen gobierno va de la mano con el buen desarrollo de las instituciones y buenas políticas económicas, lo que en última instancia genera un buen rendimiento de la inversión”.

El universo de inversión de este fondo es deuda emergente en moneda local, incluyendo bonos ligados a la inflación, cupón cero y flotantes y, “en menor medida, títulos y derivados ligados al crédito, así como bonos garantizados o emitidos por gobiernos locales y nacionales, semi-gubernamentales, agencias de países emergentes e instituciones supranacionales”.

La criba inicial deja 84 países, siguiendo los principales índices de referencia de Barclays y JP Morgan para este campo. No obstante, la primera clave del fondo es reducir este segmento con un filtro basada en criterios de ISR, lo que merma el universo en 17 países “no libres y autoritarios”. Para ello, estos gestores se basan en el estudio anual de los derechos políticos y las libertades civiles que realiza Freedom House, que califica a los estados en tres grupos principales: país libre, aquellos donde hay “competencia política abierta, un clima de respeto para las libertades civiles, una vida cívica independiente significativa y medios de comunicación independientes”. Las otras dos opciones son “parcialmente libres” y “no libres”. Este último grupo se contrasta con la calificación de “autoritarios” de 'The Economist'.

El modelo de sostenibilidad que utiliza Petercam se valida cada seis meses por FISAB (siglas de Fixed Income SRI Advisory Board). Además, la exclusión de países “autoritarios” no es el único límite. “Un mínimo del 40% del total de la cartera debe ir al cuartil superior del ranking y un máximo del 10% al cuartil inferior”, señalan los gestores. “Sin democracia, hay muchas posibilidades de que un país continúe atrapado en el estancamiento, con unas élites interesadas y unas clases bajas condenadas a la pobreza”, agregan.

Así, también donde se tiene en cuenta “el bienestar de los ciudadanos” de cada economía, sin políticas que impidan la formación de una clase media “segura”. Sin ella, “se retienen demasiados beneficios de periodos anteriores, lo que significa que la demanda interna es débil, y sin un incremento del consumo que tome el relevo de la inversión, no puede desarrollarse un crecimiento sostenible”. Ejemplo de ello es la diferente evolución desde los años 60 de Brasil y Corea del Sur. “Ambos países tenían niveles de ingresos y tasas de crecimiento similares. En los 80, sin embargo, debido a la alta desigualdad en Brasil, la clase media representaba sólo un 29% de la población, en contraste con el 53% de Corea. Su clase media permitió a Corea pasar de un crecimiento impulsado por las exportaciones hacia el consumo doméstico, una transición que sólo ocurrió escasamente en Brasil”.

Se trata de criterios que no han impedido la rentabilidad. Todo lo contrario, ya que el rendimiento anualizado en los últimos años -teniendo en cuenta el dato de este año- es del 8,4%. Además, los gestores reiteran que, a su juicio, disminuye el riesgo soportado por la cartera: “Las investigaciones del Banco Mundial han mostrado que

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados