Agenda diaria

Agenda semanal: Carney decidirá si tomar medidas para contrarrestar el Brexit

11/07/2016

Podría decidirse si incrementa QE y si bajo tipo director para tratar de contrarrestar el impacto del Brexit

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
AMS 74,00 EUR 2,01% Operar
VIS 61,05 EUR 0,66% Operar
CLNX 23,03 EUR 0,57% Operar
ELE 19,74 EUR 0,56% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Departamento de análisis Bankinter

Tiene pinta que el protagonista de esta semana será Carney, puesto que en la reunión del Banco de Inglaterra (BoE) del jueves podría decidirse si incrementa QE para tratar de contrarrestar el impacto del Brexit, qué importe aplica de los 250.000 millones de libras esterlinas que dice tener dispuestos para actuar (es una cifra respetable considerando que durante la crisis inyectó 375.000 millones de libras esterlinas) y si baja tipo director como se espera, desde 0,50% hasta 0,25%.

Lo que no haga esta semana muy probablemente se lo reserva para la siguiente reunión del 4 de agosto, pero podemos contar con que al final hará todo aquello que el mercado ya descuenta (tipos cero e inyectar esos 250.000 millones de libras esterlinas) e incluso algo más, que podría ser de su propia inventiva y novedoso.

El inicio de las actuaciones por parte del BoE esta semana tendrá un impacto doble.

  • Por una parte debilitará aún más la libra, alejándola del nivel 0,85 euros… que puede parecer muy depreciado, pero que en realidad ahí se encontraba en el primer semestre de 2013, sin ir más lejos, y sin olvidar que en 2009 y 2010 ya estuvo a 0,90/€. No debería ser nada especialmente sorprendente.
  • Por otra parte, introducirá cierta tensión renovada en el mercado hasta que éste compruebe el impacto de las medidas, si tienen éxito o no, etc. Más tensión y libra más débil no deberían ayudar a las bolsas, sino a los bonos. Pero aunque el BoE sea lo más importante esta semana, también tenemos otros asuntos... que no necesariamente tendrán consecuencias positivas sobre el tono de las bolsas.

El miércoles se conocerá el contenido del dictamen encargado por el Tribunal Superior de Justicia de la UE sobre las cláusulas suelo en España, que podría respaldar la idea de que son nulas en todos los casos y eso no ayudaría en nada a los bancos. En paralelo, se mantendrá abierta la incertidumbre sobre los bancos italianos y parece difícil que esta variable de tensión desaparezca a corto plazo.

El viernes S&P bajó su perspectiva a los bancos británicos desde Estable hasta Negativa, de manera que el flujo de noticias sobre el sector no está ayudando en absoluto y es improbable que mejore esta semana. Nos encontramos soportando la “lluvia fina post-Brexit”, que seguramente se extenderá durante todo el verano.

A corto plazo la atención se concentrará en las actuaciones de los bancos centrales para comprobar en qué medida contrarrestan la incertidumbre generada por el Brexit: tanto el BoE como el BoJ, cuya siguiente reunión será el 28-29 de julio, deberían implementar medidas enseguida, sobre todo después de la victoria de Abe en las elecciones parciales a la Cámara Alta de este fin de semana.

También el Gobierno aplicará estímulos fiscales y por eso esta noche el Nikkei ha rebotado +4,6%. Somos escépticos sobre los resultados prácticos de todo este monetarismo adicional y creomos que las bolsas seguirán sufriendo, incluso a lo largo de todo el verano.

Hoy por la noche Alcoa inaugura la temporada de resultados americanos del tercer trunestre, pero no parece que éstos tenga capacidad para reconducir las bolsas puesto que el BPA medio esperado para el S&P 500 es -5,4%. Entre jueves y viernes publicarán bancos (JPMorgan, Wells Fargo, Citi, etc), cuyas cifras podrían resultar tan confusas como malas las de las petroleras. Cuidado con este asunto.

El viernes pasado cerramos la semana con un rebote generoso gracias a las buenas cifras de empleo americano del viernes, de manera que esta semana deberían predominar las tomas de beneficios. Este verano vamos a ser víctimas de una especie de “lluvia fina post-Brexit” contra la que resultará difícil protegerse.

Descárgate el documento adjunto para ver el informe completo

Más informes del Departamento de análisis de Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados