El peso se desploma y los mercados tiemblan bajo el fantasma de las elecciones en Estados Unidos

21/09/2016
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
VIS 62,10 EUR 2,48% Operar
REE 18,27 EUR 1,67% Operar
IBE 6,28 EUR 1,65% Operar
TEF 6,97 EUR 1,41% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 21 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- El peso ha puesto a temblar a todo mundo. Su caída ha sido estrepitosa, es una de las monedas que más se ha depreciado en todo el mundo y su fortaleza parece estar supeditada a lo que pueda suceder en los Estados Unidos , más que a la propia economía mexicana.

Según algunos analistas, la depreciación de la divisa mexicana, que pasó la barrera psicológica de los 20 pesos por dólar a la venta en bancos, se debe al nerviosismo del mercado previo a la decisión de la Reserva Federal (Fed) sobre los tipos de interés y a las elecciones presidenciales en el país vecino.

Para el economista principal de BBVA Bancomer, Javier Amador, hay tres razones que han llevado a la moneda mexicana a perder un 5,2 % de su valor frente al dólar en septiembre en el mercado interbancario.

"Una reducción en las expectativas de crecimiento de Estados Unidos, un debilitamiento de los fundamentales económicos mexicanos, en particular los relacionados con las cuentas externas, y el factor (Donald) Trump", enumeró el experto.

Todo ello, agregó, con la sombra, "siempre detrás de las expectativas de la Reserva Federal, que este miércoles hará un anuncio sobre el rumbo que tomará la política monetaria de la principal potencia mundial del mundo y socio comercial de México”.

Y el peso, "una moneda sensible, se ha visto principalmente afectada”, señaló la agencia Efe.

Si bien la mayoría de los inversores y expertos descartan que el banco central estadounidense vaya a subir los tipos de interés, la analista del banco Ve por Más, Mariana Paola Ramírez, dijo que esto ha generado "incertidumbre" en los mercados.

Para Ramírez, otro elemento a tener en cuenta son los altibajos en los precios del crudo, “pues si bien la nación está embarcada en un proceso de diversificación de sus ingresos, se sigue viendo como un país petrolero".

Con todo, el factor más coyuntural -y peligroso- para la estabilidad del peso y de la economía mexicana es una victoria del candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump, dijo Efe.

REPUNTE DE TRUMP EN LAS ENCUESTAS

Para Javier Amador, hay una relación fuerte entre la caída de Hillary Clinton en las más recientes encuestas y la depreciación del peso frente al dólar.

"Esto pone bastante nerviosos a los mercados respecto a los riesgos que la economía mexicana enfrentaría si es que Trump termina ganando la Presidencia y cumple con lo que ha propuesto", aseguró.

En este complejo entorno internacional se debe tener en cuenta otro factor; el peso es, de todas las monedas emergentes, la más golpeada por la coyuntura.

"Cada vez que aumenta un riesgo global, las posiciones en contra del peso aumentan más", aseveró el analista de BBVA.

Ramírez, recordó que la divisa mexicana es la "segunda emergente más utilizada", solo por detrás del yuan chino, lo que en "momentos de aversión al riesgo lleva a que sea objeto de ventas”.

Todo ello llevó a que el peso cerrara este martes a 19,84 pesos por dólar en el interbancario y a más de 20 pesos en ventanillas en casas de cambio y bancos.

Tanto para Ve Por Más como para BBVA Bancomer, la divisa cerrará el año en 18,90 pesos por dólar. "Ello considerando que Trump pierda las elecciones", puntualizó Amador.

Según los analistas, “el Banco de México poco puede hacer porque los embates contra la divisa nacional se deben a factores externos, y hace unos meses ya quedó probado que las subastas de dólares no dieron resultados”.

No obstante, Amador consideró que el banco central mexicano apostará por una eventual subida de los tipos de interés de al menos 50 puntos base.

MALAS DECISIONES

Pero esta decisión de aumentar la tasa de interés puede ser una muy mala decisión, según Nicholas Bennenbroek, jefe de estrategia cambiaria de Wells Fargo en Nueva York.

Ya que “lo que parecía una buena estrategia para contener las presiones sobre el peso, alejo a los inversionistas de los bonos de corto plazo nacionales y se tradujo en una salida de capitales”, d

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados