Agenda semana

Agenda semanal:: "No es el fin del merca, pero tampoco un simple ajuste. Proactividad prudente"

27/06/2016

¿Qué nos espera y, sobre todo, qué podemos hacer a partir de ahora?

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
FER 17,56 EUR 2,63% Operar
ANA 72,62 EUR 1,51% Operar
SGRE 9,53 EUR 1,43% Operar
TEF 7,04 EUR 1,32% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Departamento de Análisis

El Brexit es un evento político de alcance económico. Los bancos centrales intervendrán para reducir los daños e incluso puede que consigan estabilizar el mercado, pero no es razonable creer que sean capaces por sí mismos de revertir la situación. Parece que ya el viernes el BCE intervino para apuntalar los bonos periféricos, pero lógicamente solo limitó los daños (p.ej. TIR del B10A español 1,65% vs 1,47%).

El Día Después los bonos soberanos “core” salen reforzados (TIR: Bund -0,03% vs +0,09%; T-Note 1,56% vs 1,45%…) y nadie quiere saber nada de las bolsas (ES-50 -8,6%; Ibex -12,4%...). Cameron ha dimitido, S&P retirará a R.U. su rating AAA y empiezan a alzase voces reclamando referéndums en otros países (Irlanda e incluso Holanda, donde hay elecciones en marzo). 

Sin embargo, el desenlace de las elecciones españolas reducirá el temor a una extensión del populismo, de manera que no todo lo reciente es malo.

¿Qué nos espera y, sobre todo, qué podemos hacer a partir de ahora? Se trata de un evento político que afecta a la economía y el mercado trata de interpretar por adelantado sus consecuencias, como siempre. La situación y la probable evolución de los acontecimientos exigen reenfocarse hacia activos de riesgo inferior, reduciendo algo la exposición, pero solo una vez que la información disponible sea suficiente (queda por ver qué harán los bancos centrales, entre otras cosas) y una vez superado el primer golpe (el del viernes 24). Cuando las caídas son muy fuertes el mercado opera con poca liquidez y actuar en ese momento puede implicar deshacer posiciones sin disponer de toda la información y a precios de pánico. Esa no parece una buena idea. Por eso parece más sensato dar la oportunidad a que los bancos centrales intervengan (no mucho, apenas 48h como máximo), a que se realice una interpretación fría de lo sucedido y sus consecuencias y entonces, y solo entonces, moverse hacia activos de riesgo inferior o incluso reducir exposición. Analicemos las consecuencias desde 3 frentes distintos, aunque evolucionan en paralelo:

 

(i) Economía.- Se revisarán a la baja las estimaciones de crecimiento (PIB) globales, aunque sobre todo en Europa y R.U., por supuesto. La recuperación del ciclo económico global no mantendrá el mismo ritmo (ahora +3% mundo, +2% EE.UU., +1,5% UEM, etc), pero tampoco revertirá hacia una nueva recesión. Es probable que el impacto se traduzca en unas tasas de crecimiento aprox. un 30% inferiores a las actuales. Eso sería indudablemente malo, pero no dramático.  La Fed no podrá subir tipos y el BCE deberá inventar  - si puede y sabe -  nuevas formas de intervención. ¿Puede llegar a comprar bolsa? El BoJ ya lo hace… Veremos. Por eso merece la pena esperar  - no mucho, apenas un par de días -  a comprobar la efectividad de las medidas que apliquen los bancos centrales. El ciclo queda tocado, pero es improbable que de repente se convierta en una recesión. Los beneficios empresariales se revisarán a la baja y eso implicará revisar también a la baja las valoraciones, aunque conviene recordar que las bolsas son el activo que peor ha evolucionado recientemente, en 2016, en contraste con el rally de los bonos y la continua recuperación del inmobiliario. 
 

(ii) Mercado.- El primer golpe, el del viernes, era imposible evitarlo… salvo que uno fuera adivino. Hay que reducir riesgos más o menos rápido en función del éxito de las medidas que apliquen los bancos centrales. Entramos en una fase de incertidumbre que puede durar tiempo (¿meses?) y el dinero odia la incertidumbre. Es el animal más cobarde del mundo. No es obvio que después del impacto del Brexit las cotizaciones estén “baratas”, pero tampoco se puede afirmar rotundamente que estén “caras”. En realidad, no se puede afirmar nada en uno u otro sentido hasta disponer de más información. Podemos y debemos esperar unas cuantas sesiones, no semanas. Por eso, los movimientos a realizar tras observar el resultado de las acciones de los bancos centrales, si fuera el caso, deben ser progresivos y, sobre todo, selectivos (calidad antes que crecimiento)… pero es inevitable recordar que nuestras propuestas prioritarias de inversión para 2016 han mantenido precisamente ese enfoque desde que publicamos nuestra Estrategia de Inversión 2016 en Dic.’15 (ver aquí esas propuestas: Cartera Acciones Dividendo y Selección Estabilidad) y en la primera quincena de junio ya adaptamos más todavía nuestras Carteras Modelo (Acciones yFondos) a un hipotético entorno más complicado, aunque solo fuera de manera preventiva puesto que era imposible estar seguros de cuál sería el desenlace. Precisamente por haber hecho eso a su debido momento, lo mejor que podemos hacer ahora es reforzar nuestra recomendación sobre estas clases de activos, sobre estas carteras que fueron construidas para momentos complicados y sobre nuestras Carteras Modelo de siempre. No obstante, esta semana realizaremos algunos cambios adicionales para adaptarlas aún mejor a la situación. Es probable que reduzcamos algo exposición según perfiles de riesgo, pero también es posible que nos limitemos a adoptar cambios en los “nombres” de nuestras Carteras Modelo. Tengamos en cuenta que, tras el desenlace electoral en España, lo lógico sería que el Ibex recuperara algo de lo perdido el viernes. Todos estos cambios quedarán recogidos en la Estrategia de Inversión 3T’16 que publicaremos este miércoles.

(iii) Timing (Tiempos).- Esto no es un golpe de unos días, ni un ajuste de precios, sino una situación bimodal (Brexit/Bremain) de desenlace prolongado. Por eso nos moveremos acompañando al mercado y a la vista de los resultados que consigan las acciones de bancos centrales y gobiernos, no anticipándolos. Con toda probabilidad mañana aplicaremos algunos cambios en nuestras carteras Modelo (en nombres de compañías y clases de activos), tal vez acompañados de una primera rebaja de exposición, ya que para entonces habremos tenido noticias de los bancos centrales, pero también desde el frente político y, sobre todo, la información será más fiable y podremos interpretarla mejor que en el momento del impacto. El desenlace electoral en España reducirá algo el temor a una extensión del populismo. Conviene tener esto en cuenta. Solo seguiríamos reduciendo exposición en caso de que la situación continuara deteriorándose rápidamente en el transcurso de las siguientes 2 semanas, por fijar una referencia temporal.

En resumen, adoptaremos una proactividad prudente, acompañando al mercado en función de cómo se desarrollen los acontecimientos, no anticipándolo con movimientos bruscos puesto que esta nueva situación también puede generar oportunidades de medio plazo y conviene tener presente que, para poder beneficiarse de las oportunidades de un mercado es necesario mantener cierta exposición a dicho mercado. Es decir, para poder ganar algo es necesario “estar”.

 

Las claves bursátiles de la próxima semana (vídeo)

 

Descárgate el documento adjunto para ver el informe completo

Más informes del departamento de análisis Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados