Alberto Espelosín (Abante): La renta fija se ha quedado sin rentabilidad y la bolsa exige volatilidad

16/01/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 11,43 EUR 4,57% Operar
CLNX 20,92 EUR 3,00% Operar
TRE 24,44 EUR 2,24% Operar
TL5 9,10 EUR 1,60% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 16 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- La coyuntura de los últimos meses, de elevada volatilidad en las bolsas y escasa rentabilidad (o nula e incluso negativa) en la renta fija, se convertirá en estructural y será la tendencia de la próxima década. Por ello, defiende Alberto Espelosín, habrá un lugar destacado para los fondos mixtos durante los próximos años como el que gestiona, el Abante Pangea, que obtiene un 11% de rentabilidad en 2016.

Un resultado que se produce con “una baja volatilidad”, ya que la exposición de la cartera a la renta variable está en el 35% del patrimonio, que se ha elevado desde los 90 millones de euros con los que inició 2016 hasta los 103 millones, explica Espelosín en una entrevista con 'Bolsamanía'. En concreto, el fondo mixto siempre tiene cerca de ese nivel la inversión en acciones, pero amplifica o reduce la exposición entre el 0% y el 140% de los activos a través de coberturas con derivados. Esta horquilla la divide en cuatro tramos, en función de la situación esperada para el mercado: conservador, entre el 0% y el 35%; moderado, entre el 35% y el 70%; agresivo, entre el 70% y el 105%; y audaz, entre el 105% y el 140%.

En los últimos tres años, se ha mantenido en el 35% por su escepticismo sobre la fortaleza de la economía. Precisamente, el análisis macro es clave en la gestión del fondo para determinar el “margen de seguridad” que exige en sus inversiones para limitar la volatilidad del fondo que puede provocar la inversión en renta variable. “No trato de prever el crecimiento o adelantarme a un dato de PMI, eso es imposible”, matiza, pero sí analiza variables como “la relación entre la productividad y los salarios para evaluar el ciclo de beneficios de las empresas” y otros indicadores para “encontrar señales de vigilancia”, como a su juicio provocan los “tipos de interés reales (nominal menos inflación) distorsionados”.

Precisamente, los tipos de interés bajos de la actualidad, a pesar del repunte reciente en las rentabilidades de los bonos, serán una de las características asentadas en la evolución de la economía durante los próximos años. Espelosín descarta presiones inflacionistas si el petróleo no se revaloriza con fuerza, lo que “permitirá a los bancos centrales políticas como las actuales ante el elevado nivel de deuda pública”, que a escala global supera el 220% del PIB, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). El otro elemento diferencial, arguye Espelosín, será el envejecimiento de la población.

En este contexto, defiende la conveniencia de este tipo de gestión para inversores que busquen rendimientos sin asumir riesgos elevados, ya que da por hecho que la volatilidad será grande. “El problema en los próximos 10 años va a ser para el inversor de renta fija, que se ha quedado sin rentabilidad”, insiste Espelosín. “El Abante Pangea es un producto que se posiciona entre los depósitos, que casi no ofrecen retornos, y los fondos de renta variable. Es un fondo mixto con flexibilidad. Cuando veo oportunidades en renta variable entro, y cuando opto por una mayor cautela reduzco la exposición para preservar el capital”, añade el veterano gestor, que lleva en la industria desde 1993, con su primer análisis realizado sobre Acerinox.

El vehículo, que tiene tanto inversores particulares como institucionales -en torno al 50% en cada caso-, obtuvo un 11% de rentabilidad en 2016 con una volatilidad de apenas el 5%, asegura el gestor. “La ratio de Sharpe -compara retorno y riesgo- ha sido muy alta, con una importante creación de alfa -rentabilidad frente al mercado-”, agrega.

La inversión en renta fija está centrada en depósitos o en letras del Tesoro. Instrumentos para “preservar el capital”, ya que la rentabilidad trata de lograrla con las acciones, indica. En este caso, el universo de inversión es global, aunque el 80% de los activos invertidos en bolsa está posicionado en acciones europeas. Asimismo, las acciones de pequeña capitalización no sobrepasan el 20% de esta parte de la

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados