juguetes

El problema de los juguetes sexistas

26/05/2016

Según numerosos estudios los jueguetes sexistas potencian menos el desarrollo cognitivo que los juguetes neutros

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
FER 20,99 EUR Operar
MAP 2,50 EUR Operar
ANA 99,30 EUR Operar
ENC 5,10 EUR Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

Si entramos  en una  tienda de juguetes es muy fácil que reparemos en las acusadas diferencias entre los juguetes de niñas y de niños. Para las niñas, muñecos amables, con ropas de colores claros, volantes y lazos. Para los niños, camiones, construcciones y figuras musculosas y  rígidas, de colores azules, grises y verdes. Incluso las mascotas de juguete están separadas,  las niñas tienen conejitos, mariposas y unicornios y los niños, dinosaurios, tiburones y osos. 

A los adultos no nos extraña, asumimos que siempre ha sido así. Sabemos que los juguetes del pasado orientaban a los niños hacia la destreza (juegos de construcción, soldados, camiones, trenes) y a las niñas hacia  la casa  y la familia (muñecos, accesorios para bebés, casas de muñecas). Pero lo cierto es que hoy, cuando los adultos ya no cuestionan la igualdad de género, los estereotipos de los juguetes para niños y niñas están más alejados que nunca, el héroe de acción musculoso con potente masculinidad, para ellos,  y la bella princesa femenina y pasiva, para ellas.

¿Por qué los juguetes sexistas?

Las empresas de juguetes, bajo el supuesto de que saben lo que la mayoría de los niños desean, idean juguetes fuertemente codificados según el género que, según numerosos estudios, potencian menos  el desarrollo cognitivo que los juguetes neutros. Además, para orientar  a sus clientes, han  escogido clasificar los juguetes en función del género, en vez de en función de la edad y del interés.

Las tiendas, en sus pasillos, o las  webs, en sus categorías, siguen la clasificación por sexos de los fabricantes para facilitar la búsqueda de los juegos de moda, lo que dificulta descubrir los juguetes para ambos.

Y los consumidores tampoco rechazan esta clasificación.

Pero qué es antes el huevo o la gallina ¿Los clientes quieren juguetes según el sexo o las empresas son las que potencian esta opción?

Parece claro que los juguetes con estereotipos sexistas se mantienen por la creencia, profunda en nuestra cultura, de que reflejan diferencias "naturales" entre sexos.

A las niñas se les dice que “las princesas” son maravillosas y, en un mundo en que las habilidades son neutras, cuando crecen se ven obligadas a redefinir lo que significa lo femenino para ellas. Primero se les dice que solo tienen una opción y luego, cuando ya son chicas, si no les gustan todas las opciones se les insinúa que se están equivocando.

Y, aunque los posibles efectos de este tipo de juguetes en las niñas sean más criticados, los valores que transmiten a los niños aunque reciben menos atención son igualmente costosos, tienen que ser atléticos, valientes, aventureros y nada afectuosos. Tan restrictivo para ellos como para ellas.

Algo está cambiando en el mundo del juguete.

Los padres que quieren que sus hijos jueguen explorando y ampliando su imaginación, nada de ello especialmente vinculado a un género, se han ido encontrando a través de internet con proveedores  de juguetes no estereotipados. Internet permite que los fabricantes de juguetes independientes lleguen a los consumidores directamente a través de sitios web personales y plataformas de crowdfunding. Y en los últimos cinco años esta nueva posibilidad ha disparado las dudas que rodea a los juguetes sexistas actuales. 

Por ejemplo, Kickstarter ha lanzado muñecas destinadas a fomentar la empatía por lo femenino entre los niños con mucho éxito, y ahora comercializa muñecas para juegos neutros. La compañía LittleBits vende juegos de ciencia indistintamente para ambos sexos.

Toca Boca , una empresa sueca que se puso en marcha hace cinco años y que ofrece aplicaciones para juegos creativos de niños, ha descubierto que el género neutro no solo es saludable sino que es rentable, treinta y una aplicaciones de la compañía se han descargado más de 100 millones de veces en muy poco tiempo.

Este movimiento dirigido a la redefinición de los juguetes  para los niños se ha extendido y algunas empresas están empezando a ver los beneficios de esta reorganización. En el Reino Unido, las tiendas de juguetes han reducido las etiquetas de género, y la mitad de los sitios web de juguetes británicos que estaban usando el género como una categoría en línea lo están reduciendo.

Recientemente Toys “R”Us manifestó que hay diferentes patrones de juego que atraen a diferentes niños y que las líneas de género no son necesariamente las que más venden.  

Internet fomenta un mayor conocimiento sobre los juguetes y potencia la producción de un sinnúmero de ellos que prometen un cambio en la industria. Los padres, los educadores y los fabricantes cada vez son más conscientes de que hay que mejorar los juegos de los niños y con ello se abre la posibilidad de que muy pronto todos puedan desarrollar más intereses y habilidades en el juego sin quedar constreñidos por los dictados de los estereotipos de género.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados