Panorama económico 2016: los desarrollados despegan y los emergentes se van ajustando

03/02/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENC 3,52 EUR 2,14% Operar
ELE 23,68 EUR 1,24% Operar
BBVA 4,78 EUR 1,09% Operar
REE 18,08 EUR 0,98% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

8272.panorama-economico2

El año 2016 comienza con las mismas pautas que el año pasado: con las economías desarrollados recuperándose (aunque lentamente) y unos países emergentes en desaceleración.

El conjunto de las economías desarrolladas lograron acelerar su crecimiento en 2015 una décima hasta +1,9%, tendencia que continuará a lo largo de este año ya que el FMI estima una expansión de +2,1%. EEUU lidera la recuperación con una Europa que empieza a ganar tracción.

Dicho esto, la economía estadounidense está sufriendo los efectos de la fortaleza del dólar que está repercutiendo negativamente en su sector manufacturero (la producción industrial ha estado prácticamente todo 2015 registrando tasas negativas e indicadores como el ISM Manufacturero se han adentrado en la zona de contracción). Además, la industria energética del país está redimensionándose a la vista del abaratamiento del petróleo y estados como Dakota del Norte y Wyoming se encontrarían en recesión ya que eran muy dependientes de dicha actividad. Con la industria en horas bajas, es el consumo el principal motor de la economía y se mantiene sólido gracias a las mejoras del empleo y a unas condiciones financieras bastante laxas. 

Efectivamente, las cifras del mercado laboral han seguido mejorando. La tasa de paro se encuentra en el 5% y ha venido cayendo ininterrumpidamente desde el 10% registrado en 2009. La creación de empleo no agrícola sigue siendo fuerte. Durante 2015 se han creado 220.000 empleos de media al mes, cifra ligeramente inferior a la media de 2014 pero superior a la de los años posteriores a la crisis (181k). Esta dinámica en el mercado laboral no ha presionado los salarios al alza hasta ahora, cuando sí se empieza a ver cierta aceleración. Las ganancias medias por hora están aumentando a tasas de +2,5% vs +2% hace un año.

En cuanto a la inflación, de momento se mantiene muy contenida. La tasa general ha rondado el 0% durante todo 2015 y sólo a finales de año ha empezado a repuntar situándose en +0,7% en diciembre. No obstante, con el nuevo movimiento a la baja del petróleo, es fácil que el IPC vuelva a retroceder.

En Europa existe una notable dispersión entre países como Francia e Italia que están creciendo del orden de +1% mientras que España se expande al 3%. Alemania, por su parte, estaría en la parte de media de la tabla con un crecimiento de +1,7%. En conjunto, la UEM se está beneficiando de la depreciación del euro ya que ayuda a contrarrestar la debilidad de la demanda global. En cualquier caso, es la demanda doméstica el pilar del crecimiento gracias al consumo privado: del crecimiento de 0,4 p.p. registrado en los últimos cuatro trimestres, la mitad se explica por el consumo. Sin embargo, los riesgos políticos y la lentitud en las reformas estructurales podrían poner en juego dicha recuperación.

De momento el empleo va mejorando paulatinamente. La tasa de paro se encuentra en 10,5% nivel que supone una mejora desde el máximo de 12,1% registrado a comienzos de 2013.  En cuanto a la inflación, presenta una dinámica más negativa que en EEUU ya que incluso la tasa subyacente se encuentra muy lejos del objetivo de inflación. En diciembre se situó en +0,9% motivo por el que el BCE va a verse obligado a volver a actuar en marzo.

Por su parte, Japón logró esquivar la recesión en el tercer trimestre de 2015 gracias a la revisión a mejor de la inversión y de los inventarios. Además, el consumo se está viendo impulsado por el repunte de los salarios, pero no lo suficiente como para hacer subir los precios. El IPC empezó 2015 en tasas superiores al +2% pero rápidamente cayó hasta 0%. Actualmente se encuentra en +0,3% y no pensamos que vaya a llegar al +1% en un futuro próximo. Otros riesgos que afronta el país son la desaceleración China, dado que el gigante asiático es su segundo socio comercial, y la apreciación del yen, que en el año llegó a fortalecerse +2% frente al dólar y al euro. Así las cosas, el Banco de Japón ha vuelto a mover ficha con la expectativas de lograr su objetivo de inflación (la consecución del objetivo se retrasa hasta 2017).

1447.panorama-economico

En cuanto a los países emergentes, cerraron 2015 con un crecimiento de +4,0% según el FMI, lo que supone el quinto año consecutivo de desaceleración (compara con +4,6% en 2014). En China el rebalanceo de su economía es ya un hecho. Según las cifras del cuarto trimestre de 2015, el sector servicios explicó el 50,7% del PIB (vs 48,4% en el cuarto trimestre de 2014). Lo malo es que esta transformación está teniendo un impacto negativo muy notable en su industria y en las inversiones: la producción industrial se ha frenado a la mitad en los últimos tres años hasta +5,9% en diciembre’15, la inversión en inmobiliario se ha parado en seco e incluso estaría registrando tasas negativas (-0,06% de media en los últimos tres meses) y la inversión en manufacturas también se ha frenado con fuerza pasando de tasas de +20% en 2013 al +7% actual.

Con esto, las materias primas (especialmente las energéticas e industriales) siguen sumidas en una espiral bajista. Por tanto, los países ligados al crudo y otras materias primas (Rusia, Brasil, Medio Oriente, etc.) seguirán ajustándose a menos que cambien su modelo de crecimiento. En cuanto al resto, experimentarán cierto repunte, destacando el crecimiento de India, que ya en 2015 sobrepasó el ritmo de expansión de China (+7,3% vs +6,9%).

0250.macro-mundial

¿Se equivoca la Fed?

En diciembre de 2015 la Fed subió el tipo de interés de referencia por primera vez en nueve años. Desde entonces, el panorama se ha vuelto a complicar por China, el abaratamiento de las materias primas, el temor a una desaceleración global y los riesgos geopolíticos. En este contexto están surgiendo voces que se preguntan si no se habrá equivocado esta vez la Fed (nosotros mismos nos lo cuestionamos).

Si analizamos la situación económica de EEUU en los últimos tres períodos de subidas de tipos vemos que, de media, el PIB estaba creciendo a +4%, el IPC se encontraba en +2,5% y la tasa de paro era de 5,5%. En esta ocasión, la economía crece pero moderadamente (+2%), el empleo mejora pero sin presiones salariales y la inflación sigue muy baja. Además, no podemos descartar que las turbulencias en los mercados financieros terminen por contagiar a la confianza y a la economía real.

Por otro lado, el BCE y el BoJ encaran nuevas rondas de estímulos monetarios. Con todo esto sobre la mesa los futuros sólo descuentan una subida adicional este año (y muy avanzado el año) mientras que varios miembros de la Fed hablan de entre tres y cinco. Entonces, ¿quién se equivoca?

Panorama Económico 2016 (pdf)

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

6153.bankinter_2D00_ir_2D00_portada

Ir a la portada del Blog para descubrir más artículos de interés

 

7128.prevision-ipc-espana-_5F00_-2016_5F00_2017
8713.nomina
5516.euribor 7178.5700.se_2D00_vende_2D00_se_2D00_alquila.jpg_2D00_550x0
Previsión del IPC para 2016 y 2017 en España Así será tu nómina en 2016 con el nuevo IRPF Especial: Previsión del Euribor para 2016 y 2017 La tabla definitiva para saber si un piso está barato o caro

 

¡Síguenos en Redes Sociales!

7711.facebook7585.caja-tw

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados