bitcoin

Bitcoin promete más: "Las monedas virtuales harán mucho ruido en 2017"

30/12/2016

El Bitcoin promete mucho para 2017 porque se apoya en las guerras de divisas y las decisiones gubernamentales

Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ELE 18,84 EUR 3,06% Operar
VIS 52,58 EUR 3,02% Operar
DIA 4,05 EUR 2,79% Operar
GAS 18,24 EUR 1,62% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El bitcoin acaricia los 1.000 dólares tras el vertiginoso rally que está protagonizando la criptodivisa mientras se agota 2016. Y promete muchas más emociones fuertes porque su acelerón tiene base en las guerras de divisas y las decisiones gubernamentales sobre el dinero en efectivo, dos fenómenos que no son pasajeros.

La más popular de las monedas digitales ha experimentado un crecimiento sostenido desde el verano de 2015, que se ha acelerado a partir de septiembre de este año. Un bitcoin se cambiaba a poco más de 200 dólares a finales de agosto de 2015 y 10 meses después, en junio de 2016, la divisa online reaccionó al Brexit disparándose hasta precios por encima de los 760 dólares, aunque la corrección posterior fue acorde: a finales de julio, cada unidad cotizaba a 490 dólares. Actualmente, casi duplica este precio.

Además, bitcoin ya ha superado los 15.000 millones de dólares de capitalización, un nuevo récord histórico alcanzado el 27 de diciembre, y su valor en dólares se sitúa apenas un 20% por debajo de los máximos históricos del 17 de noviembre de 2013, en los 1.216,73 dólares alcanzados en la antigua casa de cambio Mt. Gox -que fijaba el valor del bitcoin hasta su bancarrota en 2014-.

Pero al contrario que hace tres años, la apreciación que ahora está experimentando la cibermoneda no se origina en una burbuja, sino que obedece a dos motivos. Por un lado, a una popularización de su uso y volumen y, por otro, a una necesidad real de una alternativa al sistema monetario global en un mundo en el que distintos gobiernos están tomando decisiones que les embarcan en guerras de divisas o que tienen impacto en la circulación de efectivo que afecta a los ciudadanos.

Causas técnicas y tecnológicas

Para explicar el primero de los motivos, el experto en bitcoins Néstor Pavón argumenta que ha aumentado notablemente la demanda mundial de bitcoins, con la consiguiente presión alcista sobre su cotización. En su opinión, esta respuesta revierte una situación en la que la criptodivisa estaba “demasiado barata” porque “los gráficos ya apuntaban hace algún tiempo a una apreciación hasta los 800 u 850 dólares”. El operador de bitcoins explica que los ‘mineros’ se han multiplicado también en poco tiempo y se calcula que la potencia al servicio de la tecnología que sustenta la divisa es ya 500 veces superior a la de los servidores de gigantes de Internet como Google.

La ‘minería’ de esta ciberdivisa recibe su nombre del hecho que también trabajan descubriendo nuevas monedas virtuales, hasta llegar al máximo de 21 millones de bitcoins que puede haber en circulación -actualmente son unos 16 millones-. Además, estos usuarios ponen sus ordenadores al servicio de la red global de bitcoins y colaboran para que las transacciones se lleven a cabo y se escriban en el gran libro contable de las operaciones con esta moneda en la Red: el ‘blockchain’ (cadena de bloques). Pavón señala que también se ha vuelto cada vez más caro sostener este entramado de ordenadores mundial -cada ‘minero’ cobra una comisión por transacción, por lo que a más ordenadores, menos capital para repartir-, por lo que cree que el valor justo del bitcoin, por ahora, está alrededor de estos 850 dólares, como máximo. Unos niveles de precio que “forman un suelo que sostendrá a la ciberdivisa en caso de correcciones y retrocesos”.

