Una recesión muy rentable: Brasil es la gran sorpresa en los mercados en 2016

31/08/2016
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
DIA 2,00 EUR 2,06% Operar
GRF 24,55 EUR 1,99% Operar
SGRE 11,94 EUR 1,92% Operar
AMS 75,84 EUR 1,01% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Brasil pasó en poco tiempo de ser una de las economías más prometedoras del mundo a estar prácticamente en ruinas. Ni siquiera los Juegos Olímpicos han servido para recuperar el crecimiento, algo que sí podría conseguir la estabilidad política. Los expertos apuntan a un 'milagro económico' al que conviene tener exposición, y dan diez recomendaciones para incorporar a las carteras.

No obstante, por ahora el gigante latinoamericano está en una profunda recesión. El Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo un 3,8% en 2015, y la última previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI), publicada en junio, proyecta otra caída del 3,3% (preveía una caída del 3,8% en abril) para este año. “La recesión más duradera para Brasil desde 1930”, recuerda Jorge González, analista de inversiones de Tressis. Lejos quedan así los fuertes ritmos de crecimiento de años atrás, y el atractivo de principios de siglo por el que Goldman Sachs incluyó a Brasil en el acrónimo BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

“Es un tema político. La política ha mantenido bloqueado el Congreso casi todo 2015 y lo que llevamos de 2016, y ha impedido encarar problemas serios que necesitan leyes, especialmente en el ámbito fiscal, para frenar la espiral de déficit y deuda pública que ha llevado al país a perder el grado de inversión”, explica Álex Fusté, economista jefe de Andbank.

“El mal comportamiento que tenían los activos financieros se debía a la desconfianza absoluta de la comunidad internacional”, agrega Fusté. No en vano, el principal índice de la Bolsa de Sao Paulo, Bovespa, se desplomó un 8% en 2015. El real no se quedó atrás. La divisa brasileña se desplomó respecto al dólar un 30% el pasado año.

SÚBITA REACCIÓN

Sin embargo, el acumulado de 2016 deja resultados totalmente diferentes. El Bovespa se dispara un 35% (61% en euros) en los ocho primeros meses del año, mientras que el real se aprecia un 22% respecto al dólar. “El gobierno interino del presidente Michel Temer, junto con el líder de la oposición, en su promesa de acometer una serie de reformas políticas, sociales, fiscales y económicas destinadas a generar confianza en Brasil, han hecho que se haya vivido cierta 'luna de miel' de los activos financieros brasileños”, argumenta José María Luna, director de Análisis y Estrategia de Inversión de Profim.

“Los inversores adelantan un escenario más positivo para el mercado”, indica Fusté. Así, a pesar de que la economía sigue en recesión, hay síntomas de mejoría. “Los indicadores vuelven a recuperarse, tras el colapso de los últimos tiempos con la inversión extranjera paralizada”, agrega el experto.

El escenario con el que trabajan los inversores incluye la salida definitiva de Dilma Rousseff del Gobierno por el triunfo del impeachment o juicio político. Así, Michel Temer pasaría a ser presidente 'estable' hasta 2018, y los analistas esperan que trabaje en las decisiones más acuciantes para la economía con el líder de la oposición, Aécio Neves.

AGENDA REFORMISTA

Este Gobierno tiene preparadas tres medidas importantes que serán bien acogidas por el mercado, explican los analistas consultados por Bolsamanía: arbitrariedad del gasto, reforma de la Seguridad Social y ley de techo de gasto público. La primera sirve para desvincular el gasto a obligaciones constitucionales como ocurre actualmente, según las cuáles hay partidas que deben tener una dotación presupuestaria mínima sean cuales sean sus necesidades. La segunda busca reducir el “monstruoso” gasto en pensiones, señala Fusté. Por último, el techo de gasto público evitará disparar la dinámica del déficit y de la deuda pública de los últimos años.

Otro cambio importante, que ya se ha producido, está en el banco central. El execonomista jefe de Itaú, Ilan Goldfajn, ha sustituido a Alexandre Tombini. “Quiere que los tipos sigan al 14,25% a pesar de la recesión. Está muy comprometido con el problema histórico de la inflación (11,3% en 2015). Esto hará que se tarde en bajar los tipos, pero cua

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados