previsiones 2016 2017 2018

Previsiones económicas 2016, 2017 y 2018: Informe de estrategia 4T 2016 (pdf)

28/09/2016

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Departamento de análisis Bankinter

Bankinter ha presentado su Informe de Estrategia trimestral del cuarto trimestre de 2016 cuyas principales puntos son:

Descárgate el informe de estrategia trimestral completo con las previsiones económicas para 2016, 2017 y 2018

Europa mejor, sin impacto por el Brexit

El ciclo europeo ha mejorado. Las economías alemana y francesa evolucionan más cómodamente, aunque por razones distintas. Alemania consigue superávit fiscal (+1,2% s/PIB), mientras que Francia reduce su tasa de paro por debajo de la frontera psicológica del 10% por primera vez desde 2012. El Brexit no ha tenido impacto, por ahora. No parece que Reino Unido tenga la más mínima intención de poner en marcha el proceso de salida a corto plazo. Por eso reducimos a la mitad el impacto negativo derivado de este evento con respecto a lo estimado en nuestra Estrategia de Inversión publicada en junio. Eso mejora la perspectiva sobre el ciclo económico europeo y hace más cómodas las valoraciones de las bolsas. Influye positivamente en este doble frente.

La economía española ignora el vacío político... por ahora

La economía española se expande a un ritmo del 3% y parece inmune a la incertidumbre política. Esto último es una noticia tan excelente como inesperada. Pero si tuvieran que convocarse unas terceras elecciones empezaría a resentirse el ritmo de crecimiento. Principalmente en el frente de la inversión empresarial, tanto doméstica como desde el exterior. Esto ya es un hecho en la inversión pública.

El empleo americano es imbatible, pero la Fed subirá poco y muy despacio

El ciclo americano es excelente en términos de empleo, pero el crecimiento presenta síntomas de debilitamiento. Esa combinación permite pensar que la siguiente subida de tipos probablemente se retrase hasta diciembre. Solo estimamos 2 subidas más, hasta 0,75%/1,00%. La segunda, avanzado 2017. Es improbable que tanto el BoE como el BCE incrementen estímulos (sí el BoJ), pero sí continuarán tutelando los precios de los activos.

Probablemente las economías emergentes no se deteriorarán más

Los emergentes empiezan a ofrecer un “diagnóstico de cambio”. Por eso la percepción del mercado se vuelve más complaciente con respecto a ellas. Pero no significa que vayan a virar rápidamente y recuperar enseguida los niveles de crecimiento que les corresponden. Excepto India, el resto exigirá cierto tiempo. Tal vez un par de años. Sobre todo Brasil. A pesar de estas reservas, la situación de los emergentes se estabiliza. Eso nos permite mejorar nuestra recomendación de Vender a Neutral. Desde una perspectiva geográfica recomendamos Comprar Eurozona, Estados Unidos e India. En ese orden.

Yen no tan depreciado, ni USD tan apreciado como cabría esperar

Ese contexto de mejora de tono y superior tolerancia al riesgo que creemos se materializará a medida que se acerque 2017 favorecerá una lenta depreciación del yen, pero con altibajos. Podría cerrar 2016 en el rango 108-121/€ y deslizarse hacia 130/€ a lo largo de 2017/18. El USD debería apreciarse, incluso hasta 1,05/€, pero no en lo que resta de año, sino en 2017/18.

Elevando la perspectiva hacia 2017 las bolsas valen más

Es probable que ya hayamos visto los mínimos de rentabilidades (TIR) en los bonos, que es el activo que creemos presenta actualmente más riesgo. Los precios inmobiliarios ya se han recuperado lo suficiente, aunque en España todavía ofrecen algo de recorrido. Al estar en un entorno de tipos cero, los depósitos han dejado de ser una alternativa de inversión. A pesar de su volatilidad, las bolsas se presentan como la mejor alternativa de inversión por 3 razones básicas: ofrecen rentabilidades por dividendo en el rango 3%/4%, las valoraciones mejoran sustancialmente cuando se incorporan los beneficios estimados para 2017 y la abundante liquidez generada, tanto por los bancos centrales como por la mejora del ciclo económico, terminará favoreciéndolas, puesto que es la única clase de activo que aún ofrece una expectativa de rentabilidad decente (dividendos, más posible revalorización) sin asumir riesgos indecentes. Pero sin olvidar que se trata de un activo de riesgo.

No hay que esperar retornos explosivos, sino suficientes y progresivos. Intentamos anticiparnos al mercado incorporando ya en nuestras valoraciones los beneficios estimados para 2017. Obtenemos potenciales que oscilan entre +10% y +20%, excepto en el caso del Nikkei, que carece de potencial. En términos generales estimamos que las bolsas cerrarán 2016 en torno a los niveles actuales o algo superiores, pero sin avances significativos.

Los retrocesos podrían ser ocasionales, pero no es esa la dirección más probable considerando el resultado de las valoraciones y la ausencia de alternativas de inversión que ofrezcan la posibilidad de obtener retornos positivos.

Nuestras Carteras Modelo recogen un enfoque menos defensivo que antes. El mejor ejemplo de esto es que reducimos significativamente la exposición a bonos, reemplazándolos por una selección de fondos de retorno absoluto de riesgo reducido.