Simon Dixon, consejero delegado de la plataforma de inversión en nuevas tecnologías BnkToTheFuture.com, cree sin embargo que el pico en el comercio de la divisa digital de 2016 tendrá continuidad en el próximo año y ha calificado el crecimiento del bitcoin como el nuevo índice que mide la “desafección hacia la política monetaria mundial”. En declaraciones a The Cointelepraph ha señalado a los gobiernos como los “impulsores de que la criptodivisa esté siendo abrazada por más y más usuarios”. Esta es la segunda gran causa del auge reciente de la moneda digital. Ángel León, fundador de DiarioBitcoin.com, señala con ‘nombres y apellidos’ a sus responsabes: las regulaciones, cada vez más restrictivas, que Xi Jinping ha impuesto en China para mitigar la fuga de capitales y las desmonetizaciones llevadas a cabo por Narendra Modi en India y Nicolás Maduro en Venezuela.

China, la gran culpable

Pero, en especial, todo parece apuntar a China. En poco más de una semana, el valor del bitcoin en dólares se ha incrementado alrededor de un 18% y en el mismo tiempo el volumen en yuanes se ha disparado un 20%. El aumento de las transacciones en las casas de cambio chinas podrían estar anticipando una nueva devaluación del renminbi -como también se conoce al yuan-. El fenómeno no es nuevo para Néstor Pavón, quien señala que las depreciaciones de monedas importantes están fuertemente correlacionadas con las apreciaciones en el bitcoin por las leyes del arbitraje -técnica que consiste en realizar una combinación de transacciones complementarias entre dos o más mercados que capitalizan el desequilibrio de precios-.

Siendo China el mayor mercado de bitcoin mundial, que actualmente mueve un 50% del volumen total del capital que se opera en la cibermoneda, es muy sencillo establecer una relación entre la depreciación del yuan, que lleva más de un 6,7% perdido en 2016 contra el dólar, y el aumento del precio del bitcoin. Además, la operativa en esta moneda virtual es la única vía que les queda a los ciudadanos chinos para evitar la tenaza del Banco Popular de China y de la Agencia Estatal del Mercado de las Divisas (SAFE por sus siglas en inglés), para evitar la creciente salida de fondos de la China continental, que podría superar los 700.000 millones de dólares este 2016. Las autoridades del país ya están estudiando la manera de regular las operaciones en monedas digitales, pero, por ahora, sigue siendo una puerta de escape ante los controles impuestos a las transacciones monetarias como, por ejemplo, el límite de cinco millones de dólares de las transferencias internacionales.

El mismo fenómeno se reproduce en otras naciones emergentes como Malasia, donde la demanda de la ciberdivisa también se ha incrementado este año hasta un 261%, según datos de LocalBitcoins, y en otros países donde sus monedas se han devaluado notablemente contra el dólar, como Japón -la segunda potencia mundial en cuanto a transacciones con bitcoins se refiere-, donde el volumen de operaciones entre el bitcoin y el yen superaba en marzo al registrado en el cruce entre el dólar y el yen.

Además, Pavón también explica que en muchos de estos países se combina la sensibilidad del yuan a las devaluaciones de las divisas locales con la elevadísima volatilidad en sus precios que despiertan las noticias políticas. “Ya se vio este año con el Brexit, cuando el cambio contra el dólar se disparó 200 dólares durante los días previos a la votación sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE)”, explica el experto. Y añade: “Con la victoria de Donald Trump, se dio un incremento de más de 50 dólares”. Poco más de dos meses después, la fortaleza del dólar y la depreciación de las monedas locales, unida a las fugas de capitales, han abonado el terreno en el que florece el bitcoin.

Los casos de India y Venezuela

A todos estos elementos, además, hay que sumar las desmonetizaciones que se han llevado a cabo en India y Venezuela en los dos últimos meses y que han provocado una seria crisis de liquidez en ambos países. La iniciativa en India buscaba combatir la economía sumergida mediante la retirada de circulación los billetes de 500 y 1.000 rupias, que suponían el 86% de todo el efectivo disponible. La eliminación de estos billetes desencadenó una masiva escasez de fondos en un país en el que la mayoría de las transacciones se hacen en metálico.

En Venezuela, desde el pasado 11 de diciembre los ciudadanos tenían 72 horas para deshacerse del billete de 100 bolívares, que suponía un 77% del total de dinero en circulación del país. El objetivo de esta desmonetización era combatir las mafias, que habían estado comprando bolívares y vendiéndolos en Colombia. El Gobierno de Maduro tuvo que ampliar los plazos después de que se repitieran las escenas ya vistas en India: falta de efectivo y protestas populares a lo largo del país.

Dos experimentos que han tenido consecuencias sobre el bitcoin, especialmente en Venezuela, donde se ha incrementado la especulación en bitcoins y los ‘mineros’ se han dedicado a guardar moneda para aumentar su precio, explica Pavón. Ángel León, por su parte, destaca que el caso venezolano fue muy especial, ya que al inicio cayó el volumen de bitcoins, pero rápidamente se recuperó al considerarse una medida para proteger el capital. En términos generales, la cantidad de las operaciones en esta divisa digital se ha incrementado más de un 900% en 2016 en el país latinoamericano.

2017: El gran año del Bitcoin, a pesar de sus debilidades

Las turbulencias vividas en los mercados financieros en 2016, que amenazan con seguir dando sobresaltos a los operadores en 2017, aumentan el interés hacia el bitcoin y las criptodivisas, a la vez que se incrementa la desconfianza en los gobiernos locales y en las monedas nacionales. Por este motivo, Pavón cree que el próximo año se vivirá un auge de las monedas virtuales y se hablará cada vez más de la tecnología que las sustenta. “Harán mucho ruido”, asegura.

Diversos gurús han ofrecido las más variopintas predicciones sobre el precio que puede alcanzar bitcoin: desde los 1.800 a 1.900 dólares que predicen empresas como SpectroCoin hasta los 4.400 dólares que vaticina Daniel Masters, director en Global Advisors Bitcoin Investment Fund Plc. Y la firma Juniper Research predice que las transacciones bitcoin se triplicarán en 2017, alcanzando los 92 mil millones de dólares.

Además, las fuentes consultadas creen que será el momento en que entrarán los grandes fondos de inversión, que se empezarán a tomar en serio el bitcoin como un valor seguro, “que presenta incluso más ventajas que el oro”, indica Pavón. Además, la criptodivisa tiene una gran cita en 2017, ya que podría ser el año cuando, por fin, los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss -conocidos por la batalla legal contra Mark Zuckerberg por la propiedad de Facebook y que inspiró la película ‘La red social’- puedan abrir el fondo negociado en el mercado -Exchange Trade Fund (ETF)- Gemini a las monedas virtuales. Después de cuatro años en manos de los reguladores, León apunta a que “la entrada de este fondo extendería bitcoin a un mercado de billones de dólares, ya que todos los estadounidenses tendrían acceso a la divisa digital”.

Sin embargo, el fundador de DiarioBitcoin.com subraya que la moneda aún tiene muchas debilidades y sufre la amenaza de otras divisas en competencia con mayor potencial, como por ejemplo monero o ethereum. Para León, bitcoin ha tardado demasiado en resolver sus problemas de escalabilidad, ya que “de momento solo puede procesar un numero absurdo de transacciones por segundo (hasta 5 transmisiones por segundo). Bitcoin debe escalar a al menos 1000 transmisiones por segundo para ser tomado en serio por los grandes de Internet, Google, FB, Amazon, AirBnB, Uber, etc”.

Para este experto, la moneda también tiene entre sus asignaturas pendientes el expandirse a más usuarios: “El día que decenas de millones de personas empiecen a utilizar bitcoin, será mucho más difícil manipular su precio, y si llega a estabilizarse entonces sí podría convertirse en un valor refugio”. “De momento es solo un vehículo para mover valor de un lado a otro, y lo más rápido posible dado que la volatilidad puede acabar con el capital en cuestión de horas, inclusive minutos”, señala León

Los hechos hablan por sí mismos y bitcoin y otras monedas digitales son un buen valor que se debe tener en cuenta... pero en el futuro: cuando dejen de ser pasto de la volatilidad y pasen a fluctuar unos centavos al día. Será entonces cuando representarán una alternativa seria y podrán considerarse un ‘safe haven’. Para León este momento está todavía “muy lejos” y, a día de hoy, considera bitcoin como un instrumento “especulativo”. “Tener bitcoins es una inversión de alto riesgo; no recomendaríamos a nadie poner sus ahorros en la criptodivisa, sino sólo una porción de dinero que estén dispuestos a perder completamente”, sentencia el experto.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados