Ford, Walmart, Rexnord y Brake Parts desafiaron a Trump en 2016 con inversiones en México

30/12/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ELE 18,84 EUR 3,06% Operar
VIS 52,58 EUR 3,02% Operar
DIA 4,05 EUR 2,79% Operar
GAS 18,24 EUR 1,62% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 30 DIC. (Bolsamania.com/BMS) .- El 2016 estuvo marcado por una incesante incertidumbre económica, una fuerte devaluación del peso y sobre todo, termina el año con un escenario desfavorable para México con el triunfo de Donald Trump para la presidencia de los Estados Unidos.

Con una campaña amenazante para el comercio bilateral, los tratados comerciales y temas como migración y seguridad fronteriza, el presidente electo del vecino del norte ha marcado el camino de lo que podría ser su administración y los daños que esto ocasionaría a México.

Pero esto no es solo a nivel político y económico, ya que a nivel empresarial las cosas también se pueden complicar.

Durante su campaña y aún después de ser electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump criticó fuertemente que compañías estadounidenses decidieran mudarse a México u otras parte del mundo.

El nuevo mandatario se ha planteado como propósito, el devolver esos empleos a los estadounidenses para “hacer grande a América otra vez”; pese a ello aún existen empresas que desafían al magnate y que han optado o están en miras de moverse del país.

Las amenazas de Trump incluyen el cierre del TLCAN o imponer entre 35% y 45% de aranceles a las importaciones chinas y mexicanas, lo que podría significar un problema para las empresas y agitación en los mercados financieros.

Según dio a conocer el magnate en campaña electoral, Estados Unidos perdió 58 mil millones de dólares al año producto del déficit comercial con México en el 2015, por lo que ha centrado sus objetivos en limitar el hecho de que las empresas de ese país trasladen sus producciones a otros países de América Latina.

Sin embargo, empresas del país del norte aún apuestan por trasladarse a México, algunas ya lo han hecho, al considerar que la fuerza laboral en México es talentosa y los sueldos son mucho menores, alrededor de 80% más bajos.



LAS EMPRESAS QUE SE REBELAN

Durante su campaña, Trump criticó fuertemente a la compañía automotriz Ford por su decisión de mover su producción de pequeños vehículos a una nueva planta en San Luis Potosí, México, valorada en 1.6 mil millones de dólares, a pesar de que la compañía aseguró de que ninguno de los empleos se perderá en su planta en Wayne, Michigan.

A pesar de estas críticas, Ford ha asegurado que sus planes de inversión en México continúan sin modificaciones, con el traslado de algunas producciones de autos pequeños y el reforzamiento de su ifraestructura.

De acuerdo con Los Angeles Times, otras tres compañías con sede en Estados Unidos decidieron trasladar sus plantas a México por los beneficios en ahorro de millones de dólares al año que esto representa, estas son: Rexnord Corp., Mondelez International y Brake Parts Inc.

Rexnord Corp. anunció en octubre el cierre de su planta en Indianápolis y la mudanza de su trabajo el año próximo a México, lo que dejaría a 295 de sus empleados sin trabajo en este país.

La empresa optó por instalarse en Monterrey “para operar de la forma más económica posible, sin dejar de producir productos de alta calidad en un entorno competitivo”, señaló el sitio Vive USA.

De acuerdo con el líder de la filial 1999 del sindicato United Steelworkers, Chuck Jones, "Rexnord Corp. dijo que estaban ahorrando 15.5 millones de dólares al año, y que no podíamos llegar a ningún acuerdo (para quedarse en la ciudad), a menos que se trabaje por 5 dólares la hora, para mantener abierta esta instalación".

Según indicó Jones a Los Angeles Times, los empleados de Rexnord en Indianapolis ganan 25 dólares la hora, en comparación con los 3 dólares por hora que obtienen los trabajadores en México.

MÁS INVERSIONES EN MÉXICO

Por otra parte, Mondelez International, trasladó su subsidiaría Nabisco con sede en Chicago a Salinas Victoria, Monterrey, lo que provocó el descontento de Donald Trump. "Amo las Oreo. Pero nunca más volveré a comer galletas Oreo", dijo el magnate cuando en julio pasado la empresa anunció el cierre de su fábrica.

La compañía podr

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados