El choque de trenes ya está aquí: Cataluña abre la mayor crisis institucional de España en 40 años

02/10/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
FER 17,86 EUR 0,39% Operar
CLNX 22,10 EUR 0,36% Operar
MAP 2,56 EUR 0,27% Operar
DIA 0,72 EUR 0,20% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El 1 de octubre de 2017 ya es historia. Literalmente. De la que se escribe con mayúsculas y de la que quedará grabada en los libros. Lo que falta por saber, y no es poco, es su desenlace. Es decir, si lo visto este domingo promoverá la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) por parte del Govern que preside Carles Puigdemont, algo que el propio president ha sugerido en la comparecencia que ha ofrecido en la noche del domingo, o si, por el contrario, abre una nueva vía que remueva el juego de las fuerzas políticas en España que sea capaz de reactivar el diálogo entre las partes implicadas e, incluso, forzar nuevas elecciones tanto en Cataluña como en España para desatascar el panorama actual.

Porque está atascado, puesto que el tantas veces anunciado 'choque de trenes' ya está aquí. Ha quedado patente en un 1-O en el que nadie ha ganado y todos han perdido. Puigdemont se queda con una votación sin censo ni garantías, con lo que tiene difícil apalancarse en ella para dar el paso de declarar la DUI y con lo que, además, ha incumplido el compromiso de realizar un referéndum, porque lo cierto es que nunca estuvo cerca de conseguirlo y sólo siguió adelante con una convocatoria que vulneraba la ley. Y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se queda con que sus decisiones arruinaron las intenciones del Govern, pero no impidieron que miles de catalanes salieran a votar y que las imágenes de la Guardia Civil cerrando colegios y requisando urnas dieran la vuelta al mundo.

"Hoy no se ha celebrado ningún referéndum de autodeterminación en Cataluña", ha afirmado con rotundidad Rajoy en una intervención que no se ha producido hasta pasadas las 20 horas, ya con los colegios cerrados. Oficialmente ha sido así, como también lo es que se han visto las urnas y las papeletas que él aseguró que nunca se verían. O dicho de otro modo, ni Puigdemont ha conseguido su referéndum ni Rajoy lo ha impedido del todo.

EL CENSO UNIVERSAL COMO REMATE

Era lo que se intuía desde que el Parlament aprobó la celebración de la consulta y desde que el Tribunal Constitucional declaró ilegal el referéndum. Pero las intuiciones ya son realidad. El pulso ha llegado al límite. O más allá, porque la consulta los ha superado. Volvió a quedar de relieve este domingo. Sin censo oficial, sin Sindicatura Electoral, sin mesas electorales definidas ni interventores, el paso adicional se produjo a primera hora del domingo, cuando las autoridades catalanas acordaron instaurar un censo universal, mediante el que cualquier persona podría votar en cualquier colegio -o en las calles, donde también se pusieron urnas- con el objetivo de estimular la participación pese al cierre de los colegios. Es decir, una nueva torsión para sacar las urnas a la calle, pero al mismo tiempo otra violación de la propia ley del referéndum aprobada en el Parlament y otra sombra de sospecha sobre la consulta, ante la imposibilidad de hacer un recuento estricto o de saber si una persona pudo votar en más de una ocasión.



Los cierres de los colegios han seguido al anuncio del censo universal. Hasta 92 se han cerrado, según los datos de Interior, que fueron clausurados por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Según el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, los Mossos d'Esquadra solicitaron su intervención para cumplir las órdenes judiciales, una petición que no hizo sino incrementar las sospechas en torno a la actuación de los Mossos. De hecho, ya se han abierto las primeras diligencias contra los Mossos en al menos seis juzgados ante la posibilidad de que hayan cometido un delito de desobediencia.

En contraste, la Generalitat ha puesto el acento en los heridos por las cargas policiales. Más de 800, según las autoridades catalanas. Interior, por su parte, ha comunicado que 19 policías y 14 guardias civiles también han resultado heridos.

Esta situación ha abonado el terreno para las versiones. Y para los también esperados cruces de declaraciones. "Las cuotas d

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